miércoles, 28 de diciembre de 2016

Volovanes de pollo y langostinos

Este plato fue todo un descubrimiento las navidades pasadas... Un entrante perfecto para estos dias de fiesta que descubrí en el grupo de Ana Sevilla donde cada mes, organizan un "reto" para que los seguidor@s realicen las recetas que ella va publicando. Tiene recetas increíbles y esta sin duda es una de ellas. Yo no pude resistirme a hacerlos nada mas verlos y el resultado fue ¡espectacular! nos encantaron, así que espero que los hagáis y me contéis que os parecen...


Ingredientes para unos 16 volovanes:

-250/300 Gr de pechuga de pollo (yo le puse solomillos de pollo)
-20/25 Langostinos pelados crudos (y uno mas por volován para decorar)
-Aceite
-Sal (al gusto)
-Pimienta
-Nuez moscada
-4 Cucharadas de harina
-2 y 1/2 Vasitos medidores de leche
-100 Gr de queso Emmental
-Cebollino muy picadito para decorar (opcional)

Preparación tradicional:

1. Ponemos una olla al fuego y echamos el aceite, mientras se calienta, troceamos los langostinos y el pollo en trozos muy pequeñitos, salpimentamos y añadimos e incorporamos a la olla, sofreímos hasta que comience a dorar (reservamos el jugo que nos soltó)
2. En la misma olla ponemos otro chorrito de aceite y sofreímos la harina un par de minutos para que se vaya tostando y no sepa a cruda
3. Entonces incorporamos la leche poco a poco y removiendo, añadimos sal y nuez moscada y cuando la bechamel ya este espesando echamos el sofrito con el caldo que soltó y el queso emmental, vamos removiendo durante tres o cuatro minutos a fuego suave mientras removemos
4. Precalentamos el horno a 200º
5. Rellenamos los volovanes, adornamos con un langostino crudo para decorar y horneamos entre 10 y 15 minutos
6. Decoramos con un poco de cebollino muy picadito

Preparación con Thermomix:

1. Ponemos 30 gr de aceite en el vaso y programamos 4 minutos, temperatura varoma, velocidad 1, mientras tanto vamos troceando los langostinos y el pollo en trozos muy pequeñitos, salpimetamos y añadimos al vaso programando 5 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara (reservamos el sofrito con el caldo que soltó)
2. Sin lavar el vaso, añadimos otros 30 gr de aceite y la harina, programamos 3 minutos, temperatura 100º, veloccidad 3
3. Añadimos la leche, la sal y la nuez moscada, programamos 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 4. Bajamos los restos con la espátula de las paredes hacia abajo, añadimos el sofrito con el jugo que teníamos reservado y el queso emmental, programamos 1 minuto, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad 2
4. Acabado el tiempo precalentamos el horno a 200º
5. Rellenamos los volovanes, adornamos con un langostino crudo para decorar y horneamos entre 10 y 15 minutos
6. Decoramos con un poco de cebollino muy picadito



Se pueden congelar en crudo ya rellenos y frios y también dejar preparados en la nevera la víspera bien tapados, luego solo hornear.
Este año seguro que repetimos porque son deliciosos...


martes, 27 de diciembre de 2016

Cochinillo al horno

El cochinillo o Lechón, es el plato típico por excelencia de la cocina castellana y se caracteriza por su carne extremadamente jugosa por dentro y su piel dorada y crujiente por fuera. Tengo que decir, que me daba un poco de "mi-e-di-tis" prepararlo, primero, porque no sabía como iba a quedar, ya que era la primera vez, y segundo porque después de haberlo comido en la propia "Segovia" justo bajo El Acueducto, el listón estaba muy alto... Tengo que decir, que nos sorprendió para bien y es la mejor opción para la comida de Navidad o Año nuevo. Yo desde luego, pienso repetir!!!






















