jueves, 21 de septiembre de 2017

Crema de lentejas

Ahora que va haciendo menos calor, que ya empezó el cole y vamos comiendo mas sano después del verano y "sus excesos" ahora que va haciendo fresquete y apetece otra vez comer de cuchara, esta es la opción perfecta para aquel@s que no les gusta las lentejas, ideal si te sobraron lentejas del día anterior, pero también para los niños o bebes que empiezan a introducir legumbres en su alimentación. Yo utilicé lenteja pardina porque es la que mas me gusta, pero puedes hacerlo igualmente con la que tu utilices, esta variedad de lenteja no es que necesite hidratarse, pero a mi me gusta ponerlas en agua unos 15 o 20 minutos para luego despues lavarlas en un escurridor grande y listo... Te invito a que la pruebes... 




















Ingredientes:

-200 Gr de lentejas (yo puse pardina)
-1 Cebolla
-1 Ajo
-Medio Puerro
-1 Patata mediana
-2 Zanahorias pequeñas o 1 mediana
-1Puñado de guisantes 
-1 Tomate maduro
-1 Hoja de laurel
-Media cucharadita de pimentón de la vera
-Agua o caldo de verduras para cubrir las lentejas
-100 Ml de nata líquida para cocinar o leche evaporada (opcional)
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal

Para acompañar:

-Picatostes, cebollino, hortalizas a la plancha, etc... y como toque final un chorrito de aceite de oliva virgen extra en forma de hilo

Praparación tradicional:

1. En primer lugar, pelamos, lavamos y troceamos todas las verduras (reservamos)
2. Ponemos al fuego nuestra olla express con un chorrito de aceite, añadimos la cebolla, el ajo y el puerro, sofreímos un par de minutos hasta que esté pochado y a continuación echaremos el resto de las verduras, patata, zanahoria, tomate y guisantes, removemos y le incorporamos el pimentón, la hoja de laurel y por último las lentejas
3. Cubrimos la olla con el agua o el caldo de verduras hasta tapar dos o tres dedos por encima nuestra preparación, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario, cerramos la olla y cocinamos una vez que la válvula suba hasta arriba a fuego lento durante unos 20 minutos
4. Pasado el tiempo esperamos para abrir la olla, dejamos que templen un pelín y añadimos la nata o leche evaporada, trituramos con nuestra batidora turmix, batirora americana, procesador de alimentos... si vemos que quedan un poco espesas, podemos añadir medio vasito mas de agua, volvemos a probar de sal y observamos que tengan la textura deseada
5. Pasamos finalmente por un colador o chino y servimos bien calentitas, podemos además acompañarlas con unos picatostes, un poco de cebollino (opcional) y regar por último con un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Preparación con Thermomix:

1. En primer lugar, pelamos, lavamos y troceamos todas las verduras (reservamos)
2. Añadimos un chorrito de aceite que cubra el fonde del vaso y añadimos la cebolla, el ajo y el puerro, programamos 11 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, sin cubilete, pasado el tiempo incorporamos la zanahoria, la patata, el tomate y los guisantes, programamos 5 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda, sin cubilete
3. Ahora incorporamos el pimentón y cubrimos el sofrito con el agua o el caldo hasta tapar dos o tres dedos por encima nuestra preparación, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario, cerramos el vaso y programamos 20 minutos, temoperatura 100º, velocidad 1, giro a la izquierda, ahora sin con cubilete



4. Pasado el tiempo sacamos el vaso de la base, dejamos que templen un poco para que baje la temperatura, añadimos la nata o leche evaporada y trituramos 2 minutos velocidad progresiva 5,7,10, si vemos que quedan un poco espesas, podemos añadir medio vasito mas de agua, volvemos a probar de sal y observamos que tengan la textura deseada
5. Servimos bien calentitas, podemos además acompañarlas con unos picatostes, un poco de cebollino (opcional) y regar por último con un chorrito de aceite de oliva virgen extra


