jueves, 28 de junio de 2018

Pechugas a la villaroy

Este es uno de esos platos que veía por todas partes, programas de cocina, blogs, etc,  pasaban los años y los años y no me animaba, además con eso de que en casa no comemos fritos no veía el momento de hacerlas. Pero un día me dije, venga hombre, que un día es un día, y allá que me puse yo a comprar todos los ingredientes porque sospechaba que nos iban a encantar, y claro, pues así fué... Me apetecía también darle mi toque personal y se lo dí, se me ocurrió algo que llevaba dando vuelas a mi cabeza en otras elaboraciones, una bechamel con un toque de pimentón de la vera que cuando la pruebes vas a flipar de lo rica que está... Están deliciosas, muy jugosas y desde luego es una forma diferente de comer esta carne blanca que tanto nos gusta, ya veréis como disfrutan los mas peques de la casa, se las comerán sin pestañear. No puedes perderte esta receta tan tradicional, venga, vamos a ponernos en marcha ya mismo con la preparación ¿ok?...


Ingredientes para 4 personas:

-8 Filetes de pechuga de pollo
-1 Pastilla de caldo de pollo (Avecrem) o sal al gusto
-Aceite de oliva virgen extra
-Pimienta

Para la bechamel:

-500 Ml de leche templada
-60 gr de harina 
-2 Cucharadas de mantequilla
-1 Pizca de nuez moscada
-Media cucharadita de pimentón de la vera dulce ahumado
-Sal

Para el rebozado:

-2 Huevos grandes
-Harina
-Pan rallado
-Aceite de oliva virgen extra (no de girasol)

Preparación:

1. Para empezar cogemos los filetes de pechuga de pollo ya limpios de grasa y/o nervios que puedan traer, ahora aquí tenemos dos opciones, los salpimentamos y los hacemos a la plancha un par de minutos por cada lado, o bien llenamos de agua una olla grande a la que añadimos una chispita de aceite de oliva junto con una pastilla de Avecrem de pollo o sal al gusto, una vez comience el agua a hervir las tendremos unos 3 minutos mas o menos, (no mas) esto lo hacemos para que cuando las vayamos a freir no se nos queden crudas por dentro ya que el rebozado quedara un pelín abultado una vez las tengamos listas las reservamos en un plato o fuente y seguimos con la elaboración
2. Seguidamente preparamos la salsa bechamel, esta vez diferente con un toque mio personal que le va fenomenal al pollo y nos ha sorprendido, ya veréis, ponemos un cazo al fuego, que no llegue al máximo y cuando coja temperatura incorporamos la mantequilla, dejamos que se funda con cuidado de que no se nos queme, cuando esté completamente fundida añadimos la harina, removemos con unas varillas hasta que comience a coger un color tostado, entonces echamos la leche que debe estar templada o caliente (nunca fría) o nos saldrán grumos, después mientras seguimos removiendo echaremos sal al gusto, un pizca de nuez moscada y la media cucharadita de pimentón, le da un sabor espectacular, seguiremos removiendo hasta que la salsa haya espesado y comience a hacer burbujitas, entonces la retiramos del fuego y reservamos hasta que enfríe 
3. Colocamos dentro de una fuente o bandeja con fondo los filetes de pollo semi-cocinados y separados unos de otros, ponemos una buena capa de bechamel sobre cada uno de ellos extendiendola por todo el filete si quieres puedes ponerle bechamel por ambos lados del filete pero yo le puse solo por uno, luego los llevaremos a la nevera unas 2 horas, si tienes un poco de prisa puedes meterlas 15/20 minutos en el congelador 
4. Seguidamente ponemos una sartén al fuego con abundante aceite de oliva (nada de aceite de girasol) y mientras empanamos los filetes dejamos que se caleinte a temperatura media-alta
5. A continuación cogemos 3 platos en uno ponemos la harina, en otro echamos los huevos y los batimos y en el tercero pan rallado, los disponemos como en una cadena de montaje, sacamos las pechugas de la nevera, la bechamel ya se habrá asentado pero aún así tendremos mucho cuidado al rebozarlas, primero las pasamos por harina, después por el huevo y finalmente por el pan rallado


6. Freimos las pechugas por ambos lados estando el fuego fuerte pero no al máximo y cuando estén dorados por los dos lados los sacamos a una fuente con papel absorbente para quitar todo el exceso de grasa
7. Servimos inmediatamente y acompañamos con una ensaladas de canónigos y tomates cherry


Fijaos que corte mas molongo, y esa bechamel que colorcito por el pimentón... madrecita ¡¡que buenas están las pechugas a la villaroy!!

Mermelada de cerezas

Como me gusta hacer mermelada casera, y más aún cuando utilizo frutas de temporada... Esta de cerezas ya tenía yo ganas de ponerme con ella y la verdad, está deliciosa, no hace falta que nos pasemos con el azúcar pondremos la justa medida ya que esta fruta por sí sola es muy dulce. Aprovechamos además que las cerezas ahora están en su mejor momento y preparamos recetas tan buenas como esta... ¿verdad que te apetece probarla?


Ingredientes:


-400 Gr de cerezas ya pesadas sin el hueso
-180 Gr de azúcar (si eres muy golos@ puedes añadir un poco más)
-1 Cucharada de zumo de limón
-1 cucharadita rasa de agar agar


Preparación tradicional:

1. Lo primero que haremos será lavar y limpiar las cerezas, las lavamos bien bajo el grifo, las quitamos el rabito y luego las vamos a deshuesar (te dejo unos truquitos al final de la receta) cuando las tengamos listas las pesamos y las llevamos a una olla o cacerola echamos todos los ingredientes menos el agar agar, las cerezas con el caldito que hayan soltado, el azúcar y el zumo de limón 
2. Llevamos al fuego y cuando comience a hervir bajamos al mínimo, cocinamos durante 25/30 minutos, si te gustan los trozos no hace falta que hagas nada solo remover de vez en cuando, pero si te gusta mas fina podemos ir machacando la fruta con un tenedor de vez en cuando a la vez que removemos, cuando falten mas o menos 5 minutos disolvemos el agar agar en un poquito de agua y se lo añadimos mientras removemos
3. Acabado el tiempo apartamos del fuego y a mi particularmente me gusta pasarla por un colador, pero si tu lo prefieres puedes saltarte este paso
4. Volcamos en botes de cristal limpios y esterilizados, cerramos bien y si quisieras que dure varios meses, ponlos al baño maría en un olla durante unos 30 minutos, en mi caso no hace falta porque no dura ni un suspiro, pero lo que si hago normalmente es que lo reparto en dos tarritos de cristal y una vez los cierro los pongo boca abajo alrededor de 1 hora
5. Por último llevamos a la nevera hasta el momento de su uso

