martes, 27 de febrero de 2018

Croquetas de puerro confitado y queso

Aquí os traigo ya el "reto croquetil de este mes"... un sabor que nos ha sorprendido mucho, no iba a ponerles queso, pero al final lo decidí en el último momento y creo que acerté porque le aporta ese punto aún más cremoso a la bechamel, eso si, no añadáis más aunque veáis que es poca cantidad porque anulará el sabor del puerro confitado, y no queremos eso ¿a que no? 



Ingredientes:

-3 Puerros (solo la parte blanca, la parte verde la guardamos para caldos o cremas) 
-30 Gr de queso, gouda, gruyere, parmesano, emmental, etc...
-50 Gr de mantequilla sin sal
-500 Ml de leche entera o semidesnatada
-65 Gr de harina
-Aceite de oliva (para freirlas)
-2 Huevos batidos
-Pan rallado (casero)
-Sal



Preparación tradicional:

1. Lo primero que haremos será limpiar muy bien los puerros, les quitamos la parte verde que guardaremos para hacer cremas o caldos, lavaremos muy bien la parte blanca haciendo un corte en forma de cruz y lo ponemos bajo en grifo, un vez está completamente limpio lo secamos con papel absorbente y cortaremos en rodajas o juliana, (reservamos)
2. En una sartén pondremos el aceite de oliva, que cubra bastante el fondo, una vez caliente añadimos el puerro y cocinaremos a fuego lento con una pizca de sal, si tenemos prisa podemos usar el truco de añadir una pizca de bicarbonato para acelerar el proceso de confitado, removiendo de vez en cuando y vigilando que no se nos queme, durante unos 15 o 20 minutos, cuando ya lo tengamos dorado y blandito, volcamos en un escurridor para que suelte todo el exceso de aceite y reservamos
3. Rallamos el queso con un rallador y reservamos
4. En una olla, ponemos la mantequilla, esperamos hasta que se funda por completo, con mucho cuidado de que no se nos queme, entonces incorporamos la harina y con unas varillas mezclamos sin dejar de remover hasta que se cocine y tenga un tono dorado
5. Ahora vamos echando la leche, (del tiempo o mejor si está caliente) poco a poco sin dejar de remover hasta que comience a espesar, entonces añadimos el puerro confitado y el queso, probamos y rectificamos de sal, terminamos de cocinar hasta que espese del todo la masa a fuego lento y con paciencia, hasta que se despegue sola de las paredes, unos 15 o 20 minutos, entonces retiramos del fuego 
6. Volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente
7. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, las pasamos por huevo batido y luego por pan rallado y vamos colocandolas en una fuente
8. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
9. Servimos calentitas con un crujiente de puerro en juliana


Preparación con Thermomix:



1. Lo primero que haremos será limpiar muy bien los puerros, les quitamos la parte verde que guardaremos para hacer cremas o caldos, lavaremos muy bien la parte blanca haciendo un corte en forma de cruz y lo ponemos bajo en grifo, una vez está completamente limpio lo secamos con papel absorbente y cortaremos en rodajas o juliana, (reservamos) 
2. Ahora vamos a rallar el queso, para ello lo echamos en el vaso en trozos medianos y programamos 5 segundos, velocidad 5 reservamos
3. Sin lavar el vaso incorporamos los puerros al vaso partidos en dos o tres partes y troceamos 5 segundos, velocidad 4, bajamos los restos de las paredes, incorporamos un chorrito de aceite y la mantequilla y sofreímos 15 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, sin cubilete
4. Acabado el tiempo, Incorporamos la harina, mezclamos 4 segundos, velocidad 4 y programamos 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 2, giro a la izquierda
5. Ahora podemos la balanza y vamos echando la leche y el queso, incorporamos la sal al gusto, programamos 10 minutos, temperatura 100º, velocidad 3
6. Una vez termine el tiempo, volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente
7. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, (yo en esta ocasión las hice redondas) las pasamos por huevo batido y luego por pan rallado y vamos colocándolas en una fuente
8. Servimos calentitas con un crujiente de puerro en juliana



Ya me contaréis... están uhmm!! de vicio!!!

