miércoles, 30 de noviembre de 2016

Azúcar glas

Esta es una receta que prepararás en un abrir y cerrar de ojos sobre todo si te gusta la repostería, como es mi caso, y además, ahora que se aceran las fechas navideñas y la mayoría de las recetas nos pide que utilicemos azúcar glas, no puedes dejar de hacerla, ya que, aunque hoy en día podemos encontrarla en cualquier supermercado, su precio es un poquito elevado... Es muy fácil de conservar, el resultado final es un polvo muy fino y dura meses y meses si la colocas en un tarro de cristal bien cerrado y alejado de la humedad. Seguro que la conocerás por muchos nombres, azúcar impalpable, azúcar nevada, azúcar en polvo, azúcar glasé, etc... El gran truco para que no se nos apelmace, es añadirle a la preparación "almidón de maíz" ya que absorbe la humedad y la proporción para la preparación es de un 3%, por lo que para preparar 100 gr pesaremos 97 gr de azúcar y 3 grs de almidón de maiz (Maizena). Es ideal para preparación de tartas, turrones, mazapán, espolvorear tartaletas, pastelitos, ensaimadas, etc... vamos, que podrás sacarle cualquier utilidad y lo mejor, hecha en casa.























Ingredientes:

-97 Gr de azúcar blanco
-3 Gr de almidón de maíz (Maizena)

ó

-194 Gr de azúcar blanco
-6 Gr de almidón de maíz (Maizena)

Preparación:

1. Pesaremos las cantidades y las añadiremos a nuestro robot de cocina, Thermomix, Mycook o molinillo de café, eso sí, si veis que comienza a salir bastante humo/polvo, no os asustéis, es normal, trituraremos a velocidad máxima durante 1-2 minutos
2. Una vez esté triturada, la pasaremos por un colador o tamiz y la volcamos en un tarro de cristal bien cerrado y seco en un sitio de nuestra cocina donde no haya nada de humedad.



Ya no tienes escusa, pues te llevará tan solo 4 ó 5 minutos y además puedes aromatizarla con lo que más te guste (ya os explicaré en otra entrada) consiguiendo así darle aún mas sabor a tus elaboraciones.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Risotto de setas

Me encantan los arroces sobre todas las cosas, creo que es un regalito de genética por parte de mi madre jeje... En esta ocasión hablamos del risotto, una receta muy tradicional de la cocina italiana, en la cual es aconsejable utilizar un buen caldo, ya sea de brick pero de una buena marca o realizarlo nosotr@s casero que es la mejor opción, por otra parte, las setas le aportan un sabor espectacular a este arroz, y a mi por lo general me gusta usarlas frescas de temporada, pero puedes usar un mix de setas congeladas y ya verás como igualmente queda delicioso... Hay muchas variantes a la hora de preparar esta receta, pero la que más le caracteriza y la diferencia de los arroces españoles, es que vamos añadiendo el caldo poco a poco y no de una vez mientras removemos lentamente, esto aportará al resultado final una textura en el arroz mucho más cremosa. ¿Como, que aún no lo has probado? ¡Vamos allá!



Ingredientes para 4 personas:

- 1 Litro de caldo de pollo (recién hecho o de brick de buena calidad) por ejemplo Aneto
- 300 Gr de arroz carnaroli o arborio (variedades italianas de arroz corto) aunque también sirve cualquier variedad de arroz redondo o bomba
-1 Vaso de vino blanco
- 300 Gr de setas, yo puse champiñón común, portobello y shiitakee
-1 Cebolla mediana
-80 Gr de queso parmesano rallado
-50 Gr de mantequilla
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal

Preparación tradicional:

1. En una olla grande, ponemos a calentar el caldo de pollo que hemos preparado, o un brick pero que sea de buena calidad, no hace falta que llegue a hervir solo queremos mantenerlo caliente para no alterar la cocción 
2. Ponemos otra olla grande al fuego y echamos un chorro de aceite de oliva, troceamos la cebolla y la añadimos para que vaya pochando, cuando empiece a tomar color añadimos las setas y una pizca de sal, sofreímos uno o dos minutos, entonces echamos el arroz, removemos y a continuación añadimos el vaso de vino, dejamos reducir aproximadamente un par de minutos
3. Bajamos el fuego y vamos a incorporar un par de cazos de caldo removiendo de vez en cuando y cuando veamos que ya lo va absorbiendo incorporamos otros dos cazos y seguimos el mismo procedimiento removiendo lentamente hasta que se termine el caldo.
4. Dependiendo del tipo de arroz que hayas utilizado estará listo en unos 18-20 minutos aproximadamente, ya que tenemos que conseguir que el arroz suelte todo el almidón hasta conseguir una textura cremosa y nunca apelmazada
5. Por último y cuando veamos que ya tiene la textura deseada, añadimos el parmesano y la mantequilla y dejamos que se integre durante 1 o 2 minutos más
6- Servimos y decoramos con un poco de cebollino bien picadito o unas lascas de queso parmesano (opcional)

Preparación con Thermomix:

1. Ponemos en el vaso un chorro de aceite y la cebolla bien picadita, programamos 9 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara
2. Añadimos las setas, una pizca de sal y programamos 2 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara
3. Colocamos la mariposa en las cuchillas y pulsando la tecla "balanza" añadimos el arroz, programamos 1 minuto, temperatura 100º, velocidad 1 y a continuación añadimos el vaso de vino, dejamos reducir programando 1 ó 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 1 
4. En una olla a parte, habremos calentado el caldo de pollo previamente
5. Ponemos la máquina en marcha programando 16 minutos, termperatura 100º velocidad 1 y por el bocal, añadiremos dos cazos del caldo, tenemos que estar pendientes y cuando veamos que comienza a evaporarse incorporamos otros dos cazos y seguimos el mismo procedimiento hasta que se termine el caldo



6. Acabado el tiempo, incorporamos el parmesano y la mantequilla, programamos 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 1 probamos el punto del arroz y si vemos que está un pelín duro, programamos otros dos minutos, temperatura 100º, velocidad 1
7. Servimos y decoramos con un poco de cebollino bien picadito o unas lascas de queso parmesano (opcional)

Yo algunas veces tengo que hacerlo solo para dos y entonces elaboro la receta con la mitad de ingredientes, ya que sale mucha cantidad.
Irresistíblemente rico, espero que lo probéis y me contéis...

Mermelada de frutos rojos

Hace ya unos cuantos años que en mi casa no se compra un bote de mermelada, desde que descubrí que como la hecha en casa no hay comparación. La primera que probé fue la de kiwi, que hasta entonces era mi favorita, pero, descubrí la de frutos rojos, entonces ahí ya cambió la cosa... Es ideal para acompañar con tostadas o croissants, pero también para cualquier elaboración de repostería como cheesecake, galletas de mantequilla, muffins, etc... 



Ingredientes:

-400 Gr de frutos rojos (yo los compro congelados en Carrefour, Lidl o Mercadona)
-250 Gr de azúcar
-1 Cucharada de zumo de limón
-2/3 Hojas de gelatina neutra (yo suelo poner 3)

Preparación tradicional:

1. En una olla o cacerola echamos todos los ingredientes (menos la gelatina), puedes añadirle un par de cucharadas de agua, dejamos cocer a fuego medio-bajo durante 30 minutos, tendremos que ir machacando la fruta con un tenedor de vez en cuando a la vez que removemos
2. Mientras tanto vamos hidratando la gelatina, colocamos las hojas en un bol y echamos agua fría de la nevera, reservamos
3. Cuando falten 5 minutos para que se cumplan los 30, añadimos las hojas de gelatina escurridas y dejamos cocer los 5 minutos restantes removiendo de vez en cuando
4. Apartamos del fuego y a mi particularmente me gusta pasarla por un colador, ya que no me gusta encontrarme las semillas, pero si tu lo prefieres puedes saltarte este paso
5. Volcamos en botes de cristal limpios y esterilizados, cerramos bien y si quisieras que dure varios meses, ponlos al baño maría en un olla durante unos 30 minutos, en mi casa no hace falta porque no dura ni un suspiro
6. Llevamos a la nevera hasta el momento de su uso