Preparación con Thermomix:

1. Lo primero que haremos será lavar y limpiar las cerezas, las lavamos bien bajo el grifo y luego las vamos a deshuesar (te dejo unos truquitos al final de la receta) 
2. Ponemos nuestra Thermomix en posición de "balanza" pesamos y añadimos las cerezas con el caldito que soltaron, junto con  el azúcar y el zumo de limón, programamos 10 segundos velocidad 5 (si te gusta que quede con trozos prescinde de este paso) 
3. Seguidamente abrimos el vaso y bajamos los restos de las paredes con la espátula, luego cerramos de nuevo y programamos 30 minutos, temperatura 100º, velocidad 2 "sin cubilete" pero colocamos el cestillo boca abajocuando falten mas o menos 5 minutos disolvemos el agar agar en un poquito de agua y se lo añadimos por el bocal
4. Una vez terminado el tiempo (y sin esperar a que enfríe) a mi particularmente me gusta pasarla por un colador, ya que no me gusta encontrarme trozos, pero si tu lo prefieres puedes saltarte este paso 
5. Volcamos en botes de cristal limpios y esterilizados, cerramos bien y si quisieras que dure varios meses, ponlos al baño maría en un olla durante unos 30 minutos, en mi caso no hace falta porque no dura ni un suspiro, pero lo que si hago normalmente es que lo reparto en dos tarritos de cristal y una vez los cierro los pongo boca abajo alrededor de 1 hora
6. Por último llevamos a la nevera hasta el momento de su uso


La verdad es que desayunar una tostada con mermelada casera y recien hecha, no tiene precio... 


Consejos:

-Para deshuesar las cerezas tenemos varios métodos, podemos coger una brocheta de madera, y con la parte plana, (no la que acaba en pincho) la colocamos en el hueco que dejó el rabito, empujamos y las vamos dejando en un bol hondo ya que soltarán mucho caldo, también podemos hacerlo con una pajita, tan solo tendremos que poner la cereza en la boquilla de la pajita y saldrá sola además sin romperse, este es para mí el mejor método y hasta he visto videos de gente que los extrae con un boli BIC, para ello sacamos la tinta, lo lavamos muy bien y con el empujaremos la cereza hasta que el hueso salga por el otro lado, y bueno pues ya veis que no hace falta que nos gastemos dinero extra en un aparato que solo usaremos 3/4 veces a año 
-En este caso para espesarla, (cosa que yo veo imprescindible en una mermelada) porque no me gusta nada que quede completamente liquida, he utilizado agar agar, que es un gelificante vegetal y natural que se obtiene de un alga que lleva su mismo nombre y es usado desde hace varias décadas en la cocina Asiática y puede usarse tanto en platos dulces como saldos. Yo que siempre había utilizado como espesante la gelatina en polvo o en láminas, después de probar este producto no creo que vuelva a usar los otros dos... De todas formas si a ti no te gusta espesar la mermelada y la prefieres tal cual queda, puedes ahorrarte este paso, pero te aconsejo 100% que pruebes el agar agar
-Si no tienes agar agar y quieres usar gelatina neutra (en láminas) una vez comiences a hacer la mermelada, ponemos las hojas en un bol y añadimos agua "fría" dejaremos que se hidrate y a falta de 5 minutos para que termine el tiempo, escurrimos muy bien las hojas de gelatina y las añadimos a la preparación

martes, 26 de junio de 2018

Ensalada de pasta con vinagreta de albahaca

Hay platos "como este" que desde luego ya huelen a "veranito", a cocinar sin prisas, a comidas fáciles y rápidas que no nos lleven mucho tiempo y por supuesto sin dejar de lado las recetas saludables. Una ensalada de pasta es la opción perfecta para un día de picnic, playa, piscina, o simplemente un dia que no te apetezca mucho cocinar, porque no nos llevará mucho tiempo y lo mejor es que suele gustar a todo el mundo, incluso a los niños... Este año he querido probar a darle un toque diferente con mi vinagreta de albahaca que últimamente he incorporado a muchas de mis ensaladas, la cual descubrí que casa a la perfección con la pasta y que desde luego me ha encantado enormemente por lo que repetiré no tardando mucho. No dejes de prepararla este verano...


Ingredientes para 4 personas:

-300 Gr de pasta especial ensaladas (yo he utilizado mini pajaritas Gallo)
-2 Huevos
-1 Pepino
-Media cebolla morada o cebolla tierna
-1 Tomate (grande)
-1 Lata de atún o bonito en conserva
-1 Lata pequeña de aceitunas negras sin hueso (puedes usar de las verdes)
-1 Lata pequeña de maiz dulce

Para la vinagreta:

-30 Gr de albahaca (solo las hojas)
-1 Ajo pequeño 
-6 Cucharadas de aceite de oliva (unos 100 ml)
-2 Cucharadas y media de vinagre de manzana (unos 50 ml)
-Pimienta recién molida
-Sal

1. Comenzamos cociendo la pasta, para ello, cogemos una olla mediana incorporamos agua, unas tres cuartas partes de su capacidad, añadimos sal y llevamos a ebullición, cuando comience a hervir echamos la pasta y dejamos cocer tantos minutos como nos indique el fabricante (en este caso 6 minutos) removiendo de vez en cuando, pasado el tiempo quitamos del fuego y la pasamos por un escurridor de verduras (dejamos enfriar y reservamos)
2. Seguidamente ponemos a cocer los huevos, ponemos al fuego un cazo con agua y un buen puñado de sal gorda (esto lo hacemos para que luego se pelen bien) cuando comience a hervir el agua los incorporamos y dejamos cocer 10 minutos, pasado el tiempo tiramos el agua y añadimos agua fría, dejamos enfriar un rato y luego los pelamos, los partimos en dados y reservamos
3. A continuación vamos a preparar la vinagreta de albahaca, para ello ponemos todos los ingredientes en nuestra picadora, vaso americano, turmix, Thermomix, procesador de alimentos, etc... y trituramos aproximadamente 1 minuto a  velocidad alta (reservamos)
4. Después cogemos el tomate, el pepino y la cebolla, los lavamos, pelamos y cortamos un dados o juliana, como prefieras, reservamos
5. Abrimos la lata de atún, la de maiz y la de aceitunas, escurrimos el caldo que traen cada una de ellas y reservamos
6. Ahora cogemos un bol grande y comenzamos a disponer dentro de el todos los ingredientes, ponemos la pasta, el huevo troceado, el tomate, el pepino, la cebolla, el atún, las aceitunas y el maiz, regamos todo con la vinagreta que teníamos reservada, lo mezclamos bien todo con ayuda de dos cucharas para que se integren los sabores, tapamos el bol con film transparente y llevamos a la nevera hasta la hora de servir

Una ensalada que nunca falla, muy fácil de preparar y desde luego ¡¡buenísma!!