Quedan con una textura muy cremosa y es otra forma diferente de comer lentejas, está realmente buena...









lunes, 18 de septiembre de 2017

Pulpo a la gallega

Hoy os traigo un plato que resulta imprescindible en la gastronomía gallega y como no, completamente arraigado a esta tierra. Bien es cierto, por otra parte, que a día de hoy no hay bar o restaurante que no lo esté ofreciendo en su carta y podemos encontrarlo si tapeamos por cualquier provincia de la península incluso si salimos al extranjero debido a su gran popularidad. El pulpo a la gallega o "a feira" como allí se denomina, suele ser servido en el tradicional plato de madera, en rodajas con sal, pimentón y regado con un buén aceite de oliva virgen extra, en algunos casos (que no siempre) acompañado con patatas o cachelos se sirve en las diferentes y conocidas pulperías gallegas a lo largo y ancho de toda esta región. 






















Ingredientes para 4 personas:

-1 Kl de pulpo cocido
-4 Patatas medianas
-Aceite de oliva virgen extra
-Pimentón de la vera 
-Sal gorda

Preparación:

1. En una olla, ponemos a cocer las patatas hasta que pinchemos con un cuchillo y estén blanditas, entonces apartamos, dejamos enfriar, una vez enfríen las pelamos e iremos haciendo rodajas y colocándolas en nuestro plato de madera
2. Por otro lado, cogemos el pulpo ya cocido y lo hacemos rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor con unas tijeras de cocina que vamos colocando sobre la patata cocida
3. Finalizamos aderezando con sal, pimentón y aceite de oliva (este último sin escatimar) y servimos 


Una tapa o entrante perfecto para degustar en buena compañía...







domingo, 17 de septiembre de 2017

Tostadas francesas

Las tostadas francesas son una de esas recetas que, una vez que la has probado, ya se quedan contigo para siempre y por los siglos de los siglos "Amén"... Muy apropiada para compartir con los tuyos el desayuno del domingo si queremos darnos un capricho y además es una receta de aprovechamiento, en la cual puedes usar pan que te sobró el día anterior, pero también brioche, pan de molde... yo decidí elaborar la receta con pan de molde rústico, que las rebanadas son un poco mas grandes que las de pan de molde normal y ovaladas. En tal caso, hay gente que las compara con nuestras "torrijas" pero es cierto que la elaboración y el resultado final varían bastante... No es aconsejable comerlas muy a menudo debido a su gran aporte calórico, pero como dice el dicho una vez a año...(y quien dijo año dijo mes) no hace daño ¿verdad? 






















Ingredientes:

-1/2 rebanadas por persona del pan que mas os guste
-2 Huevos L
-250 Ml de leche
-1 Cucharadita rasa de canela molida (opcional)
-Media cucharadita de esencia o aroma de vainilla (opcional)
-4/5 Cuchara de azúcar (yo le puse azúcar moreno)
-Mantequilla sin sal para dorar las tostadas

Para acompañar:

Aquí es donde damos rienda suelta a nuestra imaginación, jugando siempre con los ingredientes que más nos gusten:

Miel, Frutos rojos, Fresas, Plátano, Kiwi, Cerezas, Dulce de leche, Nata, Caramelo, Mermelada, Sirope de arce, crema de avellanas, etc...


1. En un bol grande vamos echando los ingredientes donde iremos bañando las tostadas, los huevos, la leche, la canela, la vainilla y el azúcar moreno, seguidamente con unas varillas o un tenedor batimos enérgicamente y reservamos
2. Ponemos por otra parte una sartén a fuego medio, echamos un pedazo de mantequilla que no esté demasiado fuerte porque se nos podría quemar y mientras se derrite, vamos mojando el pan en la mezcla que habíamos batido, dejamos que se empape por ambos lados y las iremos añadiendo a la sartén para que se vayan haciendo, cuando estén doradas por las dos caras, las iremos sacando a un plato o una fuente para después poderlas servir acompañadas del ingrediente que mas nos guste, yo elegí frutos rojos y miel, además por supuesto del café, té, zumo, batido...



