miércoles, 25 de julio de 2018

Croquetas de chistorra

Seguimos incorporando nuevos sabores al "reto croquetil". Esta vez os traigo unas de las últimas que hemos probado y que nos han gustado pero que mucho mucho. Son elavoradas con chistorra Navarra y el secreto para que no queden nada grasientas es freir la chistorra hasta que dore y dejarla escurrir un buen rato sobre un colador o escurridor, así nos aseguramos de que queden cremosas y nada aceitosas. ¿Bueno, entonces te animas?


Ingredientes:

-500 ml de leche entera o semidesnatada (templada o del tiempo)
-200 Gr de chistorra de buena calidad (si puede ser, Navarra)
-1 Cucharada de aceite de oliva virgen extra
-50 Gr de mantequilla sin sal
-60 gramos de harina de trigo
-Aceite de oliva (para freirlas)
-2 Huevos batidos
-Pan rallado (casero)
-Sal

Preparación tradicional:

1. Comenzamos troceando la chistorra, la haremos trocitos pequeños pero no diminutos, para que luego se noten los tropezones, ponemos un cazo o sartén al fuego con una gotita pequeña de aceite de oliva y comenzamos a dorarla, cuando esté doradita la sacamos y la dejamos sobre un escurridor/colador o bien en un plato con papel absorbente para que suelte todo el aceite
2.  En una olla a fuego medio ponemos la mantequilla y un par de cucharadas del aceite de freir la chitorra, esperamos hasta que se funda por completo, con mucho cuidado de que no se nos queme, entonces incorporamos la harina y con unas varillas mezclamos sin dejar de remover hasta que se cocine y tenga un tono dorado
3. Entonces iremos incorporando la leche y la sal, (la leche del tiempo o mejor templada) la añadimos poco a poco sin dejar de remover hasta que comience a espesar y a continuación añadimos la chistorra, probamos y rectificamos de sal si lo necesitara, terminamos de cocinar hasta que espese del todo la masa a fuego lento y con paciencia, hasta que comience a burbujear y se despegue sola de las paredes, unos 15 o 20 minutos, entonces retiramos del fuego 
4. Volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera, mejor hasta el día siguiente
5. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, las pasamos por huevo batido y luego por pan rallado y vamos colocandolas en una fuente
6. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
7. Servimos enseguida y a disfrutar con los tuyos

Preparación con Thermomix:

1. Para empezar trocemos la chistorra, la haremos trocitos pequeños pero no diminutos, para que luego se noten los tropezones, a mi este paso me gusta hacerlo a mano, porque así le damos el tamaño que nos gusta, pero si prefieres picarlo en la máquina programa 4 segundos, velocidad 4, entonces añadiremos una cucharada de aceite de oliva y sofreimos programando 8 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara
2. Pasado el tiempo sacamos la chistorra del vaso y reservamos, dejando una gotita del aceite que sobro de freirla, a ese aceite le añadimos la mantequilla que tiene que estar en pomada o derretida unos segundos en el microondas y programando 4 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara, sin cubilete
3. Ahora añadiremos la harina y vamos a tostarla un poco, programamos 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 1, seguidamente,
incorporamos la sal y la leche que tiene que estar templada o del tiempo, podemos calentarla unos segundos en una jarrita en el microondas, continuamos programando 10 minutos, temperatura 100º, velocidad 3
4. Cuando termine el tiempo, volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente
5. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, las pasamos por huevo batido y luego por pan rallado y vamos colocandolas en una fuente
6. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
7.  Servimos enseguida y a disfrutar con los tuyos


No podrás comerte solo una... ¡Aviso! crean adicción... jeje

martes, 24 de julio de 2018

Sepia a la plancha

Esta es una de esas recetas que puedes servir en varias ocasiones, ya sea para una cena ligera, o bien a la hora de la comida acompañada de una ensalada pero no podemos olvidar que es ideal como tapa o aperitivo. Si que es cierto que tiene sus truquillos para que quede tierna y jugosa, pero yo enseguida os lo cuento todo todo para que os quede rica a morir... ¿te animas?



