martes, 19 de junio de 2018

Bizcocho de coco y queso mascarpone

Cuando te levantas por la mañana y sabes que tienes para desayunar un trocito de bizcocho que habías horneado la noche anterior, como que ya de entrada te llenas de alegría y energía... pero si además sabes que es tu bizcocho favorito, el que mas te gusta del mundo mundial, entonces ya... ¡¡apaga y vámonos!! Este bizcocho lo descubrí hace ya la tira de años, cuando eran los niños pequeños ya lo preparaba para el desayuno, y para que se lo llevaran al recreo, tanto es que me gusta, que con mi memoria de "Dory" y todo, es el único bizcocho que hago de cabeza, sin mirar receta ni cantidades, nada de nada, lo tengo grabado en mi disco duro jeje Pues eso, que bizcochos hay muuchoss, pero tan esponjoso y delicioso como este, poquitos ¿ehh?... ¡Anímate a probarlo y luego me cuantas!


Ingredientes:

-200 Gr de harina de trigo
-Medio sobre de levadura (tipo Royal)
-1 Pizca de bicarbonato
-1 pizca de sal
-4 Huevos
-130 Gr de azúcar
-1 Tarrina de queso marcarpone (unos 250 gr)
-100 Ml de aceite de girasol o de oliva suave
-100 gr de coco rallado

Preparación tradicional:

1. Para comenzar precalentamos el horno 180º, calor arriba y abajo
2. Cogemos un molde desmoldable redondo de 24 cm o un molde de plum-cake que es el que yo elegí, y le colocamos en la base un papel de horno, luego lo cerramos y lo engrasamos entero con mantequilla o aceite reservamos
3. Vamos a montar las claras y para ello las separamos de las yemas con cuidado, echamos las claras en un bol amplio junto con una pizca de sal, luego con unas varillas (mejor si son eléctricas) montaremos a punto de nieve, unos 5 o 6 minutos (con Silvercrest, KitchenAid o similar, accesorio varillas 6 minutos comenzamos a velocidad mínima y después pasamos a velocidad media) reservamos
4. Pesamos y mezclamos todos los ingredientes secos, harina, levadura, bicarbonato y pizca de sal, tamizamos con un colador grande o tamiz, reservamos
5. En otro bol pondremos las yemas junto con el azúcar, el coco y el queso mascarpone, cogemos nuevamente las varillas y batimos hasta que todo quede perfectamente integrado, (con Silvercrest, KitchenAid o similar accesorio varillas 2 minutos, comenzamos a velocidad mínima y después pasamos a velocidad media) entonces incorporamos el aceite y batimos de nuevo
6. Seguidamente añadimos la mezcla de la harina, levadura, bicarbonato y sal que teníamos tamizada, y lo mezclamos bien para que todo se integre, (con Silvercrest, KitchenAid o similar accesorio pala 1 minuto velocidad media-baja)
7. A continuación, incorporamos las claras montadas a nuestra masa y mezclaremos con una lengua de silicona muy despacio y con movimientos envolventes, después volcamos la masa ya terminada en nuestro molde y llevamos al horno



8. Horneamos unos 35 o 40 minutos, dependerá de vuestro horno, para comprobar que está perfecto introducimos una brocheta de madera en el centro del bizcocho y si sale completamente limpia es que ya está listo, entonces sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla sin desmoldar
9. Una vez frío ya podemos desmoldarlo y servirlo para el desayuno, la merienda o en bolsitas con zip para el recreo de los niños

Preparación con Thermomix:

1. Comenzamos precalentando el horno a 180º, calor arriba y abajo
2. Cogemos un molde desmoldable redondo de 24 cm o un molde de plum-cake que es el que yo elegí, y le colocamos en la base un papel de horno, luego lo cerramos y lo engrasamos entero con mantequilla o aceite reservamos
3. Vamos a montar las claras y para ello las separamos de las yemas con cuidado, colocamos la mariposa en las cuchillas, echamos las claras en el vaso con una pizca de sal y programamos, 6 minutos, temperatura 37º, velocidad 3½ pasado el primer minuto podemos quitar el cubilete para que cojan mas aire, acabado el tiempo las ponemos en un bol y reservamos
4. Quitamos la mariposa y sin lavar el vaso añadimos las yemas, el azúcar, el coco y el queso mascarpone, programamos 30 segundos, velocidad 3, seguidamente incorporamos el aceite y mezclaremos programando nuevamente 30  segundos, velocidad 3
5. A continuación, añadimos la mezcla de la harina, levadura, bicarbonato y sal que teníamos tamizada y mezclamos programando 20 segundos, velocidad 3, terminaremos mezclandolo con la espátula
6. Seguidamente iremos incorporando poco a poco nuestra masa al bol donde teníamos las claras montadas, muy despacio y con movimientos envolventes hasta que quede todo perfectamente integrado, después volcamos la masa ya terminada en nuestro molde y llevamos al horno
7. Horneamos unos 35 o 40 minutos, dependerá de vuestro horno, para comprobar que está perfecto introducimos una brocheta de madera en el centro del bizcocho y si sale completamente limpia es que ya está listo, entonces sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla sin desmoldar
8. Una vez frío ya podemos desmoldarlo y servirlo para el desayuno, la merienda o en bolsitas con zip para el recreo de los niños

Rico, esponjoso, delicioso... y por supuesto mi favorito!!!