Que esponjosas y mojaditas quedan, desde luego que son una delicia, y no se tarda nada en hacerlas  ¿te vas a resistir a probarlas? estoy segura que no...yo creo que las comería cada mañana para desayunar, el problema es que luego tendría que salir rodando... jeje 





jueves, 14 de septiembre de 2017

Secreto ibérico al horno

El secreto ibérico fué todo un descubrimiento para nosotros hace ya algunos años. Yo ni lo conocía, ni lo había cocinado nunca, así que me puse al lio, las primeras veces lo hice a la plancha sin más y luego más adelante fuí pensando en otras recetas algo mas elaboradas, también por cambiar un poco y entonces me di cuenta que admite diversas formas de preparación que os iré enseñando mas adelante. Lo hemos probado además en algún que otro restaurante y aquí si que hay que tener cuidado, por que es habitual que nos den gato por liebre, vamos, que nos lo vendan como ibérico cuando no lo es, ya que el sabor varía bastante, pero oye, que igual son manías mías, pero es que nunca llega a saberme igual el que comemos fuera de casa que este ¿porque será?. Esta es una de las recetas que a mi marido y a mi mas nos gusta. Al horno y con este acompañamiento de patatas con su champiñón, delicioso sin mas, la carne queda super crujiente por fuera y muy jugosita y tierna por dentro. En esta ocasión lo hice para dos, porque está genial para una comida o cena especial con tu pareja, pero si tienes mas comensales siempre puedes duplicar los ingredientes sin problemas. Espero que os guste...





Ingredientes para 2 personas:

Para el asado:

-500/600 Gr de secreto ibérico de cerdo
-1 Cebolla grande (yo le puse morada)
-4 Dientes de ajo
-60 Ml de vino tinto (que no sea de brick)
-Aceite de oliva virgen extra (un chorrito)
-Pimentón de la vera
-Pimienta (yo le puse pimienta blanca)
-Sal al gusto (yo le puse sal gorda)

Para acompañar:

-3/4 Patatas medianas
-Media cebolla
-1 Ajo
-2/3 Champiñones (yo puse Portobello)
-1 Manojo pequeño de pereji
-100 Ml de nata para cocinar
-1 Cucharada de parmesano molido
-Sal al gusto

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 220º C 
2. En primer lugar aderezamos la carne por ambos lados, le añadimos la sal, la pimienta y el pimentón, colocándola a continuación en una bandeja o fuente de barro amplia y apta para horno, echamos además la cebolla cortada en juliana, formando una capa encima de la carne, bañamos con un chorrito de aceite y por último incorporamos el vino
3. Ahora colocamos la bandeja dentro del horno y horneamos a 220º durante unos 10-12 minutos para que se dore el exterior de la carne, pasado este tiempo bajamos la temperatura a 180º y lo dejemos asi hasta que pasen unos 35-40 minutos, entonces lo sacamos y le damos la vuelta, volviendo a colocar la cebolla encima de la carne y dejaremos que se cocine durante otros 35-40 minutos, cuando falten aproximadamente 10 minutos, añadiremos los ajos fileteados o en cuartos por encima


4. Ahora que le dimos la vuelta a la carne comenzamos con el acompañamiento, lavamos, pelamos y cortamos las patatas en rodajas un pelín gruesas o en cuadrados (igual que para bravas) como mas os guste, en una olla ponemos agua a calentar y cuando empiece a hervir las echamos con un poco de sal, cuando las pinchemos con un tenedor y las notemos un pelin blanditas (no del todo para que no se rompan) las sacamos y ponemos a escurrir
5. Por otro lado en una sartén ponemos a dorar la cebolla con el ajo en juliana con una pizca de sal, cuando empiece a tomar color añadimos el champiñón laminado, rehogamos un par de minutos y seguidamente incorporamos las patatas que teníamos escurriendo, sofreímos otros 3 o 4 minutos a fuego medio para que cojan color y por último agregamos el perejil, el parmesano y la nata, mezclamos suavemente, dejando cocinar unos dos o tres minutos mas, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario, retiramos del fuego
6. Sacamos la carne del horno y servimos inmediatamente con las patatas como acompañamiento