Ingredientes para 4 personas:

-1 Cochinillo de aproximádamente 4 Kl
-1 Vaso y medio de agua
-3/4 Dientes de ajo
-150 Gr de manteca de cerdo
-Sal gorda

Preparación:

1. Lo primero y más importante es, que le digáis a vuestro carnicero de confianza que os lo prepare y deje lo mas limpio posible
2. Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo
3. Preparamos una fuente (preferiblemente de barro) y echamos el agua, lo colocamos abierto encima de una tabla o encimara bien limpia, mientras ponemos en un bol pequeño la manteca y metemos uno o dos minutos en el microondas, añadimos los ajos bien picaditos y procedemos a salar la pieza por ambos lados, a continuación, pincelamos con una brocha de silicona
4. Colocamos nuestro cochinillo en la fuente abierto y con la parte de la carne hacia arriba, horneamos durante una hora y mientras se hornea, vamos regando la carne con el jugo que va soltando y sin darle la vuelta esperamos otra media hora mas siguiendo el mismo procedimiento 
5. Pasando ya la hora y media de cocinado, le damos la vuelta, podemos tapar las orejas y extremidades con papel de aluminio para evitar que se tuesten demasiado, pinchamos la piel y la cabeza con una brocheta o tenedor, para que no se formen bolsas de aire y la piel quede crujiente
6. Pasados 45 minutossubimos la temperatura de 200º y dejar durante unos 15 ó 20 minutos hasta que esté completamente dorado (cuidado, no quemado)
7. Sacamos del horno, troceamos, y colocamos el jugo/salsa en una jarra o salsera, servimos la salsa alrededor de la carne sin tocar la piel que tan crujiente nos habrá quedado
8. Podemos acompañar con unas patatas panadera y/o cebollitas francesas, ensalada o con cualquier guarnición de verduras y por supuesto un buen vino

Delicioso, sabroso, jugoso... no tengo palabras, solo espero que lo probéis!!

domingo, 18 de diciembre de 2016

Almejas a la marinera

Este es sin duda un entrante perfecto para cualquier comida o celebración, si que es cierto que aquí cada persona le da su toque personal y eso en verdad es lo que mas me gusta de la cocina... Ideal como no, para iniciar nuestras comidas o cenas navideñas, con una preparación rápida, sencilla y por otro lado "asequible" dependiendo del tipo de almeja que vayamos a elegir. Las almejas a la marinera, es un plato sano, saludable y muy tradicional en la cocina gallega que suelen gustar a casi todo el mundo y como podréis comprobar no tienen ninguna complicación, además lo mejor de todo es que se pueden tener preparadas con antelación y calentarlas justo antes de servir, incluso están mas ricas de un día para otro...

 Ingredientes para 5/6 personas:

-1 Kl Gr de almejas frescas
-1 Cebolla grande muy picadita
-2/3 Ajos muy picaditos y sin el tallo central
-Perejíl fresco muy picadito (sin los tallos)
-1 Cucharada de harina
-Medio tomate maduro rallado (opcional)
-Media cucharadita de pimentón de la vera dulce (o media cucharadita del  dulce y una pizca del picante)
-1 vaso de vino blanco
-Medio vasito de caldo de pescado o medio vasito de agua 
-Aceite de oliva virgen extra
-1 Cucharadita de sal gorda

Preparación:

1. Colocamos en un bol grande las almejas, las cubrimos con abundante agua y añadimos la sal gorda, dejamos en remojo un par horas aproximadamente para que suelten toda la arena que puedan llevar, pasado el tiempo las lavamos bajo el grifo y colocamos en un escurridor (reservamos)
2. En una olla grande, ponemos un buen chorro de aceite que cubra el fondo y añadimos la cebolla, sofreímos y cuando empiece a tomar color echamos el ajo y una pizca de sal 
3. Seguimos removiendo y añadimos la harina sin dejar de mover hasta que se tueste un poco y cambie de color y así también evitaremos que salgan grumos, ahora añadimos el vino dejamos reducir y seguidamente echamos el pimentón y el tomate rallado (opcional), seguimos removiendo solo unos segundos
4. Ahora incorporamos el agua o caldo de pescado, por último el perejíl, seguimos mezclando 
5. Cuando ya veamos que se ha formado una salsa espesita y sin grumos, ponemos las almejas en la olla, tapamos con una tapadera y dejamos cocinar a fuego medio-bajo entre 6 y 8 minutos observando que se abran todas y deshechando si alguna no se abrió
6. Probamos el punto de sal y servimos, añadimos otro poquito de perejíl por encima y a disfrutar!!!!

Truco:
Ya que las hemos comprado frescas, pueden congelarse ya preparadas si queremos hacerlas con antelación y sacarlas tres o cuatro horas antes de consumir, luego calentar y listar para compartir!!

lunes, 12 de diciembre de 2016

Nevaditos (Reglero)

Seguimos con las preparaciones navideñas y este es un dulce que no podía faltar... Seguro que tod@s conocéis los "Nevaditos Reglero" esos bollitos hojaldrados, cubiertos de azúcar glas, con ese sabor tostado increíble y muy típicos de estas fechas ¿verdad? pues aunque ya los había preparado ya hace unos años, tengo que decir que ya ni me acordaba de lo ricos que estaban, y es una receta tan, tan fácil, que no hay por qué prepararla solo en estas fiestas, creo que son un complemento perfecto para acompañar un café con la familia o amigos, ¡no dejéis de hacerlos!