Sugerencias:

-Yo he puesto estos ingredientes, porque son los que mas me gustan a la hora de preparar una ensalada de pasta, pero si alguno no te gusta, puedes sustituirlo o simplemente no ponerlo
-La pasta que he utilizado son "Mini pajaritas Gallo" pero podrás usar la pasta que mas te guste, la marca Gallo tiene una gran variedad de productos ideales para ensaladas
-Si quieres que la cebolla no te pique en las ensaladas tengo un truco que puedes ver (aquí)
-Puedes añadir zanahoria rallada que le va muy bien, también aguacate, canónigos, rúcula, dados de queso feta o jamón cocido, da rienda suelta a tu imaginación y a tu paladar

Bocadillo de chipirones con pan negro

¿Verdad que los findes apetecen cosas diferentes?, Pues sí, y esta receta además de ser diferente está "rica, rica" De todos es sabido que el "Bocata de calamares" es todo un clásico, pues bien, hoy vamos a darle una vueltecita, primero lo haremos con chipirones en lugar de calamares y después elaboramos un pan diferente... Para empezar la fiesta prepararemos un pan negro que no puedes imaginarte lo buenísimo que está, y me hizo mucha gracia, porque cuando lo estaba partiendo me recordó al carbón que reciben algun@s chic@s mal@s el día de Reyes... jeje pero oye al probarlo me encantó. Luego preparamos una alioli casera que "quita el sentío" y por último rebozamos los chipirones quedando el resultado final así de molongo... Espero que puedas probarlo y me cuentes... 


Ingredientes para el pan (salen unos 4/6 panecillos):

-400 Gr de harina
-4 Gr de levadura fresca (de cubito) ó 1,5 Gr de levadura seca de panadero
-240 Gr de agua
-1 Cucharada de AOVE
-1 Cucharadita rasa de sal
-Media cucharadita de cebolla en polvo
-3 Bolsitas de tinta de calamar o sepia

Ingredientes para los chipirones:

-500 Gr de chipirones o calamares (yo esta vez puse chipirones)
-Harina
-Aceite de oliva virgen extra
-Limón
-Sal

Ingredientes para la salsa alioli:

-200 Ml de aceite de oliva suave o de girasol
-1 Ajo pequeño (quitamos el tallo central para que no repita)
-1 Huevo grande (a temperatura ambiente)
-El zumo de medio limón o lima
-Un poco de perejil sin los tallos
-Sal al gusto

Preparación:

1. Comenzaremos preparando la salsa alioli así se nos irá enfriando, ponemos en el vaso de nuestra batidora turmix, todos los ingredientes añadimos el huevo (que debe estar a temperatura ambiente) el ajo, el perejil, el zumo de limón, la sal y por último el aceite, bajamos el brazo batidor hasta el fondo de vaso y sin levantarlo ni moverlo, batimos a velocidad media-alta hasta que observemos que abajo ya ha cuajado y el sonido ha cambiado, entonces levantamos el brazo batidor lentamente desde arriba hacia abajo hasta que haya cuajado por completo, pasamos a un bol, tapamos y reservamos en la nevera
2. Ahora preparamos la masa del pan, para ello templamos el agua unos segundos en el microondas, añadimos la levadura hasta que se disuelva del todo y la tinta de calamar (removemos y reservamos)
3. En un bol grande pondremos todos los ingredientes de la masa, la harina, el agua con la levadura y la tinta, la cebolla en polvo, el aceite y la sal, amasaremos entre 10 o 15 minutos, hasta que obtengamos una masa homogénea y un poco pegajosa, (con Silvercrest. KitchenAid o similar usamos accesorio "gancho" durante 15 minutos, comenzamos con velocidad mínima e iremos subiendo hasta velocidad media) (con Thermomix 15 minutos, velocidad espiga)
4. Entonces sacamos la masa, formamos con ella una bola y la colocamos en un bol que habremos engrasado previamente con un poco de aceite de oliva, tapamos con un paño limpio o con film transparente, dejaremos levar durante una hora y media o dos horas aproximadamente, hasta que haya doblado su volumen 
5. Pasado el tiempo la sacaremos del bol, amasamos un poco para sacar el aire, luego dividimos la masa en dos partes y cada una de esas partes en tres (tendremos 6 en total) también  podemos hacerlas un poco mas grandes y sacar 4 panecillos, después amasamos y estiramos con forma alargada o de cilindro cada una de ellas, les damos forma de panecillo o barrita tipo baguette pero mas pequeña y dejamos las puntas un poco mas finas que el resto, así los picos nos quedarán mas crujientes, luego con un cuchillo afilado hacemos un corte de arriba a bajo justo en el centro de la barra, dejamos una separación ente una y otra, las tapamos con un paño limpio y dejamos de nuevo que doblen su volumen, aproximadamente 1 hora
6. Precalentamos el horno a unos 220º-250º, calor arriba y abajo, cogemos un bol de pyrex o cerámica apto para horno y lo llenamos de agua, lo ponemos en la parte baja del horno, ponemos las barras de pan en la bandeja de horno con un papel sulfatado o vegetal e introducimos en el horno, los dejamos 10 minutos a esta temperatura, pasado este tiempo bajamos la temperatura a 200º y horneamos otros 10 minutos, luego los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla (reservamos)



7. Para continuar vamos a preparar los chipirones o calamares, los limpiamos bien por dentro y por fuera, luego los secamos con papel absorbente y les hacemos rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor, les añadimos un poco de sal, los pasamos por harina y retiramos el exceso poniendolos dentro de un colador grande, freimos en una sartén con abundante aceite que esté bien caliente hasta que tengan un tono dorado, luego los vamos sacando y colocando sobre un plato o fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa
8. Para finalizar, abrimos los panecillos por la mitad, añadimos una capa generosa de alioli y sobre ella ponemos los chipirones, servimos y ¡¡¡venga, a disfrutar!!!