Vamos, vamos, ¡¡¡irresistible!!!







jueves, 31 de agosto de 2017

Fish and chips

Si como yo has viajado a Londres, sabrás que es completamente imposible volver sin haber probado uno de sus platos mas reconocido mundialmente, su increíble pescado con patatas (fish and chips). Consiste en una fritura de pescado (fundamentalmente blanco), rebozado, que puede ser bacalao, dorada, lenguado... aunque a mi me apetecía hacerlo con merluza que es uno de mis pescados favorito, se sirve además con unas patatas extra-crujientes que suelen condimentarse con sal y vinagre, pero por supuesto una buena salsa para acompañar y mojar, que puede ser ketchup, mayonesa, o salsa tártara que es la que hice yo. Puedes encontrarlo paseando por sus calles, en mercados, bares, restaurantes, puestos callejeros, etc... en los que como no podía ser de otra forma tienes la opción (take-away) comida para llevar. Si lo probaste y eres como yo, de l@s que ya no pueden pasar sin esta receta, te invito a que la hagas, porque no te dejará indiferente y descubrirás lo buenísimo que queda haciéndolo nosotr@s mismos, anímate y verás!!























Ingredientes para 4 personas:

Para las patatas:

-4 Patatas medianas
-Agua para cocerlas
-1 Cucharada de vinagre
-Aceite de oliva para freirlas
-Sal

Para el rebozado:

-200 Gr de harina de trigo
-1 Cucharadita de levadura tipo Royal
-200 Ml de cerveza muy fria
-Media cucharadita de miel (opcional)

Pescado:

-500 Gr de pescado blanco (el que mas te guste) limpio de piel y espinas
-1 Pizca de pimienta (opcional)
-Sal al gusto

Salsa tártara:

-200 Gr de mayonesa (casera o de bote)
-1 o 2 de pepinillos en vinagre
-1 Cucharadita de alcaparras
-1/4 de cebolla 
-1 Huevo cocido (opcional)
-1 Cucharadita de perejil
-Unas gotas de limón 
-1 Cucharadita de mostaza de Dijon
-1 Pizca de sal

Preparación:

1. Comenzamos pelando y lavando las patatas y seguidamente las cortamos en bastones no buen tamaño (que no queden finas) echamos en una olla grande y cubrimos de agua hasta que las tape todas, añadimos una pizca de sal y el vinagre, una vez comiencen a hervir dejaremos cocer unos 7 u 8 minutos, pasado el tiempo las pasamos a un escurridor y esperamos a que enfríen un poco, después secaremos con papel absorbente por si quedara algo de agua y ponemos a calentar una sartén con abundante aceite, freiremos a fuego medio-alto hasta que estén doradas y crujientes, dejamos en un plato o bandeja con papel absorbente para quitar todo el exceso de grasa (reservamos)


2. Vamos a preparar la salsa tártara, escurrimos y secamos bien los pepinillos y las alcaparras y procedemos a ir picando todo muy picadito, la cebolla, el huevo cocido, el perejil, los pepinillos y las alcaparras, si tenemos una picadora podemos picarlo también así, nos será más rápido, reservamos 
3. Ahora tenemos dos opciones, hacer la mayonesa casera o ponerla ya comprada, dependiendo de la prisa que tengáis, la volcamos en un bol junto con todos los ingredientes que hemos picado y seguidamente echamos el limón, la mostaza y la sal, mezclamos bien hasta que todo se integre y reservamos en la nevera tapada con film transparente

                           

