viernes, 20 de septiembre de 2019

Crema de patata y cebolla

Cuando se va acercando el otoño, los días se van acortando cada vez más y por la noche refresca bastante, es entonces cuando en nuestra casa queda inaugurada la temporada de "cremas. Esta de patata y cebolla sin duda es una de nuestras favoritas aunque nos encantan todas, da igual de que sean, son la mejor opción para acompañarn una cena ligera de carne a la plancha o pescado al horno, es fácil y rápida de preparar y si la metemos en una botella o tarro de cristal nos aguantará perfectamente 5 o 6 días sin problemas, aunque en casa es imposible que dure tantos días jeje ¿Te animas a probarla?


Ingredientes:

-1 KL de patatas para cocer (variedad Red Pontiac, Mona lisa o Kennebec)
-800 Ml de agua o caldo de verduras, o caldo de pollo
-Aceite de oliva virgen extra
-2 Cebollas
-2 Diente de ajo
-Sal al gusto
-2 Cucharadas de nata para cocina o leche evaporada (opcional)
-Aceite de cebollino, picatostes, brotes, etc para finalizarla

Preparación tradicional:

1. Cogemos una olla amplia, echamos un chorrito de AOVE, que cubra el fondo, pelamos y cortamos las cebollas y los ajos en juliana, lo añadimos a la olla y cuando el aceite esté caliente, echamos una pizca de sal, dejamos cocinar a fuego medio-bajo unos 15 minutos hasta que esté bien pochadita
2. Mientras tanto vamos a pelar, lavar y trocear las patatas en trozos no demasiado grandes así se nos cocinarán antes, entonces las añadiremos a la olla y sofreimos junto con la cebolla y ajo removiendo de vez en cuando unos 2 o 3 minutos
3. Entonces añadiremos el caldo o agua y sal al gusto, dejaremos cocinar unos 16/18 minutos o hasta que pinchemos la patatas y ya esté blandita, entonces retiramos del fuego, añadimos la nata o leche evaporada (opcional) y trituramos con nuestra batidora turmix, vaso americano, o procesador de alimentos a velocidad máxima durante aproximadamente dos minutos, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario y servimos bien calentita 

Preparación con Thermomix:

1. Pelamos las cebollas las partimos en cuartos, las echamos en el vaso junto con los dos ajos, trituramos programando 5 segundos, velocidad 5, añadimos entonces un chorrito de aceite de oliva virgen extra (unas 2 o 3 cucharadas) y sofreimos programanado 10 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda y sin cubilete
2. Cuando acabe el tiempo incorporamos las patatas peladas y cortadas en cuadrados no demasiado grandes, sofreimos un poco programando 2 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda, sin cubilete
3. Terminado el tiempo añadiremos el caldo o agua y sal al gusto, cocinaremos programando 18 minutos, Temperatura 100º, velocidad 1, ahora ya si, con el cubilete



4. Acabado el tiempo, añadimos la nata o leche evaporada (opcional) por el bocal y trituramos programando 2 minutos, velocidad progresaiva 5, 7, 10, abrimos el vaso, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario  y servimos bien calentita 

Sugerencias:

-Podemos ponerle de acompañamiento unos picatostes, unos crujientes de jamón serrano, un chorrito de aceite de oliva virgen extra o como hice yo un chorrito de aceite de cebollino, etc...

martes, 17 de septiembre de 2019

Vasitos de galleta Lotus

¿Pero bueno, y tu todavía sin probar estos vasitos de galletas Lotus con cuajada? Pues oye, a que estás esperando con los fáciles que son de preparar y lo buenísimos que están... ¿ehh? Venga, reune los ingredientes y ya verás que los tienes listos en un plis!!!


Ingredientes:

-1 Paquete de galletas Lotus (186 gr)
-600 Ml de leche entera
-400 Ml de nata para montar
-100 Gr de azúcar moreno, a mi me gusta mas (puedes usar azúcar blanquilla)
-Medio sobrecito de Cuajada
-1 Pizca de sal (opcional) yo le pongo a casi todos los postres 

Preparación tradicional:


1. Para comenzar trituraremos las galletas, podemos hacerlo con el mortero, también en una bolsa con ZIP las metemos, sellamos la bolsa y las golpeamos con el rodillo o si tenéis una picadora o procesador de alimentos, reservamos
2. En una olla o cazo, a fuego medio ponemos a calentar la leche con la nata, añadimos la galleta triturada, el azúcar, la cuajada y la sal (opcional) removemos sin parar con una varillas hasta que la mezcla comience a coger temperatura y se integren todos los ingredientes, no debe quedar ni un solo grumo, también podemos triturarlo todo con la turmix e ir luego removiendo con las varillas, como te sea mas fácil
3. Cocinaremos hasta que observemos que la mezcla mezcla comienza un poco a espesar, entonces retiramos del fuego, luego iremos echando nuestra crema en los vasitos y dejamos que enfríen hasta que estén a temperatura ambiente
4. Entonces llevaremos nuestros vasitos bien tapados a la nevera para que no cojan olores o sabores y dejamos enfriar unas 4 o 5 horas, pero mejor hasta el día siguiente

Preparación con Thermomix:

1. Comenzamos pulverizamos las galletas, para ello las echamos en el vaso, lo cerramos y programamos 5 segundos, velocidad 10
2. Ahora añadiremos el resto de los ingredientes, la leche, la nata, el azúcar, la cuajada y la sal (opcional) luego batimos programando 10 segundos, velocidad 5, para que todos los ingredientes se integren
3. Seguidamente cocinaremos la mezcla para que espese un poco, programamos 8 minutos, temperatura 90º, velocidad 3, acabado el tiempo iremos echando nuestra crema en los vasitos y dejamos que enfríen hasta que estén a temperatura ambiente
4. Después, llevaremos nuestros vasitos bien tapados a la nevera para que no cojan olores o sabores y dejamos enfriar unas 4 o 5 horas, pero mejor hasta el día siguiente



Es un postre o merienda que encantará a los niños, pero cuidado con los mas mayores que tienen más peligro que "El equipo A en el Leroy Merlin" jaja y pueden comerselos de dos en dos...