Esto si es un bocata rico. rico...

Sugerencias:

-Puedes utilizar cualquier pan para esta receta, por otra parte, si sí quieres hacerlo pero no quieres que el pan salga negro no añadas la tinta de calamar en la preparación de la masa
-Si quieres que los calamares o chipirones queden aún mas tiernos, puedes ponerlos en un bol una vez los hayas limpiado y añadir leche, los dejamos unos 15 o 20 minutos, pasado el tiempo los secamos muy bien y seguimos con la receta
-Si la mayonesa se te cortó, no la tires, añade otro huevo, baja el brazo batidor hasta abajo del todo sin moverlo, bate de nuevo, cuando haya cuajado ve levantando el brazo lentamente hasta que emulsione del todo
-Si te sobra pan puedes congelarlo perfectamente y cuando lo vayas a necesitar, solo tienes que sacarlo y dejarlo descongelar a temperatura ambiente como 1 hora, estará como recién hecho

miércoles, 20 de junio de 2018

Ensaimadas de Mallorca

Cuando un trabajo de tantas horas de espera tiene este resultado tan espectacular y tan de obrador de pastelería, no tienes más que sentirte orgullos@... Pues sí, nunca pensé que quedarían tan tan bien, por eso con todo el tiempo que llevaba queriendolas hacer, cuando vi la receta que publicó "Directo al paladar" no me lo pensé dos veces, reuní todos los ingredientes y me puse manos a la obra... Es muy importante respetar los tiempos de levado, hazlas sin prisas y armate de paciencia porque no es para nada una receta dificil pero si requiere su tiempo. Cuando las pruebes para tu desayuno creo que ya no querrás otras, porque están esponjosas y tiernas a no poder más, mira esas capas hojaldradas de alrededor, si señor, tan deliciosas que ni te imaginas y lo mejor de todo, ya no hay que viajar hasta Mallorca para degustar estas impresionante ensaimadas... Bueno, que no se hable más... ¿te animas entonces?



Ingredientes para 6 unidades:

-400 Gr de harina de fuerza
-15 Gr de levadura prensada
-1 Huevo
-150 Ml de agua
-120 Gr de azúcar
-1 Pizca de sal
-Manteca de cerdo
-Azúcar glass para espolvorear

Preparación tradicional:

1. Comenzaremos poniendo el agua en un bol pequeño o una taza, la calentando ligeramente unos segundos en el microondas y añadimos la levadura desmenuzada, movemos con una cucharilla hasta que se deshaga por completo
2. En un bol grande ponemos la harina, el agua que hemos juntado con la levadura, el huevo ligeramente batido, el azúcar y la sal, amasamos unos 15 minutos o hasta que obtengamos una masa lisa (con Silvercrest, KitchenAid o similar, usamos accesorio "gancho" durante 15 minutos, comenzamos con velocidad mínima e iremos subiendo hasta velocidad media) (con Thermomix 15 minutos, velocidad espiga)
3. Una vez tengamos nuestra masa lista, hacemos con ella una bola y la colocamos en un bol grande untado con aceite, la tapamos con un film transparente y esperamos hasta que haya doblado su volumen, una hora u hora y media aproximadamente
4. Pasado el tiempo la sacamos del bol y amasamos un poco para sacar el aire, luego dividimos la masa en dos partes y cada una de esas partes en tres (tendremos 6 en total) amasamos cada una de ellas con el rodillo y las dejaremos muy bien estiradas
5. Entonces las untaremos muy, pero que muy generosamente cada una de ellas con manteca de cerdo, sin escatimar hasta formar una generosa capa de manteca sobre la masa, luego estiraremos con las manos hasta que la masa quede bien fina, no te preocupes si la masa se rompe ya que ahora la enrollaremos formando un rulo con cada una de las porciones (como en la foto)
6. A continuación, dejaremos reposar los rulos, mas o menos durante una hora, pasado el tiempo los estiramos para que nos queden lo mas finos posibles y después forramos dos bandejas de horno con papel de sulfatado (papel de horno) entonces formaremos una espiral con cada rulo (como en la foto) dejando espacio entre las curvas de la espiral, así al levar la masa no se montarán, deberá quedar una ensaimada plana y no subida
7. Seguidamente guardamos las dos bandejas dentro horno, e introducimos además una taza de agua, las dejaremos levar toda la noche o unas diez horas, este paso es importantísimo, ya que para que  las ensaimadas queden perfectas deben fermentar con lentitud



8. Una vez haya pasado el tiempo (a la mañana siguiente) calentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo y horneamos unos 10-12 minutos, luego las sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla, cuando hayan perdido el calor  echamos azúcar glass en un colador y espolvoreamos nuestras ensaimadas "A SACO" a discreción y sin piedad, deben quedar bien cubiertas



9. Servimos para disfrutar de un delicioso desayuno como Dios manda...


Las podemos acompañar con café, té, con lo que queráis, pero con un chocolate calentito están.... uff como están...


Que delicia chic@s, de verdad de la buena, no dejéis de probar esto...

Consejos:

-Puedes rellenarlas si lo prefieres, la manera más tradicional es con cabello de ángel, (el cual añadirías antes de enrollarlas) pero es que mi no me gusta nada, así que la próxima probaré a rellenarlas de nata o crema


martes, 19 de junio de 2018

Bizcocho de coco y queso mascarpone

Cuando te levantas por la mañana y sabes que tienes para desayunar un trocito de bizcocho que habías horneado la noche anterior, como que ya de entrada te llenas de alegría y energía... pero si además sabes que es tu bizcocho favorito, el que mas te gusta del mundo mundial, entonces ya... ¡¡apaga y vámonos!! Este bizcocho lo descubrí hace ya la tira de años, cuando eran los niños pequeños ya lo preparaba para el desayuno, y para que se lo llevaran al recreo, tanto es que me gusta, que con mi memoria de "Dory" y todo, es el único bizcocho que hago de cabeza, sin mirar receta ni cantidades, nada de nada, lo tengo grabado en mi disco duro jeje Pues eso, que bizcochos hay muuchoss, pero tan esponjoso y delicioso como este, poquitos ¿ehh?... ¡Anímate a probarlo y luego me cuentas!