4. A continuación iremos preparando el pescado, dejándolo libre de piel y espinas, lo haremos trocitos no demasiado grandes, en tiras y salpimentamos al gusto (reservamos)
5. Preparamos ahora el rebozado o tempura, echamos en un bol grande la harina, la levadura, la miel y por último la cerveza que debe estar muy fría, mezclamos con unas varillas hasta que no quede ni un solo grumo
6. Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y cuando veamos que está bien caliente bajamos un pelín y vamos introduciendo los trozos de pescado que habremos pasado previamente por la tempura, controlando que no se nos quemen cuando veamos que están dorados iremos sacando a un plato o una fuente con papel absorbente para que suelten todo el exceso de grasa

                             

7: Servimos sin esperar que se enfríe, eso si, con una cerveza muy fría


Ya no te hace falta coger un avión para poder probar este plato tan sencillo y sabroso... Madrecita... ¡¡como nos ha gustado!!!









sábado, 26 de agosto de 2017

Patatas con bechamel

Esta receta es de esas que tienen las madres, de esas que te acompañan durante toda la vida, y de esas que dices, mama, ¿porque no haces hoy tu receta estrella?, pues esta es la de mi madre, aunque también es verdad que ella es tan buena cocinera que tiene muuuchas recetas estrella. Es además uno de los platos preferidos de mi maridín y aunque el siempre dice que como las de mi madre a mi no me salen, reconozco que ya me acerco casi al 99,9% jeje y hoy la comparto con vosotr@s porque no quiero que se pierda. Es un plato de domingo, porque lleva una gran elaboración, si bastante, pero el resultado merece la pena, eso si, yo suelo hacerlas como plato único porque ¡uf como llenan...! y aunque confieso que estuve rebuscando por la red por si alguien mas conocía esta receta, la verdad que yo al menos no la encontré, alguna parecida, pero no con los mismos ingredientes. Solo espero que te animes a hacerla y me cuentes que te ha parecido. ¿Mamen haces unas papas becha? 























Ingredientes para 4 persona:

Para las patatas:

-1 Kl de patatas
-5 Huevos L
-150 Gr de jamón serrano
-Aceite de oliva para freir las patatas
-Mezcla de 4 quesos para gratinar (puede ser Gouda, Emental, etc...)

Para la bechamel:

-1 L de leche 
-50 Gr de mantequilla sin sal
-1 Cucharada de aceite de oliva virgen extra
-1 Pizca de nuez moscada
-80 Gr de harina
-1 cucharadita rasa de cebolla en polvo (opcional)
-1 Cucharada de queso parmesano molido (opcional)
-Sal al gusto

Preparación:

1. En primer lugar, pelamos las patatas y las cortamos con cuchillo o mandolina en rodajas finas como para tortilla (reservamos)
2. En una sartén honda, ponemos abundante aceite y cuando esté caliente iremos echando las patatas, las freiremos en varias tandas y así intentamos que no se peguen entre si, incorporamos un pelín de sal y las cocinamos a fuego lento para que queden blanditas y no se nos doren, las vamos colocando en un colador o escurridor grande para quitar todo el exceso de aceite
3. Mientras tanto vamos preparando la bechamel de cobertura, que debe quedarnos tirando a líquida ya que al enfriar espesa un poco y tiene que empapar después las patatas, en una olla grande a fuego medio-bajo ponemos el aceite y la mantequilla hasta que funda por completo y a continuación añadiremos la harina, esperaremos a que tome color tostado sin dejar de remover con una cuchara de madera o unas varillas, seguidamente incorporamos de golpe la leche que debe estar templada o del tiempo (esto evitará que nos salgan grumos) e iremos mezclaremos sin parar de remover hasta que comience a espesar, ahora si, subimos un poquito el fuego (no mucho) y añadimos por último la sal, la nuez moscada, la cebolla en polvo y el parmesano
4. Por otra parte, en un cazo ponemos a cocer los huevos con un puñado de sal y unas gotas de vinagre (esto hará que después se pelen mejor) una vez que comiencen a hervir esperamos 10 minutos, retiramos del fuego dejamos enfriar, una vez fríos los pelamos, pero cogemos solo la yema, la picamos y reservamos, también partiremos el jamón en trocitos muy pequeños e igualmente reservamos