Preparación con Thermomix:

1. Ponemos nuestra Thermomix en posición de "balanza" y pesamos los frutos rojos
2. Añadimos el azúcar y el zumo de limón, programamos 15 segundos velocidad 5
3. A continuación abrimos el vaso y bajamos los restos de las paredes con la espátula, cerramos y programamos 30 minutos, temperatura 100º, velocidad 2 sin el cubilete y colocamos el cestillo boca abajo.
4. Mientras hidratamos la gelatina, ponemos las hojas en un bol y añadimos agua "fría" (reservamos)
5. Cuando falten 5 minutos para que termine el tiempo, escurrimos muy bien las hojas de gelatina y las añadimos por el bocal
6. Una vez terminado el tiempo (y sin esperar a que enfríe) a mi particularmente me gusta pasarla por un colador, ya que no me gusta encontrarme las semillas, pero si tu lo prefieres puedes saltarte este paso 
7. Volcamos en botes de cristal limpios y esterilizados, cerramos bien y si quisieras que dure varios meses, ponlos al baño maría en un olla durante unos 30 minutos, en mi casa no hace falta porque no dura ni un suspiro
8. Llevamos a la nevera hasta el momento de su uso


Estoy segura de que cuando la pruebes no volverás a comprar...
Está deliciosa!!!

sábado, 19 de noviembre de 2016

Ensalada de otoño

Quien me conoce bien, sabe que no me gusta nada el mal tiempo, yo soy mas de veranito, sol, playa y caloret... Pero ahora que estamos en otoño sobre todo, lo que más me apetece son platos de cuchara, aunque sin dejar de lado las ensaladas que en casa nos gusta comerlas durante todo el año para acompañar cualquier plato de carne o pescado y siempre me gusta ir probando nuevas combinaciones. Esta, surgió de un (medio-experimento) que ha dado muy buen resultado. Es totalmente diferente, la servimos templada, es ideal para un día de lluvia y su mezcla de sabores y colores no te dejará indiferente...




Ingredientes para 4 personas:

-200 Gr de lechuga o brotes (lo que más te guste)
-150 Gr de tomates Cherry asados (receta aquí)
-Media granada mediana
-Queso curado partido en dados (o el que utilices habitialmente)
-1 Puñadito de picatostes
-80 Gr de nueces
-6/8 Lonchas de bacon

Para la vinagreta:

-6 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
-2 Cucharadas de vinagre de Módena
-1 Pizca de pimienta blanca
-Sal al gusto

Preparación:

1. En primer lugar, vamos a coger el bacon, lo partimos en trozitos anchos pero en juliana y lo sofreímos en un cazo o sartén (sin nada de aceite) hasta que esté dorado, luego lo sacamos y lo colocamos en un plato o fuente con papel absorbente para quitar el exceso de aceite y reservamos
2. Ahora comenzamos a montar la ensalada en un fuente o bol, primero echamos la lechuga, limpia y troceada, luego los tomates que habramos asado previamente aunque también puedes ponerlos en crudo, la granada, el queso de daditos, los picatostes, las nueces y el bacon (reservamos)
3. En otro bol pequeño a parte, vamos a preparar la vinagreta, para ello ponemos el aceite, el vinagre de módena, la pimienta y la sal, removemos bien con unas varillas hasta que esté bien ligada
4. Añadimos la vinagreta a la ensalada y servimos



Fácil, deliciosa y con sabor a otoño, espero que os guste...