Consejos:

-Es un bizcocho que congela perfectamente, puedes hacerlo trocitos, meterlo en bolsas de congelación y al descongelar lo haremos a temperatura ambiente, estará como recién hecho

lunes, 18 de junio de 2018

Champiñones al horno

Este es uno de los aperitivos que preparé el pasado fin de semana, tenía muchas ganas de probarlos, además son perfectos si lo servimos como entrante, pero vamos, que como aperitivo de fin de semana con una cerveza bien fría o un vino ya ni te cuento... Se tarda poquísimo tiempo en tenerlos listos y estoy segura que os van a encantar... ¡Te animo a que los hagas!


Ingredientes:

-Champiñones tamaño XL (blanco o portobello)
-Cebolla 
-Bacon
-Mezcla de 4 quesos para fundir
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal
-Pimienta
-Cebollino o perejil para espolvorear 

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 250º, calor arriba y abajo
2. Ahora limpiaremos los champiñones, primero quitamos el tallo central y luego los pelamos, se pelan muy fácilmente
3. Ahora cogemos los champiñones, los colocamos boca arriba en una bandeja apta para horno el la que pondremos unas gotas de AOVE y salpimentamos, horneamos 10 minutos
4. Mientras tanto ponemos en un sartén la cebolla y el bacon cortado muy pequeñito y sofreímos hasta que estén dorados, entonces sacamos y echamos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de grasa
5. Pasados los 10 minutos sacamos los champiñones del horno, volcamos dentro de ellos el sofrito que teníamos escurriendo, incorporamos el queso por encima y horneamos otros 5 o 6 minutos, o hasta que el queso haya gratinado
6. Sacamos y servimos, podemos espolvorear por encima un poco de perejil o cebollino muy picadito


No puedes dejar de probarlos, es un plato muy sabroso que además invita a repetir...

jueves, 14 de junio de 2018

Carpaccio de tomate rosa con vinagreta de albahaca

Como me gusta el tomate... pero no cualquier tomate, me gustan los que verdaderamente saben a "tomate" Mis favoritos son los tomates valencianos, y ya que veraneo allí desde muy pequeña necesito traerme todos los años cuando vuelvo a Madrid unos cuantos kilillos ejem ejem... Lo bueno es que ahora vas al mercado o a las grandes superficies y puedes encontrar un sin fin de variedades, ahora eso sí, algunos a unos precios desorbitados. Yo últimamente he probado el tomate azul, (digase uno de los que tienen precio desobitado) pero que a la vez está delicioso simplemente con un poquito de sal y un chorrito de AOVE, así sin mas, y estos días he vuelto a comprar el tomate rosa, que ya lo he comprado mas veces y es que me gusta mucho su sabor... Pues resulta que mientras los estaba comprando estaba pensando en hacer con ellos un carppacio y dicho y hecho



Ingredientes para 4 personas:

-3 Tomates rosa que no estén muy maduros
-Queso parmesano 
-Sal rosa del Himalaya

Para la vinagreta:

-30 Gr de albahaca (solo las hojas)
-1 Ajo
-6 Cucharadas de aceite de oliva (unos 100 ml)
-2 Cucharadas y media de vinagre de manzana (unos 50 ml)
-Pimienta recién molida
-Sal

Preparación:

1. Comenzamos lavando los tomates, luego con un cuchillo bien afilado o una mandolina (pero que sea buena), vamos haciendo rodajas lo mas finamente posibles que iremos colocando semi montadas unas encima de otras en un plato grande o fuente, añadimos un poquito de sal, yo utilicé sal rosa del Himalaya que me gusta mucho, reservamos
2. Rallamos el queso parmesano y lo colocamos encima del tomate
3. Ahora preparamos la vinagreta de albahaca, para ello ponemos todos los ingredientes en nuestra picadora, vaso americano, turmix, Thermomix, procesador de alimentos, etc... y trituramos aproximadamente 1 minuto a  velocidad alta
4. Para  finalizar, regamos el tomate con la vinagreta y ya lo tenemos listo para servir



Que bueníísimo que está esto por favor, y que cosa mas fácil de preparar, en serio que no tienes escusa porque esto es un visto y no visto...

martes, 12 de junio de 2018

Timbal de pulpo a la plancha con patata y alioli

Que ganas tenía de preparar esta receta, desde que la probamos en nuestro viaje a Salamanca, que bien se come allí leñe... El día que llegamos comimos en el restaurante "Las tapas de Gonzalo" en plena plaza mayor un sitio 100% recomendado si visitas esta hermosa ciudad. El plato era un pulpo braseado con crema templada de patata y una ligera capa de alioli, un plato delicioso que me dejó enamorada, y sin palabras, así que, tocaba reproducirlo en la medida de lo posible aportando mi toque personal y dado que mi humilde cocina no precisa de parrila usamos la sartén jeje El resultado fué espectacular, tanto, que ya tengo ganas de repetirlo, porque, será que le he cogido ya el punto de plancha al pulpo y (mal está que yo lo diga) pero me queda de 10. Entonces, ¿queréis que os enseñe sin más preambulos esta deliciosa receta? Pues venga, vamos a ello...