5. Comenzamos ahora a montar todo, pero primero precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo, en una fuente grande de pirex o barro, cubrimos el fondo con bechamel, seguidamente ponemos una capa de patatas y después añadimos el huevo y el jamón, cubrimos todo con la bechamel y mezclamos muy suavemente para que se integren todos los ingredientes, hacemos una segunda capa repitiendo los mismos pasos y terminamos cubriendo todo con el queso de gratinar



6. Horneamos durante o unos 15 o 20 minutos, o hasta que el queso esté doradito y se haya formado una costra


Sacamos del horno y servimos



Bechamel de cobertura rápida con Thermomix:

Para aligerar la preparación y para aquellos que tengais Thermomix, prepararemos una bechamel de cobertura rápida, echamos todos los ingredientes en el  vaso por orden, programamos 8 minutos, temperatura 100º, velocidad 4


Cremosas, sabrosas y toda una delicia para el paladar
En casa gusta muy mucho esta receta de la yaya Mamen...







viernes, 25 de agosto de 2017

Croquetas de gambas

Aquí os traigo el "reto croquetil" de este mes, unas apetitosas croquetas de gambas. Suaves, cremosa bechamel, un fino y ligero rebozado, vamos, que no se le pueden poner ni una sola pega, ya están entre mis favoritas y las dejo en el apartado de "repetiré"























Ingredientes:

-200 Gr de gambas peladas
-1 Cebolla pequeña
-400 Ml de leche entera o semidesnatada
-100 Ml del fumet de las cáscaras de las gambas o fumet de brirck Aneto
-50 Gr de mantequilla sin sal
-1 Cucharada de aceite de oliva virgen  extra
-60 Gr de harina
-1 Pizca de nuez moscada
-Aceite de oliva (para freirlas)
-2 Huevos
-Pan rallado
-Sal

1. Lo primero que haremos es pelar las gambas y podemos hacer un fumet con ellas echando en un cazo las cabezas machacadas y las cáscaras un pelin sofritas, añadimos un vaso de agua, una pizca de sal, dejamos hervir unos 7/8 minutos, lo colamos y reservamos, si las gambas son congeladas nos saltamos este paso y podemos poner un fumet de pescado de buena calidad, luego picamos las gambas en trocitos, (reservamos)
2. En una olla, ponemos el aceite, y la mantequilla, dejamos que se funda y entonces añadimos la cebolla troceada, cocinamos hasta que comience a dorar sofriendo entre 2 o 3 minutos a fuego medio, seguidamente incorporamos las gambas y sofreímos, durante un par de minutos mas, a continuación iremos incorporando la harina sin dejar de remover hasta que se cocine un poco y coja un color tostado
3. Ahora echamos la leche, (del tiempo o caliente) sin dejar de remover hasta que comience a espesar, añadimos también el fumet, la pizca de nuez moscada y la sal al gusto, terminamos de cocinar hasta que espese y retiramos del fuego 
4. Volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente



5. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, (yo esta vez las hice con forma redonda), las pasamos por huevo batido, luego por pan rallado y vamos colocandolas en una fuente
6. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
7. Servimos calientes acompañadas de un vinito blanco bien frio y ¡¡a disfrutar!!

