jueves, 31 de agosto de 2017

Fish and chips

Si como yo has viajado a Londres, sabrás que es completamente imposible volver sin haber probado uno de sus platos mas reconocido mundialmente, su increíble pescado con patatas (fish and chips). Consiste en una fritura de pescado (fundamentalmente blanco), rebozado, que puede ser bacalao, dorada, lenguado... aunque a mi me apetecía hacerlo con merluza que es uno de mis pescados favorito, se sirve además con unas patatas extra-crujientes que suelen condimentarse con sal y vinagre, pero por supuesto una buena salsa para acompañar y mojar, que puede ser ketchup, mayonesa, o salsa tártara que es la que hice yo. Puedes encontrarlo paseando por sus calles, en mercados, bares, restaurantes, puestos callejeros, etc... en los que como no podía ser de otra forma tienes la opción (take-away) comida para llevar. Si lo probaste y eres como yo, de l@s que ya no pueden pasar sin esta receta, te invito a que la hagas, porque no te dejará indiferente y descubrirás lo buenísimo que queda haciéndolo nosotr@s mismos, anímate y verás!!























Ingredientes para 4 personas:

Para las patatas:

-4 Patatas medianas
-Agua para cocerlas
-1 Cucharada de vinagre
-Aceite de oliva para freirlas
-Sal

Para el rebozado:

-200 Gr de harina de trigo
-1 Cucharadita de levadura tipo Royal
-200 Ml de cerveza muy fria
-Media cucharadita de miel (opcional)

Pescado:

-500 Gr de pescado blanco (el que mas te guste) limpio de piel y espinas
-1 Pizca de pimienta (opcional)
-Sal al gusto

Salsa tártara:

-200 Gr de mayonesa (casera o de bote)
-1 o 2 de pepinillos en vinagre
-1 Cucharadita de alcaparras
-1/4 de cebolla 
-1 Huevo cocido (opcional)
-1 Cucharadita de perejil
-Unas gotas de limón 
-1 Cucharadita de mostaza de Dijon
-1 Pizca de sal

Preparación:

1. Comenzamos pelando y lavando las patatas y seguidamente las cortamos en bastones de buen tamaño (que no queden finas) echamos en una olla grande y cubrimos de agua hasta que las tape todas, añadimos una pizca de sal y el vinagre, una vez comiencen a hervir dejaremos cocer unos 7 u 8 minutos, pasado el tiempo las pasamos a un escurridor y esperamos a que enfríen un poco, después secaremos con papel absorbente por si quedara algo de agua y ponemos a calentar una sartén con abundante aceite, freiremos a fuego medio-alto hasta que estén doradas y crujientes, dejamos en un plato o bandeja con papel absorbente para quitar todo el exceso de grasa (reservamos)


2. Vamos a preparar la salsa tártara, escurrimos y secamos bien los pepinillos y las alcaparras y procedemos a ir picando todo muy picadito, la cebolla, el huevo cocido, el perejil, los pepinillos y las alcaparras, si tenemos una picadora podemos picarlo también así, nos será más rápido, reservamos 
3. Ahora tenemos dos opciones, hacer la mayonesa casera o ponerla ya comprada, dependiendo de la prisa que tengáis, la volcamos en un bol junto con todos los ingredientes que hemos picado y seguidamente echamos el limón, la mostaza y la sal, mezclamos bien hasta que todo se integre y reservamos en la nevera tapada con film transparente

                           

4. A continuación iremos preparando el pescado, dejándolo libre de piel y espinas, lo haremos trocitos no demasiado grandes, en tiras y salpimentamos al gusto (reservamos)
5. Preparamos ahora el rebozado o tempura, echamos en un bol grande la harina, la levadura, la miel y por último la cerveza que debe estar muy fría, mezclamos con unas varillas hasta que no quede ni un solo grumo
6. Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y cuando veamos que está bien caliente bajamos un pelín y vamos introduciendo los trozos de pescado que habremos pasado previamente por la tempura, controlando que no se nos quemen cuando veamos que están dorados iremos sacando a un plato o una fuente con papel absorbente para que suelten todo el exceso de grasa

                             

7. Servimos sin esperar que se enfríe, eso si, con una cerveza bién fría


Ya no te hace falta coger un avión para poder probar este plato tan sencillo y sabroso... ¡Oh my god!... ¡¡como nos ha gustado!!!

sábado, 26 de agosto de 2017

Patatas con bechamel

Esta receta es de esas que tienen las madres, de esas que te acompañan durante toda la vida, y de esas que dices, mama, ¿porque no haces hoy tu receta estrella?, pues esta es la de mi madre, aunque también es verdad que ella es tan buena cocinera que tiene muuuchas recetas estrella. Es además uno de los platos preferidos de mi maridín y aunque el siempre dice que como las de mi madre a mi no me salen, reconozco que ya me acerco casi al 99,9% jeje y hoy la comparto con vosotr@s porque no quiero que se pierda. Es un plato de domingo, porque lleva una gran elaboración, si bastante, pero el resultado merece la pena, eso si, yo suelo hacerlas como plato único porque ¡uf como llenan...! y aunque confieso que estuve rebuscando por la red por si alguien mas conocía esta receta, la verdad que yo al menos no la encontré, alguna parecida, pero no con los mismos ingredientes. Solo espero que te animes a hacerla y me cuentes que te ha parecido. ¿Mamen haces unas papas becha? 