Ingredientes para 4 personas:

-2 Sepia medianas
-Picada de ajo y perejil (receta aquí)
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal al gusto
-Mayonesa casera y limón para acompañar (opcional)

1. Para comenzar limpiaremos las sepias, luego las lavamos, las secamos con papel absorbente y las troceamos en trozos que no sean demasiado pequeños (reservamos)
2. Ponemos una sartén al fuego (primero a fuego medio y cuando comience a coger calor subimos al maximo), yo utilizó una sartén tipo parrilla que me encanta para todo lo que es cocinar a la plancha y además distribuye muy bien el calor, entonces esperamos a que esté bien bien caliente
3. Echamos un chorrito de aceite de oliva y añadiremos la sepia, tenemos que haberla secado muy bien, pero aún así soltara agua, la dejamos cocinar unos dos minutos removiendo de vez en cuando y pasado el tiempo veremos que la sartén se llenó del agua que soltó la sepia, entonces la sacaremos y la colocamos en una fuente con papel absorbente
4. Limpiamos y secamos la sartén y llevamos de nuevo al fuego incorporando un chorrito más de aceite de oliva, cuando esté bien caliente añadimos de nuevo la sepia (el fuego debe estar fuerte) y cocinaremos otros dos minutos removiendo de vez en cuando para que se haga toda por igual, pasados los dos minutos echamos la picada de ajo y perejil y dejamos 1 minutos mas
5. Retiramos del fuego y servimos enseguida ya que hay que comerla calentita


Como podéis ver es una receta muy sencilla y ya veréis que si seguís bien los pasos el resultado no os va a defraudar... uhmm deliciosa, a mi me gusta servirla con salsa mayonesa casera y con un buen chorro de limón por encima, bueno y ya si la acompañamos con un vinito o una cervecita... ni te cuento!!

viernes, 20 de julio de 2018

Ropa vieja

Este plato lo he descubierto hace poquito tiempo, bueno rectifico, no es que lo haya descubierto, es que he comenzado a prepararlo hace poco y nos ha gustado muchísimo. Tanto es así que a mi me gusta incluso mas que el propio "cocido" en sí, ya que yo nunca como la sopa, solo los garbanzos con un poquito de carne y la verdura que le pongo, por eso me ha resultado tan increíblemente sabrosa, si llego yo a saberlo, me pongo antes al lío jumm... Pues sí, resulta que ya sabía de su existencia porque se lo veía preparar a mi abuela cuando yo era niña, aunque he de decir que lo tuneé un pelín a mi gusto, si señor, me trae muy buenos recuerdos este plato... Es una receta 100% de aprovechamiento, por lo que cogeremos todos los restos que nos hayan quedado del cocido o puchero (garbanzos, pollo y carne, jamón, chorizo, zanahoria y demás verduras del mismo) si es que conseguimos que no se lo zampen todo jeje y entonces haremos un sofrito espectacular que transformará por completo este plato... ¿Te animas tu también a prepararlo?


Ingredientes:

-Garbanzos sin el caldo
-Carne de pollo, cerdo y ternera desmechada o desmenuzada
-Medio chorizo (opcional)
-Las verduras u hortalizas que hayamos utilizado, patata, zanahoria, etc...
-1 Chorrito de vino blanco (opcional)
-Unas 3 o 4 cucharadas de caldo del cocido o puchero
-1 Cebolla (yo utilicé cebolla morada)
-2 Ajos
-1 Trocito de pimiento verde o rojo como 1/4 (yo puse rojo)
-1 Tomate mediano maduro contado en dados o rallado (puedes poner tomate frito o salsa de tomate)
-1 Cucharadita y media de pimentón de la vera dulce
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal

Preparación:

1. Comenzamos poniendo una olla grande al fuego, añadimos un chorro generoso de aceite de oliva virgen estra y vamos preparando el sofrito, para ello cuando el aceite esté caliente incorporamos la cebolla y el ajo en brunoise
(en trocitos que no sean demasiado pequeños) o en juliana, como mas te guste, dejamos que empiece a tomar color y entonces añadimos el pimiento, dejamos sofreir un par de minutos más 
2. Mientras tanto iremos deshuesando y desmenuzando la carne, trocearemos el chorizo y haremos lo mismo con la patata, la zanahoria y/o las verduras que tu le eches (reservamos)
3. A continuación añadimos el pimentón, removemos y enseguida comenzamos a añadir los demás ingredientes, primero los garbanzos, luego la carne desmechada, el chorizo en rodajas, las verdura troceadas, el tomate en dados, el caldo, la sal y el vino
4. Dejamos reducir y sofreir para que todos los sabores se integren, unos 4 o 5 minutos mientras removemos de vez en cuando, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario
5. Servimos y disfrutamos de un plato completo y delicioso