Con muuucho sabor a caramelo, cremositas, suaves, vamos una delicia oye...

viernes, 13 de septiembre de 2019

Bocata con toque ahumado

El Segundo "bocata" que os voy a dejar, es otra de esas recetas que a veces me da por probar o innovar, estoy segura de que no la encontrarás por ahí porque es mia con "copyrigth" y todo, igual que la anterior, yo lo aviso.... jajaja pero oye que cuando andas pachucha es verdad que la cabeza da muchas vueltas os lo aseguro y de todas las ideas que se te ocurren unas salen tan malas que están literalmente destinadas al cubo de la basura (cosa que es verdad que apenas ocurre) y otras en cambio como es el caso de este bocata #supermegamolongodelamuerte pues tienes que repetirlo mas veces porque te dan el pin de "Excelente" y tu das saltos de alegría y estas cosas... Pues eso que espero que si vais a ser atrevidos y decidís probarlo me digáis que os a parecido... ¿ok?


Ingredientes:

-2 Panecillos de semillas
-Salsa de yogurt casera (receta aquí)
-Tomatitos cherry asados (receta aquí)
-Brotes de lechuga roja o verde, canónigos, rúcula, lo que mas te guste
-1 Aguacate pequeño y maduro
-Sardinas ahumadas, las encontré en Ahorramas (neveras) junto a las anchoas, también puedes encontrarlas en grandes superficies, Carrefour, Alcampo, etc... 


Preparación:

1. En primer lugar partimos nuestros panecillos de semillas por la mitad
2. Luego, en la parte de abajo ponemos un par de cucharaditas de salsa de yogurt casera, encima de la salsa ponemos los tomates cherry asados, luego el aguacate en juliana, sobre este las sardinas ahumadas y para terminar un puñadito de mix de lechugas tipo Florett, o canónigos, etc...
3. Servimos y disfrutamos de este pedazooo de bocata



No te haces una idea de lo buenínísimo que está!!!! Sabor mediterráneo con un toque ahumado, dime que vas a probarlo, anda... no te vas a arrepentir!!!

Bocata Gus

Como se nota que hemos llegado al Finde, ¿a que sí? porque aunque toca quedarse en casa por la dichosa lluvia esto hay que arreglarlo... Por eso os traigo unas recetas para chuparse los dedos, si si, ya veréis... En este caso el "BOCATA GUS" es un famosíííísimo bocata (famoso solo en mi familia, todo hay que aclararlo) y mas que nada porque es un bocata que llevamos preparando en mi casa desde prácticamente la prehistoria jeje Se llama Gus debido a un apodo que mi hermano cariñosamente (ejem ejem) me llamaba cuando erámos mas jovencit@s y claro, ya se quedó con este nombre tan simpático. Podría llevar mil ingredientes eso está claro, pero como es NUESTRO BOCATA y nos gustaban estos además de que casan a la perfección pues lleva estos y no se hable mas... ¿Os animáis vosotr@s también a probarlo y luego me contáis?


Ingredientes para dos:

-Un pan rústico grande tipo Chapata (puede ser barra o baguette)
-3 o 4 Lonchas de queso Havarti
-8 Lonchas de magreta (puedes sustituirlo por filetes de sajonia o Bacon)
-1 Tortilla francesa de 3 huevos
-1 Tomate rosa grande y maduro 
-Unas cuantas hojas de lechuga
-Media cebolla tierna o cebolleta
-Mayonesa 
-Ketchup 


Preparación:

1. Cogemos el pan y lo partimos por la mitad con un cuchillo de sierra, en una parte ponemos una capa de mayonesa y en la otra una de ketchup, reservamos
2. Lavamos y hacemos rodajas finas el tomate, lavamos la lechuga y la secamos con papel absorbente, partimos la cebolla en rodajitas finas
3. Seguidamente cogemos una sartén, echamos un gotita de aceite de oliva virgen extra, batimos 3 huevos, le añadimos un pelín de sal y cuajamos la tortilla francesa, reservamos
4. En la misma sartén ponemos las lonchas de magreta (sin nada de aceite) ya que le pasa como al bacon que sueltan su propia grasa  y entonces las cocinamos por ambos lados hasta que estén doraditas
5. Ahora vamos a montar el bocata, vamos poniendo los ingredientes en orden, cebolla, lechuga, tomate, tortilla, magreta y queso havarti
6. Lo unimos y ea, a zampar!!!


A mas comensales, mas bocadillos... Mira aquí abajo que corte tiene el colega jeje Ideal para reuniones, cumples, Tardes de partido, etc... 



A ver, muy muy ligth que digamos no es, pero lo que si te puedo decir es que esta pá morirseee.... Madrecita que gúeno!!!!

domingo, 8 de septiembre de 2019

Patatas de feria

Cuando se va acabando el verano, son muchos los pueblos y ciudades de nuestra geografía Española que comienzan sus fiestas, y claro, en las fiestas hay tres cosas que nunca, nunca, pueden faltar, la Noria, la Tómbola y las "Patatas Asadas" si señor!!!! A mi desde luego me recuerdan a cuando mis niños eran pequeños e íbamos a la feria y para nosotros era casi un ritual pedir estas patatas, cada uno pedía los ingredientes que mas le gustaban pero la mas rica sin duda es la que lleva "de todoo" ¿a que sí?, bueno, excepto la remolacha, que la odio jeje Bueno, pues ya no tienes que esperar al año que viene y venga la feria porque podrás hacerlas en casa tan ricas como las originales y muy fáciles, venga que yo te lo cuento...