Ingredientes para dos personas:

-2 Patas de pulpo cocido
-2 Patatas grandes o 3 medianas
-Aceite de oliva virgen extra
-Pimienta negra al gusto
-Sal gorda o en escamas
-Pimentón Vega Cáceres ahumado

Para el alioli:

-Aceite de oliva suave (unos 150 ml)
-1 Huevo a temperatura ambiente 
-El zumo de medio limón o lima
-1 Ajo pequeño sin el tallo central
-Un puñadito de perejil 
-Sal

Preparación: 

1. Para comenzar vamos a preparar la alioli, cogemos el vaso de nuestra batidora turmix, añadimos el huevo (que debe estar a temperatura ambiente) el ajo, el perejil, el zumo de limón, la sal y por último el aceite, bajamos el brazo batidor hasta el fondo de vaso y sin levantarlo ni moverlo, batimos a velocidad media-alta hasta que observemos que abajo ya ha cuajado y el sonido ha cambiado, entonces levantamos el brazo batidor lentamente desde arriba hacia abajo hasta que haya cuajado por completo, tapamos el vaso y reservamos en la nevera
2. Ponemos las patatas en una olla, le añadimos agua hasta que las cubra por completo, añadimos un puñadito de sal y un chorritín de aceite, dejamos cocer aproximadamente 20 minutos o hasta que al pinchar con el filo de un cuchillo se hunda fácilmente, una vez estén listas apartamos del fuego, tiramos el agua y enfriamos un poco con agua fría (solo un poco, lo suficiente para no quemarnos al pelarlas, entonces las pelamos y las reservamos en un bol
3. Ahora con la ayuda de un tenedor machacamos las patatas, añadimos sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, removemos bien
4. Seguidamente ponemos una sartén a fuego fuerte con tan solo una chispita de aceite (lo haremos a la plancha) comenzamos a dorarlo dándole la vuelta según se vaya dorando y no lo tendremos mas de 5 minutos, no queremos que se nos pase y se quede seco, queremos que nos quede tostadito por fuera y tierno por dentro, retiramos del fuego



5. A continuación cogemos un plato liso y un aro de emplatar con una cuchara colocamos en el fondo del aro una capa de patata de unos dos dedos, encima pondremos otra capa de nuestra alioli pero esta muy finita, luego colocamos el pulpo encima y añadimos sal gorda, pimentón y si quieres pudes poner un chorrito de AOVE en crudo, podemos añadir un pelín de perejil picado o cebollino

Sabroso, delicioso, insuperable... Por platos como este me gusta tantísimo el pulpo... 

Sugerencias:

-Yo lo hice para dos, pero si tienes mas comensales solo duplica las cantidades y listo
-Yo he usado para el alioli aceite de oliva suave, pero puedes sustituirlo por virgen extra o girasol si te gustan mas 

lunes, 11 de junio de 2018

Ensalada campera

Parece mentira que estemos casi a mediados de junio, que si, que sí, que este año ni siquiera El Corte Inglés se ha atrevido a decir que "ya es primavera" jaja, que ya pasó el 40 de mayo y aún no nos hemos quitado el "sayo" señoras y señores... y es que el buen tiempo este año se resiste a venir, pues oye, a mi me apetecía muchísimo preparar esta ensalada campera que huele a veranito y a "caloret", por cierto, que ganas de playita, solecito y chiringuito, uf contando ya los días para las vacaciones y para desconectar, venga que ya nos queda menos... mientras tanto nos marcamos esta ensalada que es una de mis favoritas cuando se acerca el verano.  


Ingredientes para 4 personas:

-2 Tomates (yo utilicé tomate rosa)
-4/5 Patatas grandes
-3 Huevos
-1 Pimiento verde o rojo o de los dos (yo puse verde)
-2 Latas de atún o bonito
-1 Cebolla tierna o cebolleta
-1 Bolsita de aceitunas manzanilla sin hueso (o negras sin hueso)
-Aceite de oliva virgen extra
-Vinagre de manzana
-Sal

Preparación:

1. En una olla grande ponemos a cocer las patatas con un puñadito de sal y una gotita de aceite, tardarán aproximadamente unos 20 minutos, cuando las atravesemos con un cuchillo y se hunda fácilmente es que ya están, quitamos el agua caliente y las ponemos a enfriar, una vez frías las pelamos y las cortamos en cuadrados, reservamos
2. Por otra parte en una olla mas pequeña o un cazo ponemos a cocer agua con un buen puñado de sal gorda, cuando comience a hervir añadimos los huevos y dejamos justo 10 minutos, la sal no salará los huevos pero si hará que luego se pelen muy bien, una vez se acabe el tiempo los pasamos por agua fría para que vayan perdiendo calor, entonces los pelamos y reservamos
3. Lavamos los tomates, el pimiento y la cebolla, después los troceamos a nuestro gusto, escurrimos el caldo de las aceitunas y el caldo de las latas de atún, también pelaremos los huevos y los trocearemos