Ingredientes:

-200 Gr de harina de trigo
-Medio sobre de levadura (tipo Royal)
-1 Pizca de bicarbonato
-1 pizca de sal
-4 Huevos
-130 Gr de azúcar
-1 Tarrina de queso marcarpone (unos 250 gr)
-100 Ml de aceite de girasol o de oliva suave
-100 gr de coco rallado

Preparación tradicional:

1. Para comenzar precalentamos el horno 180º, calor arriba y abajo
2. Cogemos un molde desmoldable redondo de 24 cm o un molde de plum-cake que es el que yo elegí, y le colocamos en la base un papel de horno, luego lo cerramos y lo engrasamos entero con mantequilla o aceite reservamos
3. Vamos a montar las claras y para ello las separamos de las yemas con cuidado, echamos las claras en un bol amplio junto con una pizca de sal, luego con unas varillas (mejor si son eléctricas) montaremos a punto de nieve, unos 5 o 6 minutos (con Silvercrest, KitchenAid o similar, accesorio varillas 6 minutos comenzamos a velocidad mínima y después pasamos a velocidad media) reservamos
4. Pesamos y mezclamos todos los ingredientes secos, harina, levadura, bicarbonato y pizca de sal, tamizamos con un colador grande o tamiz, reservamos
5. En otro bol pondremos las yemas junto con el azúcar, el coco y el queso mascarpone, cogemos nuevamente las varillas y batimos hasta que todo quede perfectamente integrado, (con Silvercrest, KitchenAid o similar accesorio varillas 2 minutos, comenzamos a velocidad mínima y después pasamos a velocidad media) entonces incorporamos el aceite y batimos de nuevo
6. Seguidamente añadimos la mezcla de la harina, levadura, bicarbonato y sal que teníamos tamizada, y lo mezclamos bien para que todo se integre, (con Silvercrest, KitchenAid o similar accesorio pala 1 minuto velocidad media-baja)
7. A continuación, incorporamos las claras montadas a nuestra masa y mezclaremos con una lengua de silicona muy despacio y con movimientos envolventes, después volcamos la masa ya terminada en nuestro molde y llevamos al horno



8. Horneamos unos 35 o 40 minutos, dependerá de vuestro horno, para comprobar que está perfecto introducimos una brocheta de madera en el centro del bizcocho y si sale completamente limpia es que ya está listo, entonces sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla sin desmoldar
9. Una vez frío ya podemos desmoldarlo y servirlo para el desayuno, la merienda o en bolsitas con zip para el recreo de los niños

Preparación con Thermomix:

1. Comenzamos precalentando el horno a 180º, calor arriba y abajo
2. Cogemos un molde desmoldable redondo de 24 cm o un molde de plum-cake que es el que yo elegí, y le colocamos en la base un papel de horno, luego lo cerramos y lo engrasamos entero con mantequilla o aceite reservamos
3. Vamos a montar las claras y para ello las separamos de las yemas con cuidado, colocamos la mariposa en las cuchillas, echamos las claras en el vaso con una pizca de sal y programamos, 6 minutos, temperatura 37º, velocidad 3½ pasado el primer minuto podemos quitar el cubilete para que cojan mas aire, acabado el tiempo las ponemos en un bol y reservamos
4. Quitamos la mariposa y sin lavar el vaso añadimos las yemas, el azúcar, el coco y el queso mascarpone, programamos 30 segundos, velocidad 3, seguidamente incorporamos el aceite y mezclaremos programando nuevamente 30  segundos, velocidad 3
5. A continuación, añadimos la mezcla de la harina, levadura, bicarbonato y sal que teníamos tamizada y mezclamos programando 20 segundos, velocidad 3, terminaremos mezclandolo con la espátula
6. Seguidamente iremos incorporando poco a poco nuestra masa al bol donde teníamos las claras montadas, muy despacio y con movimientos envolventes hasta que quede todo perfectamente integrado, después volcamos la masa ya terminada en nuestro molde y llevamos al horno
7. Horneamos unos 35 o 40 minutos, dependerá de vuestro horno, para comprobar que está perfecto introducimos una brocheta de madera en el centro del bizcocho y si sale completamente limpia es que ya está listo, entonces sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla sin desmoldar
8. Una vez frío ya podemos desmoldarlo y servirlo para el desayuno, la merienda o en bolsitas con zip para el recreo de los niños

Rico, esponjoso, delicioso... y por supuesto mi favorito!!!

Consejos:

-Es un bizcocho que congela perfectamente, puedes hacerlo trocitos, meterlo en bolsas de congelación y al descongelar lo haremos a temperatura ambiente, estará como recién hecho

lunes, 18 de junio de 2018

Champiñones al horno

Este es uno de los aperitivos que preparé el pasado fin de semana, tenía muchas ganas de probarlos, además son perfectos si lo servimos como entrante, pero vamos, que como aperitivo de fin de semana con una cerveza bien fría o un vino ya ni te cuento... Se tarda poquísimo tiempo en tenerlos listos y estoy segura que os van a encantar... ¡Te animo a que los hagas!


Ingredientes:

-Champiñones tamaño XL (blanco o portobello)
-Cebolla 
-Bacon
-Mezcla de 4 quesos para fundir
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal
-Pimienta
-Cebollino o perejil para espolvorear 

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 250º, calor arriba y abajo
2. Ahora limpiaremos los champiñones, primero quitamos el tallo central y luego los pelamos, se pelan muy fácilmente
3. Ahora cogemos los champiñones, los colocamos boca arriba en una bandeja apta para horno el la que pondremos unas gotas de AOVE y salpimentamos, horneamos 10 minutos
4. Mientras tanto ponemos en un sartén la cebolla y el bacon cortado muy pequeñito y sofreímos hasta que estén dorados, entonces sacamos y echamos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de grasa
5. Pasados los 10 minutos sacamos los champiñones del horno, volcamos dentro de ellos el sofrito que teníamos escurriendo, incorporamos el queso por encima y horneamos otros 5 o 6 minutos, o hasta que el queso se haya fundido
6. Sacamos y servimos, podemos espolvorear por encima un poco de perejil o cebollino muy picadito



No puedes dejar de probarlos, es un plato muy sabroso que además invita a repetir...

jueves, 14 de junio de 2018

Carpaccio de tomate rosa y parmesano

Como me gusta el tomate... pero no cualquier tomate, me gustan los que verdaderamente saben a "tomate" Mis favoritos son los tomates valencianos, y ya que veraneo allí desde muy pequeña necesito traerme todos los años cuando vuelvo a Madrid unos cuantos kilillos ejem ejem... Lo bueno es que ahora vas al mercado o a las grandes superficies y puedes encontrar un sin fin de variedades, ahora eso sí, algunos a unos precios desorbitados. Yo últimamente he probado el tomate azul, (digase uno de los que tienen precio desobitado) pero que a la vez está delicioso simplemente con un poquito de sal y un chorrito de AOVE, así sin mas, por otro lado, en estos días he vuelto a comprar el tomate rosa, que ya lo he comprado mas veces y es que me gusta mucho su sabor... Pues resulta que mientras los estaba comprando estaba pensando en hacer con ellos un carpaccio con queso parmesano y mi vinagreta de albahaca, y oye, dicho y hecho... ¡Que bueno está!