Truco: Yo suelo poner todos los ingredientes de la vinagreta en un frasco de cristal pequeño y bien tapado, lo agito bien bien y después lo reparto por toda la ensalada, así la vinagreta ligará mejor y se integrarán también mejor todos los sabores

martes, 1 de noviembre de 2016

Buñuelos de viento rellenos

No solo de castañas, calabazas y recetas terroríficas se tiñen estos días... hoy 1 de Noviembre se celebra la festividad de todos los santos y como es tradición, aunque en muchas zonas de España se preparan en semana santa o cuaresma, en Madrid por ejemplo, es típico comerlos también este día junto a los también conocidos "huesos de Santo". En esta ocasión hice 4 rellenos, nata, trufa, crema pastelera y crema de café, así están a gusto de tod@s, aunque hay muchísimas maneras más de rellenarlos, la próxima vez probaré de frutos rojos y dulce de leche, pero os advierto que tengáis cuidado porque son adictivos y os aseguro que no puedes comer uno solo ya que están increíblemente buenos...














Ingredientes:
 
Para la masa:
 
-250 Ml de agua
-50 Gr de mantequilla
-50 Gr de manteca de cerdo
-5 Gr de azúcar
-1 Pizca de sal
-170 Gr de harina de repostería
-Media cucharadita de levadura química
-4 Huevos (L)
-3 ó 4 gotas de esencia de naranja (o la ralladura de media naranja)
-Aceite de girasol o de oliva suave para freir los buñuelos
-Azúcar glas para espolvorear (receta aquí)

Para los rellenos:

-Nata montada

-1 Brick de nata para montar de 200 ml minimo 35,1% de materia grasa
-2 Cucharadas rasas de azúcar glass
-2/3 Gotas de esencia de vainilla
-1 Cucharada sopera de queso crema tipo philadelphia (Ayuda a que quede más firme)

-Trufa

-1 Brick de nata para montar de 200 ml minimo 35, 1% de materia grasa
-2 Cucharadas rasas de azúcar glass
-2/3 Gotas de esencia de vainilla
-1 Cucharada sopera de queso crema tipo philadelphia (Ayuda a que quede más firme)
-1 Cucharada de chocolate puro valor

-Crema pastelera

-250 Ml de leche 
-100/110 Gr de azucar
-2 Yemas de huevo (L)
-Media cucharadita de esencia de vainilla
-20 Gr de Maizena
-15 Gr de mantequilla

-Crema de café

-250 Ml de leche  
-100/110 Gr de azucar
-2 Yemas de huevo (L)
-Media cucharadita de esencia de vainilla
-20 Gr de Maizena
-15 Gr de mantequilla
-1 Cucharada rasa de café soluble


Preparación tradicional:

1. En una olla o cazo, echamos el agua, la mantequilla, la manteca de cerdo, el azúcar, la pizca de sal y las gotas de esencia de naranja, cuando rompa a hervir apartamos del fuego y añadimos la harina y la levadura de golpe, removemos muy bien hasta que quede una pasta espesa 
2. Apartamos del fuego y esperamos 5 minutos
3. Ahora vamos rompiendo los huevos y los iremos añadiendo uno a uno, mezclando bien con una cuchara de madera y no añadiendo el siguiente hasta que el otro esté bien integrado entonces volvamos en un bol
4. En una sartén grande, ponemos abundante aceite, cuando esté bien caliente, lo bajamos un poco y con la ayuda de dos cucharas vamos formando bolas no muy grandes (ya que crecerán), las iremos moviendo hasta que estén doradas y entonces las vamos colocando en una fuente amplia sobre papel absorbente (reservamos)
5. A continuación vamos a preparar las cremas, aunque yo las de crema y café prefiero hacerlas el día anterior y que enfríen toda la noche en la nevera así cogerán mas cuerpo
6. La crema pastelera y la crema de café las prepararemos exactamente igual, primero ponemos en un cazo la mitad de la leche junto con el azúcar y la esencia de vainilla (para la de café lo añadimos en este paso también) y la llevamos al fuego, la otra mitad de la leche, la mezclamos en una taza con la maizena, mientras batimos los huevos y reservamos, cuando empiece a hervir añadimos la otra mitad de la leche y los huevos, bajamos el fuego al mínimo y con unas varillas sin parar de remover esperamos a que nos quede con una consistencia mas bien espesa (introducimos en mangas pasteleras individuales y reservamos en la nevera)
7. La nata montada y la trufa las prepararemos exactamente igual, lo primero que tenemos que tener en cuenta es, que la nata esté muy muy fría y en un bol amplio añadimos todos los ingredientes (para la trufa añadimos el chocolate también) con unas varillas, si son eléctricas mejor, kitchenaid o similar, montamos a velocidad media hasta conseguir el punto justo y con cuidado que no se nos haga mantequilla (introducimos en mangas pasteleras individuales y reservamos en la nevera)
8. Es hora de rellenar los buñuelos, con una boquilla alargada, la introducimos con cuidado dentro del buñuelo y apretamos la manga hasta que notemos que ya está lleno.
9. Vamos rellenando con los diferentes sabores y colocando en un bandeja que llevaremos a la nevera una vez estén todos rellenos y antes de servir espolvoreamos con azúcar glass


Preparación con Thermomix:
 
1. En el vaso de nuestra thermomix, ponemos el agua, la mantequilla, la manteca de cerdo, la pizca de sal, el azucar y la esencia de naranja, programamos 8 minutos, temperatura 100º, velocidad 4
2. Una vez acabe el tiempo incorporamos la harina y la levadura de golpe y mezclamos 15 segundos, velocidad 4
3. Retiramos el vaso y dejamos que enfríe durante unos 5 minutos
4. Ahora volvemos a colocar el vaso en la base y programamos velocidad 4 a la vez que por el bocal vamos incorporando los huevos uno a uno y no añadiendo el siguiente hasta que el otro esté bien integrado abrimos el vaso y volcamos en un bol

                       

5. En una sartén grande, ponemos abundante aceite, cuando esté bien caliente, lo bajamos un poco y con la ayuda de dos cucharas vamos formando bolas no muy grandes (ya que crecerán), las iremos moviendo hasta que estén doradas y entonces las vamos colocando en una fuente amplia sobre papel absorbente (reservamos)
 

6. A continuación vamos a preparar las cremas, aunque yo las de crema y cafe prefiero hacerlas el día anterior y que enfríen toda la noche en la nevera así cogerán mas cuerpo
7. La crema pastelera y la crema de café las prepararemos exactamente igual, ponemos todos los ingredientes en el vaso (para la crema de café también) y mezclamos 20 segundos, velocidad 4 y a continuación programamos 7 minutos, 90º y velocidad 4 (introducimos en mangas pasteleras individuales y reservamos en la nevera)
8. La nata montada y la trufa las prepararemos exactamente igual, colocamos la mariposa en las cuchillas e incorporamos todos los ingredientes en el vaso (para la trufa añadimos el chocolate también)  y programamos sin tiempo a velocidad 3 y medio vigilando y con cuidado que no se nos haga mantequilla (introducimos en mangas pasteleras individuales y reservamos en la nevera)
9. Es hora de rellenar los buñuelos, con una boquilla alargada, la introducimos con cuidado dentro del buñuelo y apretamos la manga hasta que notemos que ya está lleno
10. Vamos rellenando con los diferentes sabores y colocando en un bandeja que llevaremos a la nevera una vez estén todos rellenos y antes de servir espolvoreamos con azúcar glas
 
Irresistibles, la verdad que llevan un poco de trabajo, pero realmente merece la pena y con el precio que tienen hay que pensarselo un poco además que leñe, que no están tan ricos como estos jejeje
 
A disfrutar!!!