4. Ahora cogemos una fuente amplia e iremos añadiendo todos los ingredientes ya troceados y listos, la patata, el tomate, el pimiento, la cebolla, las aceitunas, el atún y el huevo
5. Por último preparamos la vinagreta, ponemos en un bol unas 9/10 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un par de cucharadas de vinagre de manzana y sal al gusto, podemos ponerlo todo en un bol y emulsionar enérgicamente con un tenedor o unas varillas, aunque yo prefiero "mi truquito" pongo los 3 ingredientes en un tarro de cristal, cierro la tapa y agito hasta que todo quede bien mezclado, siempre uso este truco para las vinagretas, va genial
6. Añadimos la vinagreta a la ensalada y llevamos a la nevera para que se enfríe


Es una ensalada ideal para un día de picnic, piscina, playa o campo

Sugerencias:

-Podemos añadir rodajas de pepino, a mi me gusta ponerlo de vez en cuando, le aporta muy buen sabor a esta ensalada
-También puedes añadir yemas de espárragos 
-Puedes incorporar perejil machacado, o cebollino, o albahaca si te atreves, añadelo a la vinagreta antes de emulsionar
-Podrías también añadir un poco del caldo de las aceitunas a la vinagreta, le aportara saborcito, o un trocito de ajo machacado o ajo en polvo, o 1 cucharadita de mostaza de Dijon, o incluso una cucharadita de queso parmesano rallado, si vas probando todos estos ingredientes cambiando cada vez, tus vinagretas siempre serán diferentes y nunca aburridas 
-Y si no te gusta (para nada) que cuando muerdes la cebolla se te quede ese picor en boca "pincha aquí" para descubrir un truquillo que nunca falla


viernes, 8 de junio de 2018

Choricillos al vino

¿Estás con la mente ya puesta en el fin de semana? pues aquí te traigo una receta muy sencilla de preparar, de esas que se hacen en un "pestañéo" ideal para picotear solo o con amig@s a la hora del aperitivo el sábado o el domingo... Entonces que, ¿¿te animas??


Ingredientes: 

-Chorizos (el que mas te guste) también puedes utilizar chistorra
-Un vaso de vino, unos 250 ml (yo puse blanco) pero puedes utilizar tinto
-1 Hoja de laurel
-1 Cebolla
-1 Cucharadita de hiervas provenzales (opcional)
-Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

1. Cogemos una cazuela de barro o en su defecto una sartén, echamos una cucharada de aceite y añadimos la cebolla en juliana, añadimos una pizca de sal, y cocinamos hasta que comience a dorarse 
2. Entonces pinchamos la piel de los chorizillos con la punta de un cuchillo y lo añadimos a la la cebolla, sofreímos dos o tres minutos hasta que cojan algo de color
3. Ahora añadiremos la hoja de laurel y el vino, (si queremos añadir las especias las incorporamos ahora también) el fuego lo tendremos fuerte, dejamos unos segundos que se evapore el vino, tapamos y dejamos cocinar unos 15 o 20 minutos a fuego medio-bajo
4. Servimos en la misma cazuelita de barro acompañado con rodajas de pan tamaño montadito 


La verdad que hoy en día no se puede hacer barbacoas en practicamente ningún sitio, esta es una muy buena segunda opción... Además, puedes prepararlos con antelación y antes de servirlos les das un golpe de calor, un par de minutos al microondas o al horno a máxima potencia y listo

jueves, 7 de junio de 2018

Sardinas al horno

¿Has probado alguna vez a hacer sardinas en el horno? como ya sabréis es un pescado azul rico en Omega 3, por lo que deberíamos tenerlo presente en nuestra alimentación. Yo desde que las probé me dije que las haría a menudo, claro, cuando comprobé lo bien que quedaban, uhmm que ricas... son super rápidas, las tendremos listas en un abrir y cerrar de ojos, en menos de 15 minutos las estaremos comiendo. Son saludable, ya que las hacemos prácticamente sin aceite y al horno "no fritas", sin apenas olores y sin manchar, pero lo mejor de lo mejor es que están como dice Sergio Fernández "que se te salta tó el boinón" jajaja Tú pruébalas y ya me cuentas...