Ingredientes para 4 personas:

-3 Tomates rosa que no estén muy maduros
-Queso parmesano 
-Sal rosa del Himalaya

Para la vinagreta:

-30 Gr de albahaca (solo las hojas)
-1 Ajo
-6 Cucharadas de aceite de oliva (unos 100 ml)
-2 Cucharadas y media de vinagre de manzana (unos 50 ml)
-Pimienta recién molida
-Sal

Preparación:

1. Comenzamos lavando los tomates, luego con un cuchillo bien afilado o una mandolina (pero que sea buena), vamos haciendo rodajas lo mas finamente posibles que iremos colocando semi montadas unas encima de otras en un plato grande o fuente, añadimos un poquito de sal, yo utilicé sal rosa del Himalaya que me gusta mucho, reservamos
2. Rallamos el queso parmesano y lo colocamos encima del tomate
3. Ahora preparamos la vinagreta de albahaca, para ello ponemos todos los ingredientes en nuestra picadora, vaso americano, turmix, Thermomix, procesador de alimentos, etc... y trituramos aproximadamente 1 minuto a  velocidad alta
4. Para  finalizar, regamos el tomate con la vinagreta y ya lo tenemos listo para servir



Que bueníísimo que está esto por favor, y que cosa mas fácil de preparar, en serio que no tienes escusa porque esto es un visto y no visto...

martes, 12 de junio de 2018

Timbal de pulpo a la plancha con patata y alioli

Que ganas tenía de preparar esta receta, desde que la probamos en nuestro viaje a Salamanca, que bien se come allí leñe... El día que llegamos comimos en el restaurante "Las tapas de Gonzalo" en plena plaza mayor un sitio 100% recomendado si visitas esta hermosa ciudad. El plato era un pulpo braseado con crema templada de patata y una ligera capa de alioli, un plato delicioso que me dejó enamorada, y sin palabras, así que, tocaba reproducirlo en la medida de lo posible aportando mi toque personal y dado que mi humilde cocina no precisa de parrila usamos la sartén jeje El resultado fué espectacular, tanto, que ya tengo ganas de repetirlo, porque, será que le he cogido ya el punto de plancha al pulpo y (mal está que yo lo diga) pero me queda de 10. Entonces, ¿queréis que os enseñe sin más preambulos esta deliciosa receta? Pues venga, vamos a ello...


Ingredientes para dos personas:

-2 Patas de pulpo cocido
-2 Patatas grandes o 3 medianas
-Aceite de oliva virgen extra
-Pimienta negra al gusto
-Sal gorda o en escamas
-Pimentón Vega Cáceres dulce ahumado

Para la salsa alioli:

-Aceite de oliva suave (unos 150 ml)
-1 Huevo a temperatura ambiente 
-El zumo de medio limón o lima
-1 Ajo pequeño sin el tallo central
-Un puñadito de perejil (solo las hojas)
-Sal

Preparación: 

1. Para comenzar vamos a preparar la salsa alioli, cogemos el vaso de nuestra batidora turmix, añadimos el huevo (que debe estar a temperatura ambiente) el ajo, el perejil, el zumo de limón, la sal y por último el aceite, bajamos el brazo batidor hasta el fondo de vaso y sin levantarlo ni moverlo, batimos a velocidad media-alta hasta que observemos que abajo ya ha cuajado y el sonido ha cambiado, entonces levantamos el brazo batidor lentamente desde arriba hacia abajo hasta que haya cuajado por completo, tapamos el vaso y reservamos en la nevera
2. Ponemos las patatas en una olla, le añadimos agua hasta que las cubra por completo, añadimos un puñadito de sal y un chorritín de aceite, dejamos cocer aproximadamente 20 minutos o hasta que al pinchar con el filo de un cuchillo se hunda fácilmente, una vez estén listas apartamos del fuego, tiramos el agua y enfriamos un poco con agua fría (solo un poco, lo suficiente para no quemarnos al pelarlas, entonces las pelamos y las reservamos en un bol
3. Ahora con la ayuda de un tenedor machacamos las patatas, añadimos sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, removemos bien
4. Seguidamente ponemos una sartén a fuego fuerte con tan solo una chispita de aceite (lo haremos a la plancha) comenzamos a dorarlo dándole la vuelta según se vaya dorando y no lo tendremos mas de 5 minutos, no queremos que se nos pase y se quede seco, queremos que nos quede tostadito por fuera y tierno por dentro, retiramos del fuego



5. A continuación cogemos un plato liso y un aro de emplatar con una cuchara colocamos en el fondo del aro una capa de patata de unos dos dedos, encima pondremos otra capa de nuestra alioli pero esta muy finita, luego colocamos el pulpo encima y añadimos sal gorda, pimentón y si quieres pudes poner un chorrito de AOVE en crudo, podemos añadir un pelín de perejil picado o cebollino

Sabroso, delicioso, insuperable... Por platos como este me gusta tantísimo el pulpo... 