miércoles, 21 de febrero de 2018

Bundt cake de dulce de leche

Que ganas tenía de tener el molde Heritage de Nordic Ware, ¡es tan bonitoo! me lo trajeron "Los Reyes" y solo pensaba en el momento de estrenarlo, porque es amor incondicional el que siento por estos moldes, no puedo evitarlo, ¡Me gustan todoss! cada uno en su estilo, cada uno tiene su encanto y por eso espero ir descubriendo poco a poco lo que esconde cada uno de ellos... si si, que esto no se acaba aquí, ¿ehh? ¡¡yo los quiero todos!! Entonces me puse a buscar por la red, porque no quería hacer uno cualquiera, era el día de su estreno y tenía que ser algo increíble, un bizcocho intenso de sabor y desde luego de textura muy esponjoso, pero como siempre, andaba apenas sin tiempo, con prisas (como tod@s, claro está), buscando huecos para hacer justo este que sin duda me enamoró en cuanto lo vi, eso sin probarlo, ya después todavía mucho mas... Es del blog de Lecuiners, que tiene unas recetas fantásticas y esta es la prueba de ello, porque aún siendo la primera vez que lo hacía el resultado fué espectacular... Verás que sencilla es la preparación, espero que te animes a probarlo porque es un bundt ¡¡delicioso!! 



Ingredeintes:

-300 Gr de harina
-4 Huevos
-225 Gr de mantequilla a temperatura ambiente
-2 Cucharaditas de levadura químita (tipo Royal)
-1 Cucharadita de bicarbonato sódico
-1/4 de cucharadita de sal
-150 Gr de azúcar moreno (la receta original lleva 200 Gr)
-2 Cucharaditas de esencia o extracto de vainilla
-250 Ml de dulce de leche

Para el Buttermilk:

-250 Ml de leche desnatada o semidesnatada
-2 Cucharaditas de zumo de limón o 2 cucharaditas de vinagre blanco

Preparación:

1. Comenzamos preparando el buttermilk, mezclamos en una jarra los 250 ml de leche con las dos cucharaditas de zumo de limón o de vinagre blanco, lo mezclamos removiendo con una cuchara y dejaremos reposar unos 10 minutos hasta que observemos que la leche se quedó como si estuviera cortada (no os preocupéis) es justo así como tiene que quedar 
2. Precalentamos el horno a 175º, calor arriba y abajo, yo lo puse a 160º, ya que en mi horno sube la temperatura muy de golpe y ya le tengo controlado, mientras tanto engrasamos nuestro Bundt con spray desmoldante o con un poco de aceite que repartiremos muy bien por todo el molde con ayuda de una brocha o pincel de silicona
3. Tamizamos los ingredientes secos, la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal (reservamos)
4. Ponemos la mantequilla y el azúcar en nuestro procesador de alimentos, (Kitchen Aid y Silvercrest accesorio batidor), (Thermomix con mariposa 8 minutos, velocidad 3 y 1/2, sin temperatura) varillas eléctricas, etc... batiremos durante 4 o 5 minutos ó hasta que observemos que obtenemos una crema esponjosa y haya aumentado su volumen
5. A continuación, añadimos el dulce de leche y seguimos batiendo hasta que se integre bien, seguidamente incorporamos el extracto de vainilla y los huevos uno a uno, esperamos que se integre uno antes de añadir el siguiente
6. Para Thermomix quitamos ahora la mariposa, en Kitchen Aid o SilverCrest cambiamos el accesorio batidor por la pala de mezclar
7. Ahora vertemos la mitad del buttermilk y seguidamente la mitad de la harina y demás ingredientes secos que teníamos tamizados, seguimos mezclando a velocidad baja-media, e incorporamos seguidamente la otra mitad del buttermilk y la mitad de la harina, terminaremos de mezclar hasta que se haya integrado todo por completo
8. Echamos la mezcla en el molde que teníamos engrasado y después colocaremos un paño grande doblado sobre la encimera, le damos unos "golpecitos" o lo subimos un poco hacia arriba y lo dejamos caer con cuidado, esto lo hacemos para que la masa se asiente y se distribuya bien por todos los rincones del molde y además suban a la superficie las burbujas de aire que hayan podido formarse en la preparación