Ingredientes para 4:

-4 Patatas grandecitas 
-Sala de tomate casera o tomate frito 
-Salsa alioli o salsa mayonesa (caseras)
-Pimienta negra molida
-Sal

Para el relleno:

El clásico:

-Aceitunas verdes (tipo manzanilla)
-Zanahoria rallada encurtida
-Atún en aceite
-Maiz dulce
-Jamón york
-Remolacha rallada encurtida (opcional)
-Mezcla de 4 quesos
-O cualquier otro ingrediente que se te ocurra o te guste

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo 
2. Vamos a comenzar lavando muy bien las patatas bajo el grifo, después las secamos con un paño de cocina limpio o papel absorbente, luego con un cuchillo afilado las damos 4 o 5 cortes, no hace falta que sean demasiado profundos, esto lo hacemos para que no exploten en el horno
3. A continuación, partimos trozos de papel de aluminio y vamos envolviendo las papatas invididualmente, cada una en un trozo de albal, las colocamos en la bandeja del horno a media altura durante 2 horas aproximadamente, también podrías hornearlas directamente en la bandeja del horno sin el papel de aluminio y tardarán mas o menos 1 hora y media dependiendo del tamaño de las patatas y de la temperatura de cada horno estos serían los tiempos aproximados ahora tu eliges como prefieres hacerlo
4. Mientras tanto iremos preparando el relleno, vamos colocando en boles individuales todos los ingredientes con los que después rellenaremos nuestras papatas, cuando haya pasado el tiempo de horneado pincharemos nuestras patatas para comprobar que ya estén en su punto, para ello podemos pincharlas con un cuchillo o una brocheta de madera, si vemos que ya están listas las sacamos, abrimos el papel de aluminio con mucho cuidado de no quemarnos y las dejaremos enfriar entre 10 y 15 minutos
5. Seguidamente cogemos una patata y la forramos formando como un nidito con su propio papel albal, tened bastante cuidado porque aún estarán algo calientes, con un cuchillo afilado las partiremos por la mitad de arriba hasta abajo pero sin llegar al final, y luego con un tenedor grande comenzaremos a separar la carne de la piel con cuidado de que esta no se nos rompa, haremos lo mismo con las patatas restantes
6. Ahora vamos a salpimentar al gusto la carne de la patata y después empezaremos a rellenarlas con nuestros ingredientes elegidos, primero las dos salsas, en una parte de la patatas, pondremos la mayonesa y en la otra la salsa de tomate, luego pondremos los ingredientes restantes que hayamos elegido, en mi caso el atún, la zanahoria encurtida, el maiz, las aceitunas laminadas, el jamón york y la mezcla de 4 quesos
7. Como podéis ver el propio papel albal nos servirá como plato, ponemos unas cucharas de plástico que sean rígidas y no se doblen y disfrutamos con nuestros hijos, familiares o amigos de estas riquísimas Patatas de Feria

Ea, que hoy nos hemos lucido pero bien, vaya exitazo que han tenido, no digo más!!!! 


Sugerencias:

-Esta es la forma básica de prepararlas, una vez la has aprendido, da rienda suelta a tu imaginación en lo que a ingredientes para relleno se refiere
-Tenemos un montón de opciones para rellenos, de alioli con gulas, de chorizo, con salsa boloñesa, con carbonara, con salsa de queso roquefort o cabrales, con nata y espinacas, uff hay tantas y tantas opciones que me pongo al lio ya para poder enseñaros algunas ¿que os parece? 
-La zanahoria encurtida yo la preparo casera, de forma express no para conservar, tan solo para este uso y también para ensaladas, no me gusta que quede dulce así que yo la preparo a mi manera, verás, rallamos la zanahoria con el rallador electrico, pudes hacerlo con mandolina, corte en juliana, la ponemos en un bol y añadimos dos partes de agua por una de vinagre de vino blanco o de manzana y media cucharadita de sal, removemos bien y la dejamos reposar una media hora aproximadamente tapadita con film transparente, listo

A la carbonara:

-Sofreimos en una sartén 1 cebolla mediana e juliana con un chorritín de aceite de oliva y una pizca de sal, cuando esté bien pochada añadimos 5/6 lonchas bacon en juliana y champiñón portobello unos 4/5 en láminas finas, cuando esté todo bien sofrito echamos medio brick pequeño de nata para cocinar (unos 100 ml), probamos y rectificamos de sal, dejamos reducir dos minutos mas y se lo añadimos a las patatas que habremos machacado previamente con un tenedor para separar la carne de la piel con cuidado de no romperla, colocamos la mezcla de 4 quesos por encima y listo!!



jueves, 5 de septiembre de 2019

Ensalada de pesto

Si te gustan las ensaladas de pasta y además te encanta el pesto creemé, esta es tu ensalada!!! La pasta que elegí en esta ocasión, fue la "Pasta Casarecce Delicious DIA" que me pareció ideal para esta receta y estoy convencida de que la volveré  a preparar porque nos a encantado... ¿Te animas tú también? 