Sugerencias:

-Yo lo hice para dos, pero si tienes mas comensales solo duplica las cantidades y listo
-Yo he usado para el alioli aceite de oliva suave, pero puedes sustituirlo por virgen extra o girasol si te gustan mas 
-Si tienes Thermomix puedes elaborar el puré cortando las patatas un cubitos pequeños (se harán enseguida) las cubrimos con agua, añadimos un poco de sal y unas gotitas de AOVE programamos 15 minutos, temperatura 100º, velocidad 2

lunes, 11 de junio de 2018

Ensalada campera

Parece mentira que estemos casi a mediados de junio, que si, que sí, que este año ni siquiera El Corte Inglés se ha atrevido a decir que "ya es primavera" jaja, que ya pasó el 40 de mayo y aún no nos hemos quitado el "sayo" señoras y señores... y es que el buen tiempo este año se resiste a venir, pues oye, a mi me apetecía muchísimo preparar esta ensalada campera que huele a veranito y a "caloret", por cierto, que ganas de playita, solecito y chiringuito, uf contando ya los días para las vacaciones y para desconectar, venga que ya nos queda menos... mientras tanto nos marcamos esta ensalada que es una de mis favoritas cuando se acerca el verano.  


Ingredientes para 4 personas:

-2 Tomates (yo utilicé tomate rosa)
-4/5 Patatas grandes
-3 Huevos
-1 Pimiento verde o rojo o de los dos (yo puse verde)
-2 Latas de atún o bonito
-1 Cebolla tierna o cebolleta
-1 Bolsita de aceitunas manzanilla sin hueso (o negras sin hueso)
-Aceite de oliva virgen extra
-Vinagre de manzana
-Sal

Preparación:

1. En una olla grande ponemos a cocer las patatas con un puñadito de sal y una gotita de aceite, tardarán aproximadamente unos 20 minutos, cuando las atravesemos con un cuchillo y si se hunde fácilmente es que ya están, quitamos el agua caliente y las ponemos a enfriar, una vez frías las pelamos y las cortamos en cuadrados, reservamos
2. Por otra parte en una olla mas pequeña o un cazo ponemos a cocer agua con un buen puñado de sal gorda, cuando comience a hervir añadimos los huevos y dejamos justo 10 minutos, la sal no salará los huevos pero si hará que luego se pelen muy bien, una vez se acabe el tiempo los pasamos por agua fría para que vayan perdiendo calor, entonces los pelamos y reservamos
3. Lavamos los tomates, el pimiento y la cebolla, después los troceamos a nuestro gusto, escurrimos el caldo de las aceitunas y el caldo de las latas de atún, también pelaremos los huevos y los trocearemos



4. Ahora cogemos una fuente amplia e iremos añadiendo todos los ingredientes ya troceados y listos, la patata, el tomate, el pimiento, la cebolla, las aceitunas, el atún y el huevo
5. Por último preparamos la vinagreta, ponemos en un bol unas 9/10 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un par de cucharadas de vinagre de manzana y sal al gusto, podemos ponerlo todo en un bol y emulsionar enérgicamente con un tenedor o unas varillas, aunque yo prefiero "mi truquito" pongo los 3 ingredientes en un tarro de cristal, cierro la tapa y agito hasta que todo quede bien mezclado, siempre uso este truco para las vinagretas, va genial
6. Añadimos la vinagreta a la ensalada y llevamos a la nevera para que se enfríe


Es una ensalada ideal para un día de picnic, piscina, playa o campo

Sugerencias:

-Podemos añadir rodajas de pepino, a mi me gusta ponerlo de vez en cuando, le aporta muy buen sabor a esta ensalada
-También puedes añadir yemas de espárragos 
-Puedes incorporar perejil machacado, o cebollino, o albahaca si te atreves, añadelo a la vinagreta antes de emulsionar
-Podrías también añadir un poco del caldo de las aceitunas a la vinagreta, le aportara saborcito, o un trocito de ajo machacado o ajo en polvo, o 1 cucharadita de mostaza de Dijon, o incluso una cucharadita de queso parmesano rallado, si vas probando todos estos ingredientes cambiando cada vez, tus vinagretas siempre serán diferentes y nunca aburridas 
-Y si no te gusta (para nada) que cuando muerdes la cebolla se te quede ese picor en boca "pincha aquí" para descubrir un truquillo que nunca falla


viernes, 8 de junio de 2018

Choricillos al vino

¿Estás con la mente ya puesta en el fin de semana? pues aquí te traigo una receta muy sencilla de preparar, de esas que se hacen en un "pestañéo" ideal para picotear solo o con amig@s a la hora del aperitivo el sábado o el domingo... Entonces que, ¿¿te animas??


Ingredientes: 

-Chorizos (el que mas te guste) también puedes utilizar chistorra
-Un vaso de vino, unos 250 ml (yo puse blanco) pero puedes utilizar tinto
-1 Hoja de laurel
-1 Cebolla
-1 Cucharadita de hiervas provenzales (opcional)
-Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

1. Cogemos una cazuela de barro o en su defecto una sartén, echamos una cucharada de aceite y añadimos la cebolla en juliana, añadimos una pizca de sal, y cocinamos hasta que comience a dorarse 
2. Entonces pinchamos la piel de los chorizillos con la punta de un cuchillo y lo añadimos a la la cebolla, sofreímos dos o tres minutos hasta que cojan algo de color
3. Ahora añadiremos la hoja de laurel y el vino, (si queremos añadir las especias las incorporamos ahora también) el fuego lo tendremos fuerte, dejamos unos segundos que se evapore el vino, tapamos y dejamos cocinar unos 15 o 20 minutos a fuego medio-bajo
4. Servimos en la misma cazuelita de barro acompañado con rodajas de pan tamaño montadito 


La verdad que hoy en día no se puede hacer barbacoas en practicamente ningún sitio, esta es una muy buena segunda opción... Además, puedes prepararlos con antelación y antes de servirlos les das un golpe de calor, un par de minutos al microondas o al horno a máxima potencia y listo

jueves, 7 de junio de 2018

Sardinas al horno

¿Has probado alguna vez a hacer sardinas en el horno? como ya sabréis es un pescado azul rico en Omega 3, por lo que deberíamos tenerlo presente en nuestra alimentación. Yo desde que las probé me dije que las haría a menudo, claro, cuando comprobé lo bien que quedaban, uhmm que ricas... son super rápidas, las tendremos listas en un abrir y cerrar de ojos, en menos de 15 minutos las estaremos comiendo. Son saludable, ya que las hacemos prácticamente sin aceite y al horno "no fritas", sin apenas olores y sin manchar, pero lo mejor de lo mejor es que están como dice Sergio Fernández "que se te salta tó el boinón" jajaja Tú pruébalas y ya me cuentas...