9. A continuación introducimos el molde en el horno durante 50 o 55 minutos (dependiendo de cada horno) o hasta que pinchemos en el centro con un palillo de madera o una brocheta y salga limpio por completo 
10. Sacamos nuestro molde del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla "exactamente 10 minutos" y justo entonces desmoldamos con mucho cuidado sobre la rejilla y ahora si, dejamos reposar hasta que enfríe por completo


Partimos un trozo generoso y servimos...
Verás que delicia, super esponjoso y con ese saborcito a caramelo uhmm!!!



lunes, 19 de febrero de 2018

Café affogato

De todos es sabido, que los italianos saben de muchas cosas, de pasta, de pizza, de helados y de café, sí, sí, resulta que en esto son unos auténticos expertos. Esta es una de las maneras mas conocida de consumirlo allí en italia, affogato "ahogado" es como allí se le conoce y es ideal para los días de verano, aunque si te gusta el café expreso y el helado creo que te encantará en cualquier época del año... Cuando lo pruebes no podrás resistirte, a mi por ejemplo que no me gusta demasiado el café, este desde luego que me ha conquistado... es ideal para cualquier época del año, entonces que, ¿te animas a probarlo? 


Ingredientes:

-Ganache de chocolate 
-Galletas de jengibre y canela o las que mas te gusten, las Lotus van genial
-Helado de vainilla
-Café expreso (yo utilicé Ristretto de Dolce gusto)
-Nata montada
-Cacao puro Valor o canela en polvo para espolvorear o nueces ralladas

Preparación:

1. Preparamos nuestro café expreso, el vuestro habitual y reservamos
2. Cogemos tantos vasos o tazas como cafés vayamos a preparar y comenzamos echando en el fondo una ganache de chocolate
3. Yo la preparé poniendo en un cuenco amplio media tableta de chocolate Nestle Postres, dos cucharadas de azucar glas y 100 ml de nata para montar, 1 minuto a temperatura media en el microondas, retiramos, mezclamos para que se integre todo y con ayuda de una cuchara vamos cubriendo el fondo de los vasos o tazas
4. A continuación, cogemos un puñado de galletas que tengamos por casa, yo utilicé estas de jengibre y canela que le van genial a estos ingredientes, las metemos en una bolsa las machacamos hasta que queden deshechas y las echamos encima de la ganache
5. Seguidamente, ponemos una bola grande de helado de vainilla y después el café que ya se habrá templado
6. Por último podemos terminar nuestro affogato con nata montada y espolvorear encima un poco de cacao en polvo Valor o canela y además darle un toque delicioso rallando unas nueces con un rallador



Son muchas las maneras de preparar un buen "affogato" desde el mas básico, poniendo en un vaso o taza simplemente una bola de helado, que puede ser de cualquier sabor, aunque preferiblemente de vainilla o chocolate blanco para los mas golosos, hasta el mas completo, servido además con licor como el amaretto, nata montada, canela, virutas de chocolate o chocolate en polvo, nueces ralladas, galletas desmigadas, etc... 


Pues aquí os dejo mi versión de café affogato, una mezcla de sabores y texturas que seguro avivará tus sentidos, con este contraste de frio y caliente... uhmm!!!! Delicious...

domingo, 18 de febrero de 2018

Salpicón de marisco

Que sería de los fines de semana sin la tan ansiada hora del aperitivo ¿verdad...? Ese momento que todos deseamos que llegue "por fín", después de una larga semana, del estrés acumulado y del no parar... pues si, todo llega, y aunque es cierto que esta es una receta muy apropiada para verano, a mi me gusta tanto que no me importa para nada comerla durante todo el año. Es muy sencilla de preparar, aunque te llevará un ratito eso si, yo prefiero hacerla de un día para otro porque así coge todo el sabor de la vinagreta. Creo que es muy indicada para cenas con amigos, como entrante para las navidades, o también en fiestas de cumpleaños. No dejes de hacerlo ya verás que a tus comensales les va a encantar...