Sugerencias:

-Al ser un plato tan completo podemos servirlo como plato único
-Yo la última vez preparé el cocido "aposta" el día anterior para poder preparar esta receta ya que en casa no suele sobrar, pero si te sobró es la mejor opción para aprovecharlo todo
-En mi caso, añadí las carnes de morcillo, falda y pollo, garbanzos, zanahoria, patata y chorizo, pero puedes igualmente incorporar si te sobró tocino fresco, costillas, panceta, morcilla, la carne del jamón o codillo, repollo, etc... lo que sea que tu le eches a tu cocido o puchero
-Es un plato que suele hacerse "seco" sin caldo, pero yo quise incorporar un pelín de caldo y un pelín de vino blanco que le aporta mucho sabor y además luego queda reducido
-Puedes prepararla el día anterior y como cualquier guiso que se precie estará incluso mejor de un día para otro

miércoles, 11 de julio de 2018

Polos de lima y leche condensada

Cuando por fin aprieta el calor después del eterno invierno que hemos tenido (algun@s ya no se acuerdan...) jeje a mi lo que mas me apetece es este calorcito tan rico que a mi cuerpo le sienta tan tan bien. Y desde luego lo que si que apetece estas tardes de calor son refrescos, polos y helados. Los moldes los compré en Maria Lunarillos y son geniales... Esta receta express de polos de lima y leche condensada en tan solo 2 minutos te va a encantar!! y a los niños ni te cuento.... ¿te animas?



Ingredientes:

-200 Ml de leche entera
-150 Ml de leche condensada
-El zumo de dos limas

Preparación para 5/6 polos:

1. Exprimimos las limas en un exprimidor 
2. En el vaso de nuestra batidora turmix, americana, thermomix... echamos la leche, la leche condensada y el zumo de las limas
3. Batimos a velocidad alta aproximadamente 1 minuto hasta obtener una crema ligera y fina
4. Volcamos en nuestros moldes para polos y llevamos al congelador unas 4 o 5 horas, o mejor hasta el día siguiente
5. Para desmoldar, solo tendremos que poner las poleras unos segundos bajo el agua del grifo y saldrán perfectamente sin esfuerzo


Ya no hay escusa para quejarse del calor, tenlos siempre en el congelador y este verano triunfarás seguro...

Sugerencias:

Puedes cambiar el zumo de lima por zumo de naranja o de limón, así tendrás 3 sabores diferentes, refrescantes y deliciosos...

Gambon al horno

Que sí, que ya sé que con estas temperaturas es un suicidio encender el horno, jaja pero oye, para un día de estos que vas con prisas y además no te apetece para nada cocinar, esta receta es de lo mejor... La tenemos lista en menos de 20 minutos, sin apenas olores y sin manchar ¿a que ya te piensas un poco mejor lo de encender el horno ehh?...



Ingredientes:

-1 Kl de gambon crudo o langostinos de tamaño mediano
-Picada de ajo y perejil (receta aquí)
-Aceite de oliva virgen extra
-3/4 Cucharadas de vino blanco o el zumo de un limón
-Sal gorda

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo
2. En una fuente que sea apta para horno colocamos los gambones o langostinos y sazonamos con un poco de sal gorda
3. Después, en un mortero machacamos ajo y perejil, luego añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra y lo echaremos todo por encima del gambon repartiendolo bien
4. A continuación añadimos el vino blanco (o el limón) y horneamos a media altura durante 16 minutos


5. Servimos y a comer!! podemos acompañarlos con una ensalada, un gazpacho, una crema de verduras, etc...
Muy sabrosos y lo mejor, listos en un pis-pás!!!!

martes, 10 de julio de 2018

Patatas alioli

Este es uno de esos platos que solemos tomar bien como guarnición o acompañamiento de algún que otro plato, bien como aperitivo, (mi opción favorita) y desde luego con mas sello "typical spanish" que existe, bueno, compitiendo con la paella, los calamares y las bravas, claro está... Las encontrarás en cualquier bar como ración o tapa, pero está claro que no pueden faltar en reuniones y/o celebraciones, esto quiere decir que cualquier momento es bueno para compartirlas con los tuyos, porque suelen gustar a todo el mundo. A mi me gusta prepararlas en casa porque ya nos hemos llevado alguna que otra decepción al pedirlas por ahí, por eso, como yo digo siempre "lo hecho en casa, siempre sabe mejor..." ¿Me acompañas?