Preparación con Thermomix:

1. Lo primero que haremos es pelar las gambas y podemos hacer un fumet con ellas echando en el vaso las cabezas machacadas y las cáscaras con un chorrito pequeño de aceite, programamos 10 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara, añadimos un vaso de agua, una pizca de sal y programamos 8 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara, acabado el tiempo, lo colamos y reservamos, si las gambas son congeladas nos saltamos este paso y podemos poner un fumet de pescado de buena calidad, luego picamos las gambas en trocitos, (reservamos)
2. Lavamos y secamos bien el vaso, añadimos la cebolla y troceamos 8 segundos, velocidad 5, bajamos los restos de las paredes, añadimos un chorrito de aceite y la mantequilla y sofreímos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, sin cubilete, cuando acabe el tiempo añadimos las gambas troceadas y programamos 8 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara
3. A continuación, echamos la harina y programamos 2 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad 1
4. Ahora podemos la balanza y vamos echando la leche que tiene que estar templada o del tiempo, incorporamos también el fumet, la pizca de nuez moscada y la sal al gusto, programamos 8 minutos, temperatura 100º, velocidad 3
5. Acabado el tiempo, volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente
6. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, (yo en esta ocasión las hice redondas) las pasamos por huevo batido y luego por pan rallado y vamos colocandolas en una fuente
7. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
8. Servimos calientes























Y ya si las acompañamos de un vinito blanco bien frio... ni te cuento...








viernes, 28 de julio de 2017

Pisto Manchego

Cuanto tiempo llevaba sin preparar pisto, con lo que nos gusta en casa... es un plato muy tradicional a base de verduras de temporada y es de esos que me recuerdan a infancia, a mi madre preparándolo a fuego lento... Sin duda es el acompañamiento perfecto para infinidad de platos.


Ingredientes:

-2 Cebolla medianas
-2 Dientes de ajo grandes
-1 Calabacín mediano
-1 Pimiento verde mediano
-1 Pimiento rojo mediano
-500 Gr de tomates de pera muy maduros o un bote de tomate triturado de 400 Gr
-1 Cucharadita de azúcar
-1 cucharadita y media de sal
-Media cucharadita de pimentón de la Vera
-1 Cucharada de vino blanco (opcional)
-40 Ml de aceite de oliva virgen extra

Preparación tradicional:

1. Lavamos, pelamos y troceamos en brunuoise (dados pequeños) todas las verduras, Cebolla, ajos, calabacín, pimiento rojo y verde, (reservamos)
2. Si tenemos tomates de pera (que estén muy maduros) los lavamos y rallamos con un rallador (reservamos) si no, también nos sirve una lata de tomate triturado 
3. En una olla o sartén onda ponemos el aceite y cuando esté caliente añadimos la cebolla y el ajo con una pizca de sal, esperamos a que empiece a tomar color y seguidamente añadimos el pimiento rojo y verde, seguimos sofriendo durante dos o tres minutos y por último incorporamos el calabacín esperando a que comience a ablandarse
4. Mientras rallamos los tomates y lo añadimos al sofrito (o el bote de tomate triturado) junto con el azúcar, la sal, el pimentón y el vino blanco, removemos mientras dejamos cocinar a fuego lento durante unos 30 o 40 minutos

Preparación con Thermomix:

1. No lavaremos el vaso en toda la preparación; Lavamos y pelamos las verduras, a continuación echamos en el vaso las cebollas en cuartos y los ajos enteros, programamos 4 segundos, velocidad 3 (sacamos y reservamos) seguidamente incorporamos el pimiento verde y rojo,  programamos 3 segundos velocidad 3 (sacamos y reservamos) y por último añadiremos el calabacín en rodajas, programamos 3 segundos velocidad 3 (sacamos y reservamos) 
2. Pulsamos la tecla "balanza" y pesamos el aceite, a continuación iremos incorporando las verduras por orden, en primer lugar echaremos la cebolla y el ajo, programando 11 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara (sin cubilete), acabado el tiempo incorporamos el pimiento verde y rojo, programamos 9 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara (sin cubilete) y por último acabado el tiempo echaremos el calabacín, programamos 9 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara (sin cubilete)
3. A continuación iremos incorporando al sofrito el tomate rallado (o triturado) junto con el azúcar, la sal, el pimentón y el vino blanco, programamos 16 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara (con el cestillo boca abajo)
4. Sacamos del vaso y volcamos en un bol o fuente de servir