Ingredientes para 5/6 personas:

Para el salpicón:

-Medio kl de mejillones de buena calidad con la concha (mejillón gallego)
-2 Patas de pulpo cocido grandecitas
-200 Gr de langostinos cocidos
-1 Cebolla tierna o cebolleta
-1 Trozo de pimiento verde, rojo y amarillo (pimiento tricolor Gigante Verde)
-6 Palitos de surimi
-1 Lata pequeña de aceitunas negras

Para la vinagreta:

-1 Diente de ajo (sin el tallo central)
-Aceite de oliva virgen extra
-Vinagre de manzana
-Sal
  
Preparación: 

1. Comenzamos limpiando los mejillones que es lo que mas se tarda, (podéis ver como limpiarlos y cocerlos pinchando aquí) reservamos
2. Pelamos los langostinos y los troceamos, que no queden trozos demasiado grandes, reservamos 
3. Seguidamente en un bol que sea bastante amplio comenzaremos a preparar el salpicón
3. Echamos los mejillones ya limpios, los langostinos ya troceados, el pulpo partido en rodajas no demasiado gruesas, igualmente los palitos de surimi en daditos, los pimientos en brunuse (los trozos tambien tamaño normal ni grande ni pequeños), añadimos las aceitunas escurriendo bien el caldo y por último incorporamos la cebolla o cebolleta en juliana, reservamos
4. Ahora preparamos la vinagreta en un bol pequeño añadimos el ajo muy muy picadito y a continuación aceite, vinagre y sal, siempre poniendo doble cantidad de aceite que de vinagre por ejemplo, 6 cucharadas de aceite y 3 de vinagre, por último sal al gusto, mezclamos con unas varillas hasta que ligue por completo o si no os cuento un truco que utilizo yo para las vinagretas, echar todos los ingredientes en un tarro de cristal con tapa de rosca y agitarlo con fuerza hasta que quede bien integrado



5. Llevamos a la nevera hasta la hora de servir y aquí tienes dos opciones, bién lo aliñas ahora para que vaya cogiendo todos los sabores (yo lo prefiero así) o reservas por separado y añades la vinagreta justo antes de servir, eso ya como a ti te guste mas


Hay quien prefiere aliñarlo en el momento de servir  porque no le gusta que se ablanden las verduras, pero os aseguro que este tipo de pimiento queda firme y crujiente dos o tres dias perfectamente...
Es sin duda uno de los aperitivos que mas me gusta...


Consejo: Si te pasa como a mi, que no te gusta que la cebolla pique, hay un truquito infalible que yo utilizo siempre que preparo ensaladas y vamos a comerla cruda, mirad, es tan fácil como, pelarla y picarla a nuestro gusto, la ponemos en un cuenco con agua bien fría que la cubra por completo y entonces añadimos unas gotitas de zumo de limón y/o unas gotitas de vinagre, lo dejaremos reposar de 15 a 20 minutos, luego la escurrimos bien y la incorporamos a nuestra ensalda sin miedo a que nos deje ese picor en boca que a veces es desagradable

lunes, 12 de febrero de 2018

Salmorejo asado

Esta receta la preparaba hace ya algún tiempo en Canal Cocina el cocinero Juan Pozuelo, "Salmorejo asado 2.0" y mientras la hacía yo salivaba y le miraba con cara de "emoticono de whassap", si si, ese que imita al cuadro de "El Grito" con las manitas en los mofletes y la boca abierta como una parada de metro... jaja pues así, tan solo de pensar lo buena que me estaba pareciendo, pero llegó el día de hacerla y el momento de probarla, y ahí ya sí que sí me quedé sin palabras... Sobre todo me sorprendió como se intensificó el sabor del tomate y a la vez se rebajó ese sabor tan intenso del ajo que al final crea un equilibrio brutal... ¿como puede cambiar tantísimo el sabor de estos alimentos en concreto (el tomate y el ajo) una vez han pasado por el horno? pues no lo sé, pero lo que sí sé, es que el resultado es ¡¡Insuperable!!