Ingredientes:


-100 Gr de manteca de cerdo (a temperatura ambiente)
-70 Ml de vino blanco
-Media cucharada de aceite de oliva 
-2 Cucharadas de azúcar
-Media cucharadita de sal
-300 Gr de harina normal (yo puse 150 gr normal y 150 gr de repostería)
-1 Pizca de canela (opcional)
-Azúcar glas (para espolvorear) 

Utensilios:

-Un cortador redondo (pequeño) o de la forma que mas os guste
-Un rodillo
-2 Unidades de papel sulfurizado o vegetal


Preparación tradicional:

1. Cogemos en un bol grande y vamos añadiendo uno por uno todos los ingredientes, con una cuchara de madera vamos removiendo hasta que la masa tenga consistencia y veamos que todos los ingredientes se han integrado por completo
2. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film transparente o papel vegetal y llevamos a la nevera unos 20 ó 30 minutos
3. Mientras tanto vamos a precalentar el horno a 170º  
4. Pasado el tiempo, sacamos la masa de la nevera y la colocamos entre las dos láminas de papel vegetal y con ayuda del rodillo lo deslizamos suavemente y sin dejarla demasiado fina, debe tener aproximadamente 1 centímetro de grosor, vamos colocándolos en la bandeja del horno con un papel vegetal debajo y repitiendo la operación hasta terminar la masa
5. Horneamos durante 25-30 minutos, (dependiendo de vuestro horno) y cuando veáis que comienzan a dorarse los sacáis dejando enfriar sobre una rejilla
6. Una vez estén completamente fríos colocamos azúcar glas en un colador o tamiz y se la vamos echando por encima en forma de lluvia hasta que queden bien cubiertos por encima



Preparación con Thermomix:

1. Vamos incorporando todos los ingredientes y por orden y el vaso (menos el azúcar glas) y programamos 10 segundos, velocidad 6
2. Sacamos la masa del vaso y hacemos una bola con ella, la envolvemos en papel film transparente o papel vegetal y llevamos a la nevera unos 20 ó 30 minutos
3. Mientras tanto vamos a precalentar el horno a 170º  
4. Pasado el tiempo, sacamos la masa de la nevera y la colocamos entre las dos láminas de papel vegetal y con ayuda del rodillo lo deslizamos suavemente y sin dejarla demasiado fina, debe tener aproximadamente 1 centímetro de grosor, vamos colocándolos en la bandeja del horno con un papel vegetal debajo y repitiendo la operación hasta terminar la masa
5. Horneamos durante 25-30 minutos, (dependiendo de vuestro horno) y cuando veáis que comienzan a dorarse los sacáis dejando enfriar sobre una rejilla
6. Una vez estén completamente fríos colocamos azúcar glas en un colador o tamiz y se la vamos echando por encima en forma de lluvia hasta que queden bien cubiertos por encima



Los colocamos en una caja de galletas (lata) y nos aguantarán semanas... bueno, seré sincera, no os llegarán a una semana porque son un vicio "yo lo aviso" jejeje

martes, 6 de diciembre de 2016

Galletas de jengibre

Vamos entrando poco a poco en las preparaciones navideñas. Una que llevo ya algunos años preparando, son las galletas de hombrecillos de jengibre y cada vez que las hago, no puedo evitar acordarme de la película "Shrek", son tan graciosas... pero lo que más me gusta, es el intenso olor que queda en toda la casa durante el horneado. Ya va oliendo a Navidad!!!






