Puedes servirlo como guarnición para cualquier plato de carne o pescado, pero con unos huevos fritos con su "puntillita" creo que triunfas si o si!!!






martes, 25 de julio de 2017

Tarta de Santiago

Hoy se celebra el día de Santiago apóstol, patrón de Galicia y como no podía ser de otra manera aquí os traigo su dulce mas tradicional, "La Tarta de Santiago o Compostelana" la cual se elabora en todas las casa, restaurantes y pastelerías de la zona. Es una tarta elaborada a base de almendras, huevos, azúcar y limón, con un toque de canela y al no llevar gluten es completamente apta para celiacos. Para finalizar, la decoramos con el particular dibujo de la cruz de Santiago que os dejo mas abajo. Yo he utilizado un molde de 24 cm y me ha quedado con una atura perfecta, Espero que la hagáis porque seguro que os va a encantar... 

Ingredientes:

-250 Gr de almendra marcona (entera o molida)
-250 Gr de azúcar
-La ralladura de 1 limón pequeño
-1 Cucharadita rasa de canela molida
-4 Huevos L o 5 huevos M
-Azúcar glas para decorarla
-Mantequilla para untar el molde

Utensilios:

-1 Molde desmoldable de 24 cm de diámetro
-1 Lámina de papel vegetal de horno
-1 Plantilla en cartulina de la cruz de Santiago



Preparación tradicional:

1. En un bol de gran tamaño, vamos añadiendo la almendra molida, (mucho mejor si es entera y la picamos nosotros) el azúcar, la ralladura de limón y la canela, removemos todo bien, añadimos los huevos y seguimos mezclando hasta que quede todo perfectamente integrado y sin grumos
2. Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo 



3. Ahora cogemos el molde, lo abrimos, colocamos en la base una lámina de papel vegetal de horno (esto lo hacemos para que la tarta salga perfecta al desmoldar) y procedemos a cerrar el molde, seguidamente le untamos con mantequilla, echamos la mezcla y hornemos durante 30 minutos


4. Sacamos del horno acabado el tiempo y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla
5. Una vez frio, colocamos la cruz en el centro, echamos azúcar glas en un colador y vamos espolvoreando todo el bizcocho, cuando esté cubierto por completo, procedemos con mucho cuidado a retirar la cruz de cartulina y debe quedarse marcada lo mejor posible


Preparación con Thermomix:

1. Con el vaso limpio y seco, echamos las almendras y trituramos 10 segundos, velocidad 5 (sacamos y reservamos)
2. Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo 
3. Sin lavar el vaso, incorporamos el azúcar y pulverizamos programando 10 segundos, velocidad progresiva 5, 7, 10
4. A continuación, añadimos la piel del limón (solo la parte amarilla) y la canela, programamos 10 segundos, velocidad progresiva 5, 7, 10


5. Ahora echamos los huevos y programamos 10 segundos, velocidad 4, seguidamente incorporamos las almendras molidas que teníamos reservadas y programamos 5 segundos, velocidad 3, terminamos de mezclar con la espátula
6. Ahora cogemos el molde, lo abrimos, colocamos en la base una lámina de papel vegetal de horno (esto lo hacemos para que la tarta salga perfecta al desmoldar) y procedemos a cerrar el molde, seguidamente le untamos con mantequilla, echamos la mezcla y hornemos durante 30 minutos
7. Sacamos del horno acabado el tiempo y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla


8. Una vez frio, colocamos la cruz en el centro, echamos azúcar glas en un colador y vamos espolvoreando todo el bizcocho, cuando esté cubierto por completo, procedemos con mucho cuidado a retirar la cruz de cartulina y debe quedarse marcada lo mejor posible

Te sorprenderá por su delicioso aroma pero sobre todo por su textura cuando des el primer bocado... Uhmm!! deliciosa!!!