Ingredientes para 2 personas:

-100 Gr de pasta Casarecce delicious DIA por persona
-Tomatitos Cherry asados (receta aquí)
-Perlas de mozarella 
-Salsa pesto (receta aquí)
-Sal para cocer la pasta

Preparación:

1. Primero ponemos una olla al fuego con abundante agua y un puñadito de sal gorda para ir cociendo la pasta siguiendo siempre las instrucciones del fabricante, 10 minutos al dente y 12 suave, una vez lista la ponemos a enfriar en un escurridor, reservamos
2. Mientras vamos preparando el pesto (la receta aquí) y en un bol grande ponemos la pasta, que ya abrá enfriado un poco, añadimos los tomates cherry asados (receta aquí), las perlas de mozzarella y aliñamos todo con el pesto
3. Mezclamos con dos cucharas para que todos los sabores se integren, tapamos bien el bol con film transparente y llevamos a la nevera como mínimo 1 hora, para comerla fresquita
4. Servimos y a disfrutarla


Sugerencias:

-Este pasta Casarecce la encontrarás en el apartado "Gourmet" de los supermercados DIA
-Si quieres hacerla para 4 personas solo tienes que duplicar los ingredientes
-Las Perlas de mozzarella podrás encontrarlas hoy en día en casi todos los supermercados, Mercadona, Lidl, Aldi, Alcampo, Carrefour... aunque si no es asi podrias coger una mozzarella grande y cortarla en dados, pero asi queda mas mona ¿no?
-¿Podríamos poner los tomates cherry en crudo, sin asar? pues como poder claro que podríamos pero el sabor nos cambiaría muchísimo, estos tienen un sabor expectacular que casa a la perfección con las demás ingredientes

martes, 3 de septiembre de 2019

Flan de leche condensada

La receta que hoy os traigo es una de esas recetas que una vez la has probado ya no puedes dejar de hacerla, primero porque más fácil no puede ser, segundo porque tan solo lleva 3 ingredientes, y tercero porque tiene un saborcito mas rico que ainsss, y bueno tambien tenía que hacer esta receta porque me la dio Mari Carmen, la mami de mi amiga Norma y claro, no me pude resistir a probarlos... Su consistencia queda muy cremosa y suave, y por supuesto muy dulcecitos, una delicia para el paladar, ideales para culminar una comida familiar o con amigos, pero igualmente como merienda para las niños, te lo aviso, os van a encantar...


Ingredientes para unas 12 flaneras pequeñas o un molde de flan grande:

-1 Bote grande de leche condensada (740 Gr)
-1 Litro de leche entera, puedes poner 500 ml de nata y 500 ml de leche
-6 Huevos

Para la flanera o flaneras: Caramelo líquido casero, también sirve el que compramos en el Super tipo Royal

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo 160º si tu horno alcanza mucha temperatura
2. Por otro lado cogemos una fuente rectangular que sea bastante honda ya que la usaremos para hacer el baño María a la que añadiremos agua casi hasta la mitad y colocaremos en el horno a media altura para que se vaya calentando 
3. Ahora cogemos la flanera o flaneras e iremos poniendo el caramelo (abajo te explico como hacerlo casero) y moviéndolas con movimientos giratorios para que se distribuya por todo el molde, reservamos
4. A continuación, ponemos en nuestro vaso batidor de la turmix, vaso de batidora americana, thermomix o procesador de alimentos los 3 ingredientes, el bote grande de leche condensada, el litro de leche y los 6 huevos, batimos durante 1 minuto aproximadamente hasta que todo quede perfectamente integrado, también puedes hacerlo manual, pones todos los ingredientes en un bol grande y batimos con unas varillas de mano 
5. Seguidamente vamos rellenando las flaneras o flanera prácticamente hasta arriba ya que esta preparación no subirá mientras se hornea, las introducimos dentro de la bandeja con el agua ya caliente 


6. Horneamos 50 o 60 minutos si es una flanera grande y unos 40 minutos si son individuales o hasta que al introducir un palillo de madera o brocheta este salga limpio, si vieramos que comienzan a dorarse demasiado colocamos un papel de aluminio sobre ellas, y por supuesto estos tiempos son orientativos ya que cada horno como todos sabemos es un mundo...
7. Por último los sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla y una vez estén a temperatura ambiente llevaremos a la nevera y dejaremos enfriar un mínimo de 3/4 horas para poder degustarlos


Mira que cosa mas rica por favor.... No me digas que no te apetece uno ahora mismo, ¿¿eh?? jeje

Sugerencias:

-Podrás preparar la mitad de ingredientes y te saldrán unas 6 flaneras o una flanera mediana
-Cuando ya han enfriado por completo y antes de llevarlos a la nevera a mi particularmente me gusta envolverlos individualmente con un trocito de papel albal o film transparente para evitar cojan algún tipo de sabor u olor del frigorífico 

Consejos:

Si queremos preparar el caramelo casero, ponemos un cazo al fuego a temperatura media, añadimos primero 5 cucharadas azúcar blanquilla, añadimos 1 cucharada de agua, removemos pero solo un poco hasta que veamos que comienzan a formarse burbujas y el color va cambiando, ahora sí removemos, te aconsejo una cuchara madera, ya que alcanza mucha temperatura, por último añadimos unas gotas de limón, removemos de nuevo y lo retiramos del fuego, mucho cuidado con no tocarlo, ya que alcanza una elevada temperatura, una vez haya templado un poco, lo vamos echando en las flaneras, e iremos girando para que suba un poco por las paredes, reservamos

sábado, 17 de agosto de 2019

Tortilla de jamón york y tranchetes

Seguro que hoy es uno de esos días que no tienes muchas ganas de complicarte en la cocina, o a lo mejor te vas al cine de verano, o a la piscina, o a pasar el día al campo y quieres preparar un bocata sencillo, pues esta es una muy buena opción. Vas a tardar poquísimos minutos en prepararla y es ideal para comer entre dos o incluso para aquell@s que vivís sol@s... Yo creo que casi todo el mundo sabe preparar una tortilla francesa, pero yo por si acaso te lo recuerdo muy brevemente, vamos al lío!!!!!