Ingredientes:

-Sardinas
-Majado de ajo y perejil
-El zumo de medio limón
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal

Preparación:

1. Para comenzar limpiaremos las sardinas a conciencia, quitando la cabeza, las tripas, la raspa y la cola, dejando solo los lomos (sin separar) ya que las vamos a rellenar con el majado, yo se lo pedí a mi pescadero y me dejó solo los lomos en forma de libro, si tenéis confianza con vuestro pescadero decirle que os las limpie, así os ahorraréis eso paso, aún así a mi me gusta repasarlas para que no queden espinas grandes ni escamas, las lavo bajo el grifo y las seco con papel absorbente, luego reservamos
2. En un mortero ponemos unos cuantos ajos y una rama de perejil sin los tallos, lo machacamos y añadimos el zumo de medio limón recién exprimido, mezclamos todo y reservamos
3. Encendemos el horno, precalentamos a 200º, calor arriba y abajo
4. Ahora añadimos sal al gusto a nuestras sardinas, y con ayuda de una cucharilla pequeña pondremos unos montoncitos dentro de cada una de ellas y extendemos para que quede bien repartido (no hace falta que sea mucho) a gusto vueltro, luego las vamos cerrando, las colocamos sobre un papel de horno en la bandeja del mismo y pintamos la sardinas con una brocha de silicona untada en aceite de oliva virgen extra o unos flush de aceite en spray


5. Llevamos al horno y las dejamos 12 minutos, como no son muy grandes verás que están en su punto, servimos enseguida y podemos acompañar con una ensalada o un gazpacho que siempre apetece

Quedan jugositas y muy sabrosas, yo ya las cocino siempre así, nos gustan a rabiar!!!!

martes, 5 de junio de 2018

Mini hamburguesas

Las hamburguesas, que maravilloso invento, son de esas preparaciones que hacen la delicia de niños y mayores, que da igual si la preparas para un día entre semana o para una reunión, celebración, o cumpleaños, porque siempre siempre triunfas... Es verdad que cada uno en su casa tiene sus ingredientes favoritos y su forma de hacerlas, pero yo os traigo las mías, las que nunca me fallan cuando viene gente a casa y me gusta preparar para familiares y amigos. Yo, que soy "rarura a rabiar" he de confesar que soy incapaz de comer una hamburguesa fuera de casa, y menos si pertenecen a alguna de estas cadenas de nombre innombrable para mí que empiezan por M o por B... , no me preguntes por que, pero no puedo oye, por eso siempre que nos apetece comerlas me pongo al lío y enseguida están listas, nos encantan!!! 


Ingredientes para 9/10 Mini Hamburguesas:

Para la carne:

-Medio kilo de carne de cerdo, ternera o pollo (la que prefieras)
-2 Rebanadas de pan de molde sin la corteza
-Medio vaso de leche
-2  ajos
-Media cebolla morada
-1 Puñadito de perejil (opcional)
-1 Cucharadita de salsa Perrins 
-Una pizca de mostaza en polvo o media de cucharadita de mostaza de Dijon
-1/4 de cucharadita de pimentón de la vera ahumado
-Una pizca de pimienta negra molida
-Sal al gusto
-2 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para montar la hamburguesa:

-Panecillos para hamburguesas pequeños
-Queso havarti, emmental, gouda, cheddar... etc
-Lechuga
-Tomates
-Pepinillos
-Salsas: Ketchup, mayonesa, mostaza, barbacoa, tártara,  yogurt, cheddar, etc, la que mas os guste...
-Palos o brochetas de madera

Para acompañar:

Patatas fritas en bastones o patatas paja

Preparación:

1. Comenzamos preparando la carne, para ello la colocamos en un bol grande, añadimos las especias, la sal, la pimienta y la mostaza en polvo (si no tienes mostaza en polvo añade media cucharadita de mostaza de Dijon) además de la salsa perrins, incorporamos los ajos, la cebolla y el perejil todo muy picadito, mojamos las rebanadas de pan en la leche y cuando se hayan empapado bien las escurrimos un poco y las echamos junto con la carne y los demás ingredientes, mezclamos todo muy bien para que se integren todos los ingredientes
2. En una sartén ponemos el aceite, mientras se calienta vamos formando los filetes, cogemos una porción un poco mas grande que una pelota de golf y la aplastamos un poquito para que nos quede con forma de filete, las vamos dorando en la sartén hasta que estén hechas por ambos lados, yo las tuve unos 4 minutos por cada lado y quedaron perfectas, cuando las damos la vuelta, colocamos en la parte que está ya dorada un cuarto de loncha de queso (enteras son demasiado grandes) y se fundirán con el calor, cuando estén listas por los dos lados las sacamos y reservamos
3. Ahora partimos los panecillos por la mitad y en el jugo de freir los filetes los vamos dorando hasta tenerlos todos listos, (si no los quieres tostar puedes prescindir de este paso) reservamos
4. Lavamos y cortamos en rodajas los tomates, lavamos y secamos las hojas de lechuga y partimos en láminas los pepinillos, cogemos los panecillos y vamos montando las hamburguesas a nuestro gusto, poniendo ketchup, mayonesa o la salsa que mas nos guste, luego el filete y la lechuga, tomate, pepinillo, finalmente las pinchamos con una brocheta o palo de madera para que no se muevan y colocamos en la bandeja donde las vayamos a servir


5. En esta ocasión para acompañar estas "mini hamburguesas molongas", elegí hacer unas patatas paja que corté con el rallador eléctrico de lidl (yo y mis aparatejos) jeje pero puedes rallar las patatas con una mandolina y freirlas en abundante aceite muy caliente, luego las sacamos sobre papel absorbente, un puñadito de sal y servimos junto con nuestras hamburguesas, puedes hacerlas con antelación ya que frías las patatas paja están igual de buenas que calientes, y si lo prefieres puedes optar por patatas tradicionales con corte en bastón o incluso chips que podrás hacer también con la mandolina (el corte mas fino) 
6. Servimos y disfrutamos de una deliciosa jugosa, sabrosa y auténtica hamburguesa casera de verdad de la buena, y si la acompañamos con una cervecita bien fresquita, ya ni te cuento...

No podrás decirle "NO" a este plato... 

Sugerencias:

-Puedes añadir las salsas que mas te gusten (si te gusta el picante unas gotitas de tabasco... y ÁNDALE!!!
-Si te apetece podrás comprar los panes mas grandes y hacer los filetes también mas grandes
-Puedes añadirle cebolla frita  o cruda
-Hazlas como mas te guste y con tus ingredientes favoritos, pero por favor, hazlas...