Ingredientes:

-Sardinas
-Majado de ajo y perejil
-El zumo de medio limón
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal

Preparación:

1. Para comenzar limpiaremos las sardinas a conciencia, quitando la cabeza, las tripas, la raspa y la cola, dejando solo los lomos (sin separar) ya que las vamos a rellenar con el majado, yo se lo pedí a mi pescadero y me dejó solo los lomos en forma de libro, si tenéis confianza con vuestro pescadero decirle que os las limpie, así os ahorraréis eso paso, aún así a mi me gusta repasarlas para que no queden espinas grandes ni escamas, las lavo bajo el grifo y las seco con papel absorbente, luego reservamos
2. En un mortero ponemos unos cuantos ajos y una rama de perejil sin los tallos, lo machacamos y añadimos el zumo de medio limón recién exprimido, mezclamos todo y reservamos
3. Encendemos el horno, precalentamos a 200º, calor arriba y abajo
4. Ahora añadimos sal al gusto a nuestras sardinas, y con ayuda de una cucharilla pequeña pondremos unos montoncitos dentro de cada una de ellas y extendemos para que quede bien repartido (no hace falta que sea mucho) a gusto vueltro, luego las vamos cerrando, las colocamos sobre un papel de horno en la bandeja del mismo y pintamos la sardinas con una brocha de silicona untada en aceite de oliva virgen extra o unos flush de aceite en spray


5. Llevamos al horno y las dejamos 12 minutos, como no son muy grandes verás que están en su punto, servimos enseguida y podemos acompañar con una ensalada o un gazpacho que siempre apetece

Quedan jugositas y muy sabrosas, yo ya las cocino siempre así, nos gustan a rabiar!!!!

martes, 5 de junio de 2018

Mini hamburguesas

Las hamburguesas, que maravilloso invento, son de esas preparaciones que hacen la delicia de niños y mayores, que da igual si la preparas para un día entre semana o para una reunión, celebración, o cumpleaños, porque siempre siempre triunfas... Es verdad que cada uno en su casa tiene sus ingredientes favoritos y su forma de hacerlas, pero yo os traigo las mías, las que nunca me fallan cuando viene gente a casa y me gusta preparar para familiares y amigos. Yo, que soy "rarura a rabiar" he de confesar que soy incapaz de comer una hamburguesa fuera de casa, y menos si pertenecen a alguna de estas cadenas de nombre innombrable para mí que empiezan por M o por B... , no me preguntes por que, pero no puedo oye, por eso siempre que nos apetece comerlas me pongo al lío y enseguida están listas, nos encantan!!! 


Ingredientes para 9/10 Mini Hamburguesas:

Para la carne:

-Medio kilo de carne de cerdo, ternera o pollo (la que prefieras)
-2 Rebanadas de pan de molde sin la corteza
-Medio vaso de leche
-2  ajos
-Media cebolla morada
-1 Puñadito de perejil (opcional)
-1 Cucharadita de salsa Perrins 
-Una pizca de mostaza en polvo o media de cucharadita de mostaza de Dijon
-1/4 de cucharadita de pimentón de la vera ahumado
-Una pizca de pimienta negra molida
-Sal al gusto
-2 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para montar la hamburguesa:

-Panecillos para hamburguesas pequeños
-Queso havarti, emmental, gouda, cheddar... etc
-Lechuga
-Tomates
-Pepinillos
-Salsas: Ketchup, mayonesa, mostaza, barbacoa, tártara,  yogurt, cheddar, etc, la que mas os guste...
-Palos o brochetas de madera

Para acompañar:

Patatas fritas en bastones o patatas paja

Preparación:

1. Comenzamos preparando la carne, para ello la colocamos en un bol grande, añadimos las especias, la sal, la pimienta y la mostaza en polvo (si no tienes mostaza en polvo añade media cucharadita de mostaza de Dijon) además de la salsa perrins, incorporamos los ajos, la cebolla y el perejil todo muy picadito, mojamos las rebanadas de pan en la leche y cuando se hayan empapado bien las escurrimos un poco y las echamos junto con la carne y los demás ingredientes, mezclamos todo muy bien para que se integren todos los ingredientes
2. En una sartén ponemos el aceite, mientras se calienta vamos formando los filetes, cogemos una porción un poco mas grande que una pelota de golf y la aplastamos un poquito para que nos quede con forma de filete, las vamos dorando en la sartén hasta que estén hechas por ambos lados, yo las tuve unos 4 minutos por cada lado y quedaron perfectas, cuando las damos la vuelta, colocamos en la parte que está ya dorada un cuarto de loncha de queso (enteras son demasiado grandes) y se fundirán con el calor, cuando estén listas por los dos lados las sacamos y reservamos
3. Ahora partimos los panecillos por la mitad y en el jugo de freir los filetes los vamos dorando hasta tenerlos todos listos, (si no los quieres tostar puedes prescindir de este paso) reservamos
4. Lavamos y cortamos en rodajas los tomates, lavamos y secamos las hojas de lechuga y partimos en láminas los pepinillos, cogemos los panecillos y vamos montando las hamburguesas a nuestro gusto, poniendo ketchup, mayonesa o la salsa que mas nos guste, luego el filete y la lechuga, tomate, pepinillo, finalmente las pinchamos con una brocheta o palo de madera para que no se muevan y colocamos en la bandeja donde las vayamos a servir


5. En esta ocasión para acompañar estas "mini hamburguesas molongas", elegí hacer unas patatas paja que corté con el rallador eléctrico de lidl (yo y mis aparatejos) jeje pero puedes rallar las patatas con una mandolina y freirlas en abundante aceite muy caliente, luego las sacamos sobre papel absorbente, un puñadito de sal y servimos junto con nuestras hamburguesas, puedes hacerlas con antelación ya que frías las patatas paja están igual de buenas que calientes, y si lo prefieres puedes optar por patatas tradicionales con corte en bastón o incluso chips que podrás hacer también con la mandolina (el corte mas fino) 
6. Servimos y disfrutamos de una deliciosa jugosa, sabrosa y auténtica hamburguesa casera de verdad de la buena, y si la acompañamos con una cervecita bien fresquita, ya ni te cuento...