Ingredientes para dos:

-4 Huevos 
-4 Lonchas de jamón de york
-4 Tranchetes 
-Sal al gusto
-AOVE

Preparación:

1. Cogemos una sartén amplia, de unos 28 cm y que sea antiadherente (es muy importante que no se pegue) ponemos un chorrito de aceite de oliva y mientras se calienta vamos batiendo los huevos en un plato hondo
2. Añadimos sal al gusto al huevo y vamos echando el jamón de york cortado en trocitos pequeños, cuando el aceite esté ya caliente añadimos el huevo y en la mitad de la tortilla vamos colocando las lonchas de tranchete, cocinamos a fuego medio durante dos o tres minutos


3. Pasado el tiempo cogemos una espumadera y doblamos la tortilla como si fuera un libro, la aplastamos solo un poquito con la espumadera para que se vaya fundiendo el queso y pasados uno o dos minutos la damos la vuelta para que se termine de hacer, dejaremos cocinar otro par de minutos a fuego bajo y servimos



Rica, fácil y muy sabrosa, si la pones en bocata encantará a niños y mayores, mira como se funde el queso y que jugosita queda... ¿verdad que la vas a probar?

Consejos: Pues sustituir los tranchetes por quesitos, o por cualquier queso que te guste y que funda bien, igualmente puedes sustituir el jamón york por pechuga de pavo o pechuga de pollo 

jueves, 18 de julio de 2019

Sopa de pepino

Lo que más nos apetece en verano son cosas fresquitas, por eso esta receta es ideal y desde luego la mejor opción para esos días en los que Roberto Brasero nos dice que se acerca una ola de calor jeje. En casa nos encanta el pepino, lo pongo como guarnición, en ensaladas, gazpachos, etc, pero me apetecía muchísimo probar esta sopa/crema/gazpacho, llámalo como quieras pero su sabor estoy segura que no te dejará indiferente, esta rica a mas no poder, yo ya la dejo entre mis "imprescindibles" de verano si señor!!!


Ingredientes:

-3 Pepinos medianos
-Media cebolla dulce o media cebolla tierna
-1 Ajo sin el germen central 
-1 Yogurt griego natural (sin azúcar)
-1 Vaso de agua muy fría (250 ml) si te gusta espesita no se la pongas
-1 Pizca de pimienta recién molida (opcional)
-1 Cucharada de vinagre de manzana o de sidra (o el zumo de media lima)
-3 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
-Sal al gusto


Preparación:

1. Pelamos, lavamos y partimos a la mitad desde arriba hacia abajo los pepinos, si eres de los que a lo mejor te puede repetir el pepino, retira las semillas de la parte central con una cuchara, en mi caso no hizo  falta, yo solamente los pelé y los troceé en cuartos, pelamos ademas la media cebolla y el ajo, los troceamos también en cuartos
2. Ahora cogemos nuestro vaso de la batidora turmix, vaso americano, Thermomix, o procesador de alimentos, el que tengamos, y vamos poniendo dentro todos los ingredientes, echamos el pepino, la cebolla, el ajo, el yogurt griego, el agua fría (opcional), la pimienta, un poco de sal, el AOVE y el vinagre o lima
3. Trituramos a velocidad máxima durante un par de minutos, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario, volcamos nuestra crema en una botella de cristal y llevamos a la nevera por un mínimo de 2 o 3 horas, luego podremos servirla como entrante 

Sugerencias: 

-Puedes ir añadiendo el agua poco a poco y así podrás dejarla con la consistencia que mas te guste, más líquida o más espesa
-Yo la he servido con una rodajita fina de pepino y unas gotas de aceite de cebollino que tiene un sabor increible, para prepararlo cogí un manojito de cebollino, lo piqué, añadí un buen chorro de AOVE y lo trituré con la batidora/picadora 1 minuto a máxima potencia, luego lo colé y lo puse en un biberón
-Podrías añadirle también unas hojitas de menta o hierbabuena que le aportará un toque extra de frescor pero te aseguro que así tal cual esta super buena

Ya habéis visto que sencilla y rápida es de preparar, ya verás como la vas a repetir cada verano, y lo sabes... Pero eso si, sirvela muy, muy, fresquita ¿eh? que es como mas rica está...

miércoles, 15 de mayo de 2019

Rosquillas de San Isidro

Estas rosquillas son uno de los productos gastronómicos mas famosos y tradicionales de la capital de España. Suelen prepararse entre primeros y mediados del mes de Mayo, ya que el día 15 de celebra la festividad de San Isidro Labrador, Patrón de nuestra ciudad. En la antigüedad, las fiestas de San Isidro, solían acompañarse con diversas rosquillas que se compraban en unos estantes dónde se ofrecían ensartadas en hilo de bramante, pero hoy en día lo más habitual es verlas en todas las pastelerías de la zona durante el mes de Mayo. Cuenta la historia, que asistía a las celebraciones de San Isidro una mítica vendedora llamada "Tía Javiera", la cual decían unos que procedía de Fuenlabrada y otros que de Villarejo de Salvanés pero de donde quiera que fuera esta mujer, era tal la fama de sus rosquillas que muchos de los vendedores de los tenderetes afirmaban ser familiares suyos. Así fué como las famosísimas rosquillas de la Tía Javiera llamadas "tontas y listas", así como las de Santa Clara eran tan populares en esta celebración del día de San Isidro y eran acompañadas con vino blanco de Arganda. Todas se componen de la misma base, diferenciandose solo en el acabado final, las tontas no llevan ningún acabado, ni van bañadas, de ahí su nombre indicando la simpleza de la masa. Las listas por el contrario van bañadas con un azúcar elaborado con sirope de azúcar, limón y huevo batido, dándolas el color que se prefiera, el habitual es el amarillo. Por último, las de Santa Clara, están recubiertas con merengue blanco (o glasa real). ¿Y tú, aún no las has probado? Pues venga, que no te las puedes perder...