Ingredientes para la masa:

-125 Gr de mantequilla a temperatura ambiente
-125 Gr de azúcar moreno
-1 Huevo (talla L)
-150 Gr de miel
-400 Gr de harina
-Media cucharadita de bicarbonato sódico
-1 Cucharadita de canela
-1 cucharadita de jengibre (yo puse solo media)
-1 Pizca de nuez moscada
-1 Pizca de sal
-Media cucharadita de extracto de vainilla

Ingredientes para la glasa real:

-200 Gr de azúcar glas
-1 Clara de huevo (yo le puse pasteurizada)
-4-5 Gotitas de zumo de limón (o vinagre)
-Colorantes en gel marca Wilton

Preparación tradicional:

1. Mezclamos en un bol todos los ingredientes secos, la harina, el bicarbonato, la sal y las especias
2. En otro bol, echamos la mantequilla y el azúcar y mezclamos bien con unas varillas hasta que esté completamente todo integrado, entonces añadimos la miel, la vainilla, el huevo e incorporamos al bol donde teníamos la harina con las especias
3. Seguimos mezclando hasta conseguir una masa manejable y homogénea, si vemos que queda un pelín pegajosa, incorporamos un poco más de harina (pero sin pasarnos) si no nos quedarían secas al hornearlas
4. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en un film transparente o un papel vegetal y llevamos a la nevera durante al menos una hora
5. Precalentamos el horno a 200º
6. Pasado en tiempo sacamos la masa y la colocamos sobre la superficie de trabajo, ponemos la misma sobre un papel vegetal, la estiramos con un rodillo hasta conseguir que tenga mas o menos unos 4-5 milímetros de grosor, luego con un cortapastas con forma de hombrecillo de jengibre vamos cortándolas y colocándolas sobre la bandeja de horno


7. Bajamos el horno a 180º y horneamos entre 12 y 14 minutos (dependiendo de vuestro horno) sabréis que están echas, cuando veáis que los bordes comienzan a dorarse, a continuación las colocamos sobre una rejilla y esperamos a que enfríen por completo
8. Vamos a preparar la glasa real y para ello, en un bol y con ayuda de unas varillas normales o eléctricas añadimos la clara y empezamos a batir, vamos incorporando poco a poco el azúcar glas, cuando ya está todo el azúcar integrado añadimos las gotas de limón, debe quedar ligera y no apelmazada
9. Una vez tenemos la glasa terminada la dividimos en tazas o bols pequeños, añadimos colorante en gel (con los colores que mas nos gusten) y la introducimos en mangas pasteleras de boquilla fina o biberones para glasa como es mi caso, ahora comenzamos a decorarlas a nuestro gusto y dejamos secar aproximadamente una o dos horas, guardamos en una caja de lata apta para galletas




Preparación con Thermomix:

1. Ponemos la mantequilla en trozos dentro del vaso de nuestra thermomix y programamos 2 minutos, temperatura 37º velocidad 2
2. Una vez terminado el tiempo vamos incorporando el azúcar y volvemos a programar 2 minutos, temperatura 37º velocidad 2
3. Ahora vamos incorporando todos los ingredientes en el orden que se indican y mezclamos 10 segundos, velocidad 5
4. A continuación programamos 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga
5. Sacamos la masa del vaso, hacemos con ella una bola, la envolvemos en un film transparente o un papel vegetal y llevamos a la nevera durante al menos una hora
6. Precalentamos el horno a 200º
7. Pasado en tiempo sacamos la masa y la colocamos sobre la superficie de trabajo, ponemos la misma sobre un papel vegetal, la estiramos con un rodillo hasta conseguir que tenga mas o menos unos 4-5 milímetros de grosor, luego con un cortapastas con forma de hombrecillo de jengibre vamos cortándolas y colocándolas sobre la bandeja de horno
8. Bajamos el horno a 180º y horneamos entre 12 y 14 minutos (dependiendo de vuestro horno) sabréis que están echas, cuando veáis que los bordes comienzan a dorarse, a continuación las colocamos sobre una rejilla y esperamos a que enfríen por completo
9. Vamos a preparar la glasa real y para ello ponemos en el vaso el azúcar glas, la clara de huevo y las gotas de limón, programamos 10 segundos, velocidad 6, abrimos la tapa y bajamos los restos que hayan quedado por los bordes con la espátula y programamos de nuevo 6 segundos, velocidad 6 debe quedar ligera y no apelmazada
10. Una vez tenemos la glasa terminada la dividimos en tazas o bols pequeños, añadimos colorante en gel (con los colores que mas nos gusten) y la introducimos en mangas pasteleras de boquilla fina o biberones para glasa (como es mi caso), ahora comenzamos a decorarlas a nuestro gusto y dejamos secar aproximadamente una o dos horas, guardamos en una caja de lata apta para galletas

Son ideales para mojarlas en leche, para comerlas así tal cual, colgarlas de tu árbol de navidad o para regalar, gustarán a niños y mayores, además están deliciosas!!!! En casa no duran ni dos días, entre las que se comen de 3 en 3 y las que regalo jeje