Ingredientes:

-5 Patatas medianas
-Aceite de oliva virgen extra
-1 Puñadito de sal gorda
-Salsa alioli con perejil  (receta aquí)

Preparación:

1. En primer lugar, comenzamos preparando nuestra salsa alioli así se nos irá enfriando, para ver la receta pincha aquí
2. Ponemos las patatas a cocer, las lavamos y las cocemos enteras, deben tener un tamaño mediano, las ponemos en una olla amplia con un chorrito de aceite y un puñadito de sal gorda, las tendremos unos 20/25 minutos, para comprobar que ya las tenemos, podemos pincharlas con un cuchillo y si se hunde fácilmente es que ya están listas
3. Después, quitamos el agua caliente y las ponemos a enfriar, una vez frías las pelamos y las cortamos en cuadrados ni muy grandes ni muy pequeños, luego las pasamos a un bol donde las mezclaremos con la salsa alioli, yo prefiero hacerlo así para no embadurnar todo el plato donde las quiero servir, después las tapamos con film transparente y llevamos a la nevera hasta la hora de servir
4. A la hora de servir, las colocamos en la fuente o plato donde las vayamos a presentar y añadiremos por encima un poco de perejil muy picadito

Listas para disfrutar junto a los tuyos!! que buenas están!!!

jueves, 5 de julio de 2018

Nidos de pan de molde, bacon y huevo de codorniz

Pues si que pasó pronto la semana, ya estamos a "Juernes" madre mia, y mi mente ya está puesta única y exclusivamente en mis tan esperadas, ansiadas y merecidas vacaciones... he dicho!! jeje No recuerdo exactamente dónde vi una receta parecida a esta, lo que si recuerdo es que la tenía en mente hace ya mucho mucho tiempo... Y aprovechando que compré unos huevos de codorniz no se me ocurrió mejor aperitivo que este para nuestro fin de semana. Yo lo elaboré con bacon y queso pero puedes poner los ingredientes que mas te gusten, jamón york, jamón serrano, chorizo, lacón, chistorra, pechuga de pavo, etc... Ya verás que con este aperitivo tan original, rápido y sencillo, tus reuniones con amig@s, tarde fútbol, cumpleaños etc, serán el doble de divertidas, no puedes dejar de hacerlo...


Ingredientes:

-Pan de molde
-Bacon
-Huevos de codorniz
-Mezcla de 4 quesos
-Pimentón de la vera dulce ahumado
-Sal

Utensilios:

-Rodillo
-Bandeja de aluminio para hornear cupcakes 
-Cortapastas circular de 5/6 cm o un vaso de agua
-Brocha de silicona

Preparación:

1. En primer lugar precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo
2. Luego cogemos las rebanadas de pan de molde y les quitamos la corteza
3. Con ayuda de un rodillo las alisamos y con un cortapastas de unos 5 ó 6 centímetros vamos haciendo círculos de pan de molde que serán la base de nuestro aperitivo, si no tenemos cortapastas puedes usar un vaso de los de agua
4. Ahora echamos un poquito de aceite de oliva en un vaso o taza y con una brocha de silicona pintaremos solo ligeramente el fondo y las paredes de cada cavidad de nuestro molde de aluminio así no se nos pegará 
5. A continuación, colocamos los círculos de pan de molde que nos harán de base, tiene que quedar como si fuera una tartaleta, metemos cada uno en uno de los huecos de nuestro molde y sobre el vamos poniendo primero un puñadito pequeño de mezcla de 4 quesos y sobre el unos trocitos medianos de bacon que habremos cortado con unas tijeras de cocina (también puedes poner una loncha entera alrededor del círculo de pan pero yo lo prefiero así porque se hace antes) dejaremos un hueco en el centro