Ingredientes:

-1 Kl de tomates de pera muy maduros
-3 o 4 Rebanadas de pan del día anterior (unos 100/150 gr)
-2/3 Ajos
-Medio pimiento rojo
-Aceite de oliva virgen extra (mas 150 ml para triturar)
-1 Pizca de azúcar (opcional)
-Sal

Para acompañar:

-Puedes acompañarlo con crujiente de jamón, cebolla frita, crujiente de puerro, huevo de codorniz, yema de huevo cocido, picatostes, etc...

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo
2. Lo primero que haremos será lavar y secar bien los tomates, a continuación, los partimos por la mitad y los iremos colocando en una fuente o bandeja apta para horno, con la piel hacia abajo
3. Ahora cogemos los ajos, les damos un golpe seco con la parte mas amplia del cuchillo solo para que se abran y se asen bien, los añadimos también
4. Lavamos y secamos medio pimiento rojo, le quitamos las pepitas y lo troceamos en juliana gruesa, lo incorporamos igualmente 
5. Teniendo ya los tomates, los ajos y el pimiento en la bandeja, añadimos un poco de azúcar por encima de los tomates (opcional) para matar la acidez, seguidamente sal al gusto y por último regamos todo con aceite de oliva virgen extra
6. Horneamos durante 1 hora y media aproximadamente vigilando que no se nos quemen, verás que se han ablandado y están arrugados, como en la foto, cuando ya observemos que están listos los dejaremos enfriar por completo
7. A continuación retiramos la piel de los ajos e incorporamos todo el contenido de la bandeja sin olvidarnos del caldito con los jugos del tomate que soltó y lo volcamos todo en nuestro vaso batidor, turmix, americano, Thermomix, procesador de alimentos, etc, añadimos además el pan y unos 150 ml de aceite de oliva virgen extra
8. Trituramos aproximadamente un par de minutos a velocidad máxima hasta que quede todo bien integrado y con la textura de una crema
9. Llevamos a la nevera hasta la hora de servir 


Como nos ha sorprendido su sabor y su textura, tanto es así que ya quiero repetir...
Ideal para sorprender a los tuyos en ocasiones especiales...

Fuente de la receta: Salmorejo asado 2.0 de Juan Pozuleo https://www.youtube.com/watch?v=RJDnJCZ84-U

sábado, 3 de febrero de 2018

Día de la tortilla en Torrejón De Ardoz (Madrid)

Por San Blas la cigüeña verás, y si no la vieres... ¡come tortilla! Hoy, 3 de febrero se celebra en la localidad donde vivo el tradicional "día de la tortilla" fiesta popular donde los torrejoner@s se reúnen para pasar el día en el núcleo urbano o alrededores, el requisito fundamental en este día, no puede ser otro que acudir con tu "tortilla", ya sea sola o en bocata, que cuando yo era pequeña se comía en un panecillo redondo que todas las panaderías vendían exclusivamente para este día, por eso yo los sigo haciendo cada año para no perder la tradición. Antiguamente, solíamos salir al campo, por zonas cercanas o explanadas, pero hace ya algunos años que se celebra en el Parque Del Ocio, donde el ayuntamiento prepara diversas actividades para todos los públicos, como el tradicional concurso de tortillas, parques infantiles, talleres, clases de Zumba, pasacalles, campeonato de petanca y por supuesto no podía faltar el reparto de tortilla, caldo y postre para tod@s los asistentes... Así pués, si pasas el día 3 de Febrero cerca de Torrejón De Ardoz, no olvides pasarte a celebrarlo con nosotr@s que serás por supuesto bién recibid@ y además os dejo a continuación varias recetas que podrás realizar en este día que tanto nos gusta a los torrejoner@s... pero, aquí es dónde entra el "Gran Debate" (con cebolla & sin cebolla), desde luego en mi casa lo tenemos claro, siempre, siempre siempre CON CEBOLLA, pero, ya sabéis que, (para gustos los colores), por eso cada uno escoge como cocinarla ¿a que sí?

Tenéis toda la información y programación de este día (aquí



Tortilla de patata con cebolla (Receta aquí)



Tortilla de pueblo (Receta aquí)




Tortilla de la huerta (Receta aquí)




Panecillos de masa madre (Receta aquí)


¡¡A Disfrutar!!