Ingredientes: La misma masa para las 3

Para las rosquillas:

-300 Gr de harina de trigo 
-2 Huevos + 2 yemas (reservamos las claras para la glasa) yo usé claras pasteurizadas
-120 Gr de azúcar blanquilla
-120 Ml de aceite de oliva suave (y medio vaso mas para untarnos las manos)
-20 Ml de anís dulce o media cucharadita de anís en grano tostado y machacado
-1/4 de cucharadita de bicarbonato o levadura química tipo Royal
-1 Pizca de sal
-1 Huevo batido para pincelar las rosquillas

Para el glaseado de limón de las rosquillas Listas:


-1 Clara de huevo de las que teníamos reservadas (o 1 clara pasteurizada)
-80 Gr de azúcar glass 
-1 Cucharada de zumo de limón
-Colorante alimentario amarillo

Para el glaseado de merengue de las rosquillas de Santa Clara:

-1 Clara de huevo de las que teníamos reservadas (mejor si es pasteurizada)
-90 Gr de azúcar glass 
-Unas gotitas de zumo de limón
-Una cucharada de almíbar 

Para el almibar:

-200 Ml de agua
-200 Ml de azúcar blanquilla

Preparación:

1. Batimos los 3 huevos y las dos yemas junto con el azúcar hasta que nos quede una masa espumosa, podemos usar varillas eléctricas aunque no hace falta que doblen su volumen, luego añadiremos el anís en grano tostado y machacado en el mortero o anís dulce como prefieras, mezclamos, incorporamos también el aceite y seguimos mezclando
2. Ahora añadiremos los ingredientes secos previamente tamizados, la harina, la levadura o bicarbonato y la pizca de sal, después comenzaremos a amasar, debe quedarnos una masa uniforme y que se pega ligeramente en las manos, entonces colocamos las masa en un bol untado con un pelín de aceite y dejamos reposar como mínimo media hora tapado con film trasparente o con una paño de cocina limpio
3. Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo
4. Pasado el tiempo cogemos la masa y nos untamos las manos con un poco de aceite para poder manejar mejor la masa, cogeremos porciones de masa, entre 30 o 50 gr dependiendo del tamaño que queramos y las iremos dando la forma característica que lleva esta rosquilla, haremos las bolitas, luego las perforamos en el centro con ayuda del dedo y las iremos colocando sobre la bandeja del horno con un papel sulfatado encima y dejando un poco de espacio entre una y otra, las pincelamos con el huevo batido que teníamos reservado y horneamos durante 14/15 minutos a media altura, hasta que comiencen a estar doraditas
5. Mientras se hornean prepararemos el almíbar donde bañaremos las listas y las de Santa Clara y el glaseado para estas mismas, ya que las "tontas" se sirven tal cual salen del horno, osea que ahora reservamos una tercera parte y seguimos con la receta
6. En un cazo ponemos la misma cantidad de agua que de azúcar blanquilla y llevamos a ebullición durante unos 10 minutos, después retiramos del fuego y dejamos enfriar, una vez esté a temperatura ambiente comenzamos a bañar las rosquillas listas y las de Santa Clara, las dejaremos sobre una rejilla hasta que se empapen y absorban el almíbar así luego agarrarán mejor la cobertura
7. Mientras escurren vamos a preparar el glaseado para las rosquillas listas, batimos el huevo hasta que comience a forma espuma (sin llegar a montar) entonces añadiremos el azúcar glass tamizado, poco a poco, para que no se formen grumos, luego añadimos el zumo de limon, removemos, y por último ponemos una pizca de colorante alimentario amarillo, volvemos a remover y por último bañamos otra parte de nuestras rosquillas en este glaseado y dejaremos como las otras sobre una rejilla para que escurran, cuando lleven un rato secando con la misma glasa podemos coger para bañarlas una cucharilla e ir haciendo dibujos sobre ella o meter la glasa en un biberón o manga pastelera fabricada con papel vegetal
8. Seguidamente prepararemos el merengue de las rosquilla de Santa Clara que queda con una consistencia mas seca (o mas dura), para ello, batimos la clara a punto de nieve añadiendo las gotas de limón, tamizamos el azúcar glass y lo iremos incorporando poco a poco mientras removemos para que no quede ni un solo grumo, luego aligeramos un poco el merengue con un poquito de almibar del que nos sobró de bañar las rosquilla y mezclamos bien, debe quedar con una consistencia un pelín espesa, bañamos las rosquillas restantes en este merengue y dejamos también escurrir sobre la rejilla
9. Con el horno precalentado a 50º, calor arriba y abajo, volvemos a colocar las rosquillas en la bandeja del horno y horneamos (solo las rosquillas que van bañadas, las listas y las de Santa Clara) durante 25 o 30 minutos a esta temperatura para que seque el glaseado

No hay receta mas tradicional y mas castiza en este día que estas ricas rosquillas que inundan todos los escaparates de las pastelerías de la capital

Sugerencias:

-Es importante que no sobrepases el tiempo de horneado, ya que podrian quedar demasiado secas
-Para conservarlas mejor, una vez hayan enfriado por completo las guardaremos dentro de una lata de galletas, así nos durarán mas tiempo
-No utilices azúcar normal para los glaseados, debe ser azúcar glass de la que encontramos en cualquier tienda de repostería creativa y también en grandes superficies, pero también puedes hacerlo en casa (receta aquí)
-En el tema de las claras de huevo, yo prefiero usar claras pasteurizadas, pero si no las encuentras o simplemente no las tienes, puedes añadir gasificante (solo el sobrecito blanco) que encontramos por ejemplo en Mercadona, ya que este sobrecito blanco es el tan conocido "cremor tátaro" que a veces nos resulta un pelín dificil de conseguir, pero si miras su composición verás que pone "ácido tartárico"

viernes, 19 de abril de 2019

Pestiños

En casa nos encantan los dulces tradicionales, da igual de que zona sean, pero sobre todo nos gustan esos dulces que cuando los estas preparando su olor impregna tu cocina y tu casa entera, son esos que ya te indican que se acercan esas fechas señaladas que tanto esperas. Los pestiños son de esos dulces, característicos sobre todo de las épocas de Semana Santa y Navidad, pero yo creo que lo mejor que te puede pasar es aprender por fin a elaborar esta receta, ya que el resto del año son dificiles de encontrar y una vez que los pruebas... habrá un antes y un después, ya no podrás vivir sin ellos. Son típicos sobre todo de la zona de Andalucia, pero también de Extremadura o Galicia entre otras comunidades que ya los incluyen entre sus "dulces típicos" que tanto gustan a todos los públicos y que nos recuerdan mucho a las abuelas, ¿a que sí?. Que remedio, tendremos que preparar mas masa, porque estos ya han volado ¡¡jumm!! 



Ingredientes:

-260 Gr de harina de trigo
-1 Cucharadita de levadura química (tipo Royal)
-La piel de media naranja y de medio limón (si lo prefieres puedes poner la ralladura)
-75 Ml de aceite de oliva suave
-1 Cucharadita de anís verde o matalahúva
-1 Cucharadita de sésamo o ajonjolí  
-75 de vino de jerez o vino blanco semi seco 
-1 Pizca de sal
-Aceite de oliva suave, virgen extra o de girasol para freirlos, el que prefieras
-La piel de media naranja y de medio limón para aromatizar el aceite (opcional)

Para bañarlos:

-200 Ml de miel
-80 Ml de agua

Preparación tradicional:

1. Comenzamos poniendo una olla al fuego con los 75 ml de aceite, el anís verde (o matalahúva), el sésamo (o ajonjolí) y la cáscara de naranja y de limón, vamos a infusionar unos 8 minutos a fuego medio, después retiramos del fuego y dejamos que pierda temperatura
2. En un bol ponemos la harina, el vino, la pizca de sal y el aceite infusionado (sin colar) solo retiramos las cáscaras de los cítricos, removemos y mezclamos con una cuchara de madera, terminamos de amasar durante varios minutos sobre una superficie de trabajo para después formar una bola con la masa que cubriremos con film transparente y dejaremos reposar una media hora
3. Mientras tanto preparamos el almíbar de miel, para ello echamos la miel y el agua en un cazo, llevamos a ebullición y enseguida apartamos para que vaya enfriando, como la masa ya habrá reposado vamos a estirarla con ayuda de un rodillo, intentando que nos quede muy finita, e iremos cortando cuadrados de aproximadamente 6x6 cm 
4. Seguidamente ponemos una sartén o una olla al fuego con abundante aceite a fuego medio-alto, podemos poner una cáscara de naranja o de limón o de ambos y cuando el aceite esté caliente las retiramos, esto hará que el aceite se infusione cogiendo el aroma de los cítricos, mientras se calienta cogemos un vaso de agua, lo dejamos al lado, entonces iremos cogiendo los cuadrados de masa y juntando dos de las esquinas opuestas poniendo además una gotita de agua en medio de las dos para que queden sellados y con forma de lazo, como en la foto
5. Es hora de comenzar a freirlos, los iremos echando de pocos en pocos, primero para que no baje la temperatura del aceite y luego para estar mas pendientes de que no se quemen y poder darles bien la vuelta, cuando los veamos doraditos los vamos sacando y colocando en un plato o fuente con papel absorbente para que suelten el exceso de grasa
6. Por último los iremos cogiendo con una pinzas de cocina para no pringarnos mucho y los iremos bañando muy bien en el almíbar de miel dándoles la vuelta para que lo cojan bien y después los vamos colocando sobre una rejilla hasta que ya no chorreen y estén listos para consumir
7. Una vez hayan enfriado por completo los servimos en un plato o fuente y si nos sobran podemos conservarlos en una caja de las de galletas, aunque no creo que te duren mucho...

Preparación con Thermomix:

1. Ponemos en el vaso los 75 ml de aceite, el anís verde (o matalahúva), el sésamo (o ajonjolí) y la cáscara de naranja y de limón, vamos a infusionar programando 8 minutos, temperatura 90º, velocidad cuchara, giro a la izquierda, pasado el tiempo quitamos el vaso de la base y esperamos unos 10 o 15 minutos para que baje la temperatura del vaso
2. Acabado el tiempo retiramos las cáscaras de naranja y de limón, e incorporamos el resto de ingredientes, el vino, la harina, la levadura y la pizca de sal, programamos primero 5 segundos, velocidad 6 para mezclar y luego amasamos programando 5 minutos, velocidad espiga, debemos conseguir una masa elástica, que no quede pegajosa y debe ser fácil de manipular, luego la sacamos del vaso, formamos una bola con la masa que cubriremos con film transparente y dejamos reposar media hora
3. Mientras tanto preparamos el almíbar de miel, para ello lavamos y secamos bien el vaso, echamos en el la miel y el agua, programamos 5 minutos, temperatura 90º, velocidad cuchara, luego volcamos el almíbar en un bol pequeño y hondo después lo reservamos para luego bañar en el los pestiños
4. Como la masa ya habrá reposado vamos a estirarla con ayuda de un rodillo, intentando que nos quede muy finita, e iremos cortando cuadrados de aproximadamente 6x6 cm, ponemos una sartén o una olla al fuego con abundante aceite a fuego medio-alto, podemos poner una cáscara de naranja o de limón o de ambos y cuando el aceite esté caliente las retiramos, esto hará que el aceite se infusione cogiendo el aroma de los cítricos, mientras se calienta cogemos un vaso de agua, lo dejamos al lado, entonces iremos cogiendo los cuadrados de masa y juntando dos de las esquinas opuestas poniendo además una gotita de agua en medio de las dos para que queden sellados y con forma de lazo, como en la foto
5. Es hora de comenzar a freirlos, los iremos echando de pocos en pocos, primero para que no baje la temperatura del aceite y luego para estar mas pendientes de que no se quemen y poder darles bien la vuelta, cuando los veamos doraditos los vamos sacando y colocando en un plato o fuente con papel absorbente para que suelten el exceso de grasa
6. Por último los iremos cogiendo con una pinzas de cocina para no pringarnos mucho y los iremos bañando muy bien en el almíbar de miel dándoles la vuelta para que lo cojan bien y después los vamos colocando sobre una rejilla hasta que ya no chorreen y estén listos para consumir



7. Una vez hayan enfriado por completo los servimos en un plato o fuente y si nos sobran podemos conservarlos en una caja de las de galletas, aunque no creo que te duren mucho...



Tan crujientes por fuera y a la vez tan mojaditos por dentro...


Yo ya no quiero ni puedo vivir sin ellos, mira que hojaldrados quedan... creo que estos caerán muy a menudo, me da a mi... ojúú que rico está esto mareee!!!!



Sugerencias:

-Otra manera muy tradicional de servirlos es, una vez están en el papel absorbente, los pasamos por azúcar con canela, igual que las torrijas, de las dos formas están ricos, pero yo sin duda me quedo con el almíbar de miel
-También puedes bañar la mitad de miel y la otra mitad en azúcar con canela

lunes, 15 de abril de 2019

Patatas paja (caseras)

Las patatas paja, o "patatas cerilla" como se las llaman en algunos lugares, son toda una tradición. A mi desde luego me recuerdan a cuando era niña y adolescente y cuando luego mas tarde con el paso de los años se las compraba también a mis hijos y nos encantaban a todos en casa. Luego con el paso de los años me compre un rallador eléctrico con el que salen a la perfección (también lo venden manual) es importante que tenga la opción de juliana en corte fino, luego claro está, ya las hacemos caseras que es como mas nos gustan, por eso podrás hacer este tipo de corte específico perfectamente con una mandolina incluso venden un pelador especial que nos hace este corte, sea como sea, no te pierdas estas patatas que son la manera mas molonga de acompañar una hamburguesa, un pescado al horno o por supuesto un solomillo o entrecot a la plancha. ¿Te animas o qué...?


Ingredientes para 4 personas:

-3 o 4 Patatas medianas
-Aceite de oliva virgen extra (puedes usar de oliva suave o de girasol)
-Sal al gusto

Preparación:

1. Comenzamos pelando y lavando las patatas, mientras tanto ponemos una olla o sartén honda con abundante aceite (si tienes freidora mejor) a fuego medio/alto 
2. A continuación nos disponendremos a realizar el corte en juliana "fino" que hará que nuestras patatas queden finitas y muy crujientes, como os decía antes podéis utilizar mandolina, rallador, etc... 
3. Una vez hecho el corte las lavamos bien bajo el grifo y las dejamos sobre un escurridor unos 10 minutos, esto hará que pierdan el almidón y luego no se peguen al freirse, después, las colocamos en un paño de cocina limpio o abundante papel absorbente, las secaremos en exceso hasta que veamos que ya no sueltan absolutamente nada de agua, así evitaremos posibles salpicaduras de aceite y a su vez quemaduras
4. Seguidamente las iremos echando a la sartén, olla o freidora por tandas, es importante que no las eches todas de golpe porque se nos enfriará el aceite y no quedarán crujientes, las cocinamos hasta que veamos que ya están doradas y las iremos sacando con ayuda de una espumadera a un plato o fuente con papel absorbente para quitar el exceso de grasa



5. Para finalizar, las añadimos un poco de sal al gusto y las colocamos en la fuente donde las vayamos a servir

Sugerencias:

-Puedes añadir a continuación de la sal una pizca de pimienta recién molida o pimentón, o incluso cebolla o ajo en polvo (eso va en gustos) pero así solas está deliciosas!!
-Estas patatas son la guarnición perfecta para acompañar una hamburguesa, o carnes, pescados, etc...
-Si tienes freidora quedarán aún mas crujientes, ya que ahí controlamos mas la temperatura del aceite
-Puedes llevarlas envueltas en papel de aluminio o en una lata limpia de las de galletas, a la piscina, al campo, de picnic, etc...
-Harás felices a tod@s si las sirves en fiestas, cumpleaños o reuniones, aunque aviso, haz mas de la cuenta porque ¡vuelan!

No dejes de probarlas porque os van a encantar... Receta fácil y sencilla donde las haya, son la perdición de los niños, pero es que los adultos se pelearán siempre por la última, te lo aseguro!! jeje