No podrás decirle "NO" a este plato... 

Sugerencias:

-Puedes añadir las salsas que mas te gusten (si te gusta el picante unas gotitas de tabasco... y ÁNDALE!!!
-Si te apetece podrás comprar los panes mas grandes y hacer los filetes también mas grandes
-Puedes añadirle cebolla frita  o cruda
-Hazlas como mas te guste y con tus ingredientes favoritos, pero por favor, hazlas...

viernes, 1 de junio de 2018

Risotto de langostinos

Hoy os traigo un risotto de langostinos rico rico que nos hemos marcado hoy para comer... Queda con una consistencia muy cremosa, el grano en su punto justo y un saborcito que madrecitaa!!! yo desde luego repetiría una y otra y otra vez. Vamos, que es que a mi se me nota que me pierde un "arroz" y llevo años y años probando las variedades de arroz diferentes con que combina mejor cada uno, por ejemplo, para el risotto, siempre elijo la varidad arborio, un arroz italiano de grano corto con alto contenido en almidón que es lo que luego nos aportará cremosidad, aunque para estas elaboraciones puedes usar también carmaroli (que es al que más almidón tiene) o Vialone nano, pero si no encuentras ninguno de estos, siempre puedes utilizar el "arroz bomba". Suelo hacerlo con langostinos, pero esta vez no tenía y utilicé gambon crudo, quedó incluso mejor oye... ¿Quieres conseguir un buen risotto? pues no es nada complicado, pero para empezar olvida las prisas, porque el secreto para un buen resultado es ir añadiendo el agua/caldo poco a poco, cazo a cazo y no echaremos otro hasta que el anterior se haya absorbido del todoPues dicho esto, venga, ¿nos ponemos al lío?


Ingredientes para 4 personas:

-300 Gr de arroz arborio, carnaloni, vialone nano o bomba
-500 Gr de langostinos o gambones (crudos)
-150 Ml de vino blanco (que no sea de brick)
-1 Tomate pequeño maduro rallado o 2/3 cuharadas de tomate triturado
-1 Cebolla grande
-2 Ajos
-1 Litro y medio de agua o fumet (yo lo hice con las cabezas de los gambones)
-1 Puñadito de hebras de azafrán 
-20 gr de mantequilla sin sal
-30 Gr de queso parmesano rallado
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal 
-Perejil o cebollino para añadir al final

Preparación:

1. Comenzamos pelando los langostinos (en este caso gambon), los reservamos
2. Cogemos las cabezas y las carcasas, las echamos en una olla con unas gotitas de aceite, sofreímos a la vez que aplastamos las cabezas para sacar todo el jugo de su interior y pasados unos minutos añadimos el agua con una pizca de sal, una vez comience a hervir bajamos el fuego y dejamos cocinar "tapado" una media hora aproximadamente, después, colaremos el caldo y lo pasamos de nuevo a la olla, lo mantenemos a fuego mínimo
3. En una sartén echamos un pelín de aceite y sofreímos los langostinos, vuelta y vuelta casi, que no se queden crudos pero tampoco pasados, dejamos uno por persona entero y con la cola para la presentación, también le quitaremos el intestino, un hilito de color negro que se encuentra en la parte de fuera, es tan fácil como cogerlo de un extremo y tirar lentamente, reservamos
4. Vamos a continuación con la base, que es un buen sofrito, comenzamos incorporando en una olla o sartén grande un chorro generoso de aceite, añadimos la cebolla muy picadita, cuando comience a tomar color echamos también el ajo picadito y esperamos a que se sofría, seguidamente agregamos el tomate rallado, removemos y seguidamente añadimos el arroz, mezclamos de nuevo, incorporamos el vino y el azafrán, dejamos reducir dos o tres minutos
5. A continuación cogemos un chucharón hondo de los de servir e iremos incorporando el caldo que tenemos en la otra olla (a fuego mínimo) esto lo hacemos para no cortar la cocción del arroz, agregamos un par de cucharones de caldo y muy importante no agregaremos mas caldo hasta que el otro se haya absorbido por completo, así lo haremos hasta que pasen unos 20 minutos que será el punto justo de nuestro risotto, removeremos solo de vez en cuando para que no se nos pegue
6. Cuando falten unos 5 minutos para que se acabe el tiempo, añadiremos los langostinos que teníamos troceados y cuando lleguemos al minuto 20 (momento en que habremos añadido ya todo el caldo) agregamos la mantequilla y el queso parmesano que se fundirán con todo el conjunto del plato y nos aportarán mas cremosidad aún, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario


7. Colocamos encima del plato el langostino con la cola que teníamos reservado por persona y añadimos perejíl o cebollino muy picadito, servimos enseguida para que no se nos enfríe

Lo hemos acompañado con una copita de vino blanco, vamos, que está delicioso. Anímate a probarlo, te dejará sin palabras...

lunes, 28 de mayo de 2018

Cookies triple chocolate con toque de sal maldon

Y digo yo, ¿a quien no le gustan las cookies?... Esa galleta americana crujiente por fuera y blandita por dentro, que no son las mas bonitas del mundo, pero sí las mas ricas, que hace que te quedes sin palabras cuando la muerdes de lo buenas que están, y ya, si las llevas al trabajo recién horneadas, tus compis seguro que alucinan jeje Lo mejor es, que son tan fáciles que hasta los niños podrán ayudaros en la elaboración, los tendréis un ratito entretenidos y a la vez ellos encantados de colaborar. Luego, para el toque final, les añadiremos un puñadito de sal maldon que creará una explosión de sabor con el primer bocado, además de intensificar el sabor del chocolate... No puedo decirte nada mas, tan solo que las pruebes, aunque cuidado, que me han comentado que "son adictivas"...


Ingredientes:

-125 Gr de chocolate negro (yo utilicé Nestle postres) también puedes utilizar   chocolate con leche
-125 Gr de harina de trigo (puedes utilizar también harina integral)
-25 Gr de cacao puro valor
-Media cucharadita de bicarbonato 
-1/4 De cucharadita de sal fina
-80 Gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
-100 Gr de azúcar (yo puse azúcar moreno) si eres muy golos@, ponle 130 gr
-2 Huevos
-1 Cucharadita de extracto de vainilla
-1 Tableta pequeña de chocolate blanco
-150 Gr de gotas o pepitas de chocolate negro
-Sal maldon en escamas para el toque final                                                

Preparación tradicional:

1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo
2. Troceamos el chocolate negro , lo colocamos en un bol y llevamos al microondas, lo fundimos de 30 en 30 segundos, sacando y removiendo hasta que esté completamente fundido (reservamos)
3. En otro bol pesamos y tamizamos la harina junto con el chocolate puro valor, el bicarbonato y la sal, reservamos
4. Cogemos otro bol, incorporamos la mantequilla y el azúcar, batimos con ayuda de unas varillas (mejor si son eléctricas) hasta conseguir una crema color caramelo "con amasadora silvercrest, kichenAid, etc, ponemos el accesorio batidor a velocidad media"
5. A continuación, incorporamos la vainilla y el chocolate que habíamos fundido en el micro, seguimos mezclando a velocidad media, seguidamente vamos incorporando los huevos, primero uno y cuando se haya integrado por completo añadimos el otro, esperamos igualmente hasta que se integre
6. Cuando se haya integrado todo, procedemos a incorporar los ingredientes secos que habíamos tamizado, mezclamos bien una una espátula rígida o cuchara de madera, mezclaremos con movimientos envolventes, podemos mezclar con las varillas eléctricas para terminar de integrar, hasta conseguir una masa homogénea "con amasadora silvercrest, kichenAid, etc, ponemos el accesorio pala antes de incorporar los ingredientes secos y batimos a velocidad media hasta que todo se integre" 
7. Ahora cogeremos la tableta de chocolate blanco, la partimos con un cuchillo grande en trocitos pequeños (pero tampoco miniatura) y se los añadimos a la masa, incorporamos además las gotas o pepitas de chocolate, yo el chocolate lo tenía todo en la nevera, así la masa no necesitara enfriarse e irá directamente al horno
8. Mezclamos todo bien y con ayuda de dos cuchara (yo utilice una pequeña de 
acero inoxidable de las de servir el helado que es la medida justa) y sobre la bandeja del horno colocamos un papel sulfurizado (papel de horno) e iremos colocando montoncitos con la masa dejando siempre una separación entre una y otra ya que crecerán durante el horneado


9. Entonces incorporamos unas escamas de sal maldon encima de cada montoncito, esto hará que se intensifique el sabor del chocolate y nos dará un sabor tan increíble que para nada te esperas
10. Introducimos la bandeja en el horno y horneamos durante 10 ó 12 minutos, notaremos que se han abierto un poco, es lo normal, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla

Preparación con Thermomix:

1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo
2. Troceamos el chocolate negro , lo colocamos en un bol y llevamos al microondas, lo fundimos de 30 en 30 segundos, sacando y removiendo hasta que esté completamente fundido (reservamos)
3. Ahora vamos a tamizar la harina junto con el chocolate puro valor, el bicarbonato y la sal, para ello, pulsamos la tecla "balanza" y vamos incorporando todos los ingredientes, para tamizarlos programamos 1o segundos, velocidad 6, volcamos en un bol y reservamos
4. A continuación colocamos la mariposa en las cuchillas, echamos la mantequilla y el azúcar,  batimos programando 5 minutos, velocidad 3 y medio hasta conseguir una crema color caramelo muy suave
5. Seguidamente incorporamos la vainilla y el chocolate que habíamos fundido en el micro, mezclamos programando velocidad 3, sin temperatura ni tiempo, e iremos añadiendo por el bocal los huevos primero uno y cuando se haya integrado por completo añadimos el otro, esperamos igualmente hasta que se integre
6. Paramos la máquina y procedemos a incorporar los ingredientes secos que habíamos tamizado, después programamos 10 segundos, velocidad 2, acabado el tiempo quitamos la mariposa  de las cuchillas 
7. Ahora cogeremos la tableta de chocolate blanco, la partimos con un cuchillo grande en trocitos pequeños (pero tampoco miniatura) y se los añadimos a la masa, incorporamos además las gotas o pepitas de chocolate, yo el chocolate lo tenía todo en la nevera, así la masa no necesitara enfriarse e irá directamente al horno y mezclaremos todo con la espátula con movimientos envolventes
8. Con ayuda de dos cuchara (yo utilice una pequeña de 
acero inoxidable de las de servir el helado que es la medida justa) y sobre la bandeja del horno colocamos un papel sulfurizado (papel de horno) e iremos colocando montoncitos con la masa dejando siempre una separación entre una y otra ya que crecerán durante el horneado
9. Entonces incorporamos unas escamas de sal maldon encima de cada montoncito, esto hará que se intensifique el sabor del chocolate y nos dará un sabor tan increíble que para nada te esperas
10. Introducimos la bandeja en el horno y horneamos durante 10 ó 12 minutos, notaremos que se han abierto un poco, es lo normal, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla


Increíblemente deliciosas, imposible resistirte a una de estas, si tuviste un mal día esto desde luego te hará olvidarlo todo, aunque, creo que no hay escusa ninguna para darte un pequeño capricho ¿verdad? Uhm!! que buenas estan madrecita!!!!! Me voy a hornear mas!!!


sábado, 26 de mayo de 2018

Tarta tatin

Bueno, pues ya tenemos listo el postre para el fin de semana... Que ganas tenía de preparar esta delicia, la famosísima "Tarta tatin" La particularidad de esta tarta es, que se cocina del revés, es decir, las manzanas se cocinan en la parte de abajo y la masa encima. La tradición dice que fué creada por accidente en el hotel-restaurante "Tatin", en Francia, del cual eran dueñas las hermanas Stéphanie y Caroline Tatin, se comenta, que Stéphanie cocinó las manzanas más de la cuenta y para no desperdiciarlas colocaron la masa encima y la hornearon, una vez horneada, le dieron la vuelta lentamente y crearon este "bendito error" tan irresistiblemente delicioso y tan conocido tanto en la cocina francesa como desde luego en todo el mundo. Elegí esta vez la receta de Evelyne Ramelet, que ya sabéis que me encantan todas sus recetas de cocina francesa, es además muy sencillita de preparar y consta de muy pocos ingredientes, con ella conseguirás sorprender a los tuyos sí o sí, y si aún no la has probado te animo a que la hagas porque seguro que repetirás una y otra vez...



Ingredientes:

-4/5 Manzanas (yo usé reineta)
-120 Gr de azúcar (yo utilicé azúcar moreno)
-50 Gr de mantequilla sin sal
-El zumo de media naranja
-1 Lámina redonda de hojaldre o masa quebrada



Preparación:

1. Comenzamos pelando las manzanas, las quitamos el corazón y las pepitas, las cortamos en cuartos (reservamos)

2. Ponemos al fuego un molde o una sartén "APTA PARA HORNO" la mía es de hierro mineral de De Buyer, la compré en Claudia&Julia, incorporamos la mantequilla hasta que comience a fundirse, entonces añadimos el azúcar, hasta que está caramelizada, cuando observamos que va cogiendo color añadimos el zumo de naranja y esperamos hasta que reduzca a fuego lento, mientras removemos de vez en cuando y entonces retiramos del fuego
3. Ahora vamos colocando las manzanas encima del caramelo con la parte redonda u ovalada hacia abajo, intentando que queden los menos hueco posibles
4. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo
5. A continuación, cogemos la masa de hojaldre o masa quebrada, la colocamos con cuidado de no quemarnos encima del molde o sartén, pinchamos con un tenedor o un cuchillo para que la masa no suba en exceso durante el horneado
6. Horneamos durante 45 minutos



7. Pasado el tiempo, sacamos la tarta del horno y dejaremos enfriar unos 5 o 10 minutos
8. Entonces, cogemos una fuente o plato grande y redondo lo colocamos sobre el molde o sartén y le damos la vuelta como si fuera una tortilla de patatas, la masa nos quedará debajo y las manzanas arriba
9. Servimos, y podemos acompañarla con helado de vainilla o crema de nata


Y "Voila", Bon appétit!!!!

Consejos:
-Puedes hacerla siguiendo el mismo procedimiento pero con piña, melocotones de temporada, y por supuesto, con peras...
-Si no tienes sartén de hierro, puedes usar una sartén normal y luego una vez hecho el caramelo montarla en un molde que igualmente sea resistente para horno y para adentro...

Fuente de la receta: http://canalcocina.es/receta/tarta-tatin-10