Ingredientes para 4 persona:

Para las patatas:

-1 Kl de patatas
-5 Huevos L
-150 Gr de jamón serrano
-Aceite de oliva para freir las patatas
-Mezcla de 4 quesos para gratinar (puede ser Gouda, Emental, etc...)

Para la bechamel:

-1 L de leche 
-50 Gr de mantequilla sin sal
-1 Cucharada de aceite de oliva virgen extra
-1 Pizca de nuez moscada
-80 Gr de harina
-1 cucharadita rasa de cebolla en polvo (opcional)
-1 Cucharada de queso parmesano molido (opcional)
-Sal al gusto

Preparación:

1. En primer lugar, pelamos las patatas y las cortamos con cuchillo o mandolina en rodajas finas como para tortilla (reservamos)
2. En una sartén honda, ponemos abundante aceite y cuando esté caliente iremos echando las patatas, las freiremos en varias tandas y así intentamos que no se peguen entre si, incorporamos un pelín de sal y las cocinamos a fuego lento para que queden blanditas y no se nos doren, las vamos colocando en un colador o escurridor grande para quitar todo el exceso de aceite
3. Mientras tanto vamos preparando la bechamel de cobertura, que debe quedarnos tirando a líquida ya que al enfriar espesa un poco y tiene que empapar después las patatas, en una olla grande a fuego medio-bajo ponemos el aceite y la mantequilla hasta que funda por completo y a continuación añadiremos la harina, esperaremos a que tome color tostado sin dejar de remover con una cuchara de madera o unas varillas, seguidamente incorporamos de golpe la leche que debe estar templada o del tiempo (esto evitará que nos salgan grumos) e iremos mezclaremos sin parar de remover hasta que comience a espesar, ahora si, subimos un poquito el fuego (no mucho) y añadimos por último la sal, la nuez moscada, la cebolla en polvo y el parmesano
4. Por otra parte, en un cazo ponemos a cocer los huevos con un puñado de sal y unas gotas de vinagre (esto hará que después se pelen mejor) una vez que comiencen a hervir esperamos 10 minutos, retiramos del fuego dejamos enfriar, una vez fríos los pelamos, pero cogemos solo la yema, la picamos y reservamos, también partiremos el jamón en trocitos muy pequeños e igualmente reservamos



5. Comenzamos ahora a montar todo, pero primero precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo, en una fuente grande de pirex o barro, cubrimos el fondo con bechamel, seguidamente ponemos una capa de patatas y después añadimos el huevo y el jamón, cubrimos todo con la bechamel y mezclamos muy suavemente para que se integren todos los ingredientes, hacemos una segunda capa repitiendo los mismos pasos y terminamos cubriendo todo con el queso de gratinar



6. Horneamos durante o unos 15 o 20 minutos, o hasta que el queso esté doradito y se haya formado una costra


Sacamos del horno y servimos

Bechamel de cobertura rápida con Thermomix:

Para aligerar la preparación y para aquellos que tengais Thermomix, prepararemos una bechamel de cobertura rápida, echamos todos los ingredientes en el  vaso por orden, programamos 8 minutos, temperatura 100º, velocidad 4


Cremosas, sabrosas y toda una delicia para el paladar
En casa gusta muy mucho esta receta de la yaya Mamen...

viernes, 25 de agosto de 2017

Croquetas de gambas

Aquí os traigo el "reto croquetil" de este mes, unas apetitosas croquetas de gambas. Suaves, cremosa bechamel, un fino y ligero rebozado, vamos, que no se le pueden poner ni una sola pega, ya están entre mis favoritas y las dejo en el apartado de "repetiré"























Ingredientes:

-200 Gr de gambas peladas
-1 Cebolla pequeña
-400 Ml de leche entera o semidesnatada
-100 Ml del fumet de las cáscaras de las gambas o fumet de brirck Aneto
-50 Gr de mantequilla sin sal
-1 Cucharada de aceite de oliva virgen  extra
-60 Gr de harina
-1 Pizca de nuez moscada (opcional)
-Aceite de oliva (para freirlas)
-2 Huevos
-Pan rallado
-Sal

Preparación:

1. Lo primero que haremos es pelar las gambas y podemos hacer un fumet con ellas echando en un cazo las cabezas machacadas y las cáscaras un pelin sofritas, añadimos un vaso de agua, una pizca de sal, dejamos hervir unos 7/8 minutos, lo colamos y reservamos, si las gambas son congeladas nos saltamos este paso y podemos poner un fumet de pescado de buena calidad, luego picamos las gambas en trocitos, (reservamos)
2. En una olla, ponemos el aceite, y la mantequilla, dejamos que se funda y entonces añadimos la cebolla troceada, cocinamos hasta que comience a dorar sofriendo entre 2 o 3 minutos a fuego medio, seguidamente incorporamos las gambas y sofreímos, durante un par de minutos mas, a continuación iremos incorporando la harina sin dejar de remover hasta que se cocine un poco y coja un color tostado
3. Ahora echamos la leche, (del tiempo o templada) sin dejar de remover hasta que comience a espesar, añadimos también el fumet, la pizca de nuez moscada y la sal al gusto, terminamos de cocinar hasta que espese y retiramos del fuego 
4. Volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente



5. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, (yo esta vez las hice con forma redonda), las pasamos por huevo batido, luego por pan rallado y vamos colocandolas en una fuente
6. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
7. Servimos calientes 

Preparación con Thermomix:

1. Lo primero que haremos es pelar las gambas y podemos hacer un fumet con ellas echando en el vaso las cabezas machacadas y las cáscaras con un chorrito pequeño de aceite, programamos 10 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara, añadimos un vaso de agua, una pizca de sal y programamos 8 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara, acabado el tiempo, lo colamos y reservamos, si las gambas son congeladas nos saltamos este paso y podemos poner un fumet de pescado de buena calidad, luego picamos las gambas en trocitos, (reservamos)
2. Lavamos y secamos bien el vaso, añadimos la cebolla y troceamos 8 segundos, velocidad 5, bajamos los restos de las paredes, añadimos un chorrito de aceite y la mantequilla y sofreímos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, sin cubilete, cuando acabe el tiempo añadimos las gambas troceadas y programamos 8 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara
3. A continuación, echamos la harina y programamos 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 1
4. Ahora podemos la balanza y vamos echando la leche que tiene que estar templada o del tiempo, incorporamos también el fumet, la pizca de nuez moscada y la sal al gusto, programamos 8 minutos, temperatura 100º, velocidad 3
5. Acabado el tiempo, volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente
6. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, (yo en esta ocasión las hice redondas) las pasamos por huevo batido y luego por pan rallado y vamos colocandolas en una fuente
7. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
8. Servimos calientes




















Y ya si las acompañamos de un vinito blanco bien frio... ni te cuento...

viernes, 18 de agosto de 2017

Empanada de atún con hojaldre

Me encanta hacer empanada de vez en cuando los fines de semana, también cuando vienen amigos a casa, o cuando hemos celebrado cumpleaños en familia, me gusta sobre todo hacerla con ingredientes diferentes pero sin duda la de atún es mi favorita... Alguna vez he hecho yo la masa para empanadas, aunque por norma general prefiero hacerla con hojaldre, queda mas fina, no llena tanto y es mas crujiente. ¿Y tu, cual prefieres? ¡Espero que esta os guste!


Ingredientes:

-2 Láminas de hojaldre rectangular
-4 latas de atún, en aceite o natural
-2 Cebollas medianas
-Salsa de tomate o tomate frito 
-Pimiento verde y rojo (opcional)
-3 Huevos L
-Aceite de oliva virgen extra
-1 Pizca de sal
-1 Huevo para pincelar el hojaldre

Preparación:

1. Lo primero que haremos es pelar, lavar y cortar en juliana la cebolla y el pimiento, si no queremos pimiento solo la primera
2. En un cazo ponemos a cocer los huevos con una cucharadita de sal y unas gotas de vinagre (esto hará que se pelen mucho mejor) una vez comiencen a hervir dejamos 12 minutos, pasado el timpo tiramos el agua y dejamos enfriar
3. A continuación en una sartén ponemos aceite de oliva, con que cubra el fondo es suficiente y cuando esté caliente incorporamos la cebolla con una pizca de sal, una vez veamos que va tomando color añadimos el pimiento, dejamos 2 o 3 minutos mas sofreir y retiramos a un plato o fuente con papel absorbente para que suelte el exceso de grasa
4. Ponemos ahora el horno a precalentar, 200º calor arriba y abajo y mientras sacamos de la nevera el hojaldre (y no antes, porque se trabaja peor según pierde frio) entonces colocamos una fuente rectangular, la mia de Pyrex, colocamos la primera lámina de hojaldre con mucho cuidado y que cubra toda la fuente, no pasa nada si sobresale, luego cortamos las esquinas y una vez colocada y con ayuda de una cuchara sopera cubrimos toda la base con tomate frito, seguidamente y encima del tomate vamos cubriendo igualmente todo el fondo con el atún bien escurrido y desmenuzado
5. Ahora iremos incorporando el sofrito de cebolla y pimiento y por último el huevo, que habremos pelado y hecho rodajas ni muy finas ni muy gruesas, por último añadimos un poco mas de tomate frito por encima y cogemos la segunda lámina de hojaldre, la partimos por la mitad, la colocamos encima de todo el preparado y vamos juntando los extremos a la vez que vamos sellando para que no se salga nada
6. Una vez que veamos que quedó bien sellada, hacemos unos cortes con un cuchillo por toda la superficie, batimos el huevo que teníamos apartado y pincelamos toda la empanada con una brocha de silicona
7. Introducimos la fuente en el horno y dejamos entre 15 y 20 minutos, o hasta veamos que está doradita

Como veis, más fácil no puede ser, ¡¡además de lo buena que está!!