6. Introducimos en el horno a media altura y dejamos dorar unos 3 o 4 minutos, pasado este tiempo sacamos la bandeja y con cuidado de no quemarnos echamos un huevo de codorniz en el centro, donde habíamos dejado el hueco, añadiremos una pizca de sal y una pizca de pimentón, volvemos llevar al horno y dejaremos otros 5 minutos aproximadamente, esto lo hacemos para que el pan y el bacon se doren y la yema del huevo no se nos pase al ser tan pequeña, tendremos cuidado al meterlos la segunda vez para que el huevo quede en su punto
7. Sacamos la bandeja del horno y dejamos templar unos pocos minutos, luego sacamos nuestros niditos con cuidado y servimos en un plato o bandeja

Ya lo tenemos listos para disfrutar tanto nosotr@s solos como con amig@s... 
Es un aperitivo/pincho/canapé diferente y muy sabroso y original


Consejos:

-Si nunca has tenido ocasión de trabajar con huevos de codorniz te dejo unos consejos para que no se te rompan uno tras otro, como me pasó a mi la primera vez, que desperdicié unos cuantos... ejem ejem... 
-No son tan fáciles de abrir como los de gallina ya que llevan una telilla interna que es complicada de romper debido a que es mas dura y flexible
-Hay varios aparatejos/cachivaches en el mercado que pueden usarse para abrir estos huevines tan frágiles, exiten unas tijeras especiales con la forma del huevo y una cuchilla, pero es tontería gastarse dinero en algo que le daremos muy poco uso, vi también en algunos tutoriales que los abrían con un cortapuros, pero claro, no todos tenemos este utensilio en casa ¿verdad?
-El mejor truco sin duda para empezar es con un cuchillo de sierra, si que es verdad que el primero o el segundo igual no salen como esperabas, pero ya verás que una vez le coges el tranquillo ya saldrán todos del tirón, coges el huevo con el dedo índice y el dedo pulgar y con el cuchillo haces un corte en el centro del huevo con la sierra del cuchillo, luego con cuidado usamos las dos manos para deshacernos de la cáscara
-Una vez has cogido práctica con esto y si quieres probar otra manera, esta vez cogeremos un cuchillo grande, con una hoja grande también y que además esté bien afilado, cogeremos igualmente el huevo con el dedo índice y el dedo pulgar, le damos un golpe seco en el centro de huevo, se abrirá enseguida, luego con cuidado igualmente usamos las dos manos para deshacernos de la cáscara
Espero que os sirvan estos pequeños consejos y que me contéis que tal...


miércoles, 4 de julio de 2018

Helado de pistachos

Que ganas tenía de inaugurar la temporada de helados... la verdad es que mi pobre heladera cuando llega el verano no para de hacer "horas extra" jeje Hacía tiempo ya que rondaba en mi cabeza hacer helado de pistachos, pero como el verano se resistía a venir pues lo fuimos alargando, y la espera ha merecido la pena, porque que buenísimo está!! Queda con una consistencia muy cremosa y lo mejor de todo, con mucho sabor a pistacho. Así que, si te gusta este fruto seco tanto como a nosotros, no dudes en hacerlo... ya verás, te va a encantar!!!


Ingredientes:

-100 Gr de pistachos sin sal
-200 Ml de nata para montar mínimo 35% materia grasa
-300 Ml de leche entera
-1 Cucharada de azúcar invertido (receta aquí) puedes sustituirlo por miel
-50 Gr de azúcar
-10 gr de maicena

Preparación tradicional: 

1. Lo primero que haremos será limpiar los pistachos quitandoles la cáscara y la piel, luego los ponemos en nuestra picadora o procesador de alimentos y los trituramos unos segundos hasta que queden bien molidos, si no tienes ninguno de estos aparatos puedes hacerlo en el mortero, una vez listos los ponemos en un bol y reservamos  
2. En una olla ponemos la nata, la leche, el azúcar y el azúcar invertido (o miel) y por último la maicena que vamos a desleir en un vaso con un chorrito de leche fría, mezclamos todo bien con unas varillas y esperamos a que coja un poco de temperatura, no hace falta que hierva
3. Entonces retiraremos del fuego, añadimos los pistachos molidos removiendo para que se integren bien y dejamos templar la mezcla unos minutos
4. Después, ponemos nuestra heladera en marcha y vamos incorporando la mezcla por el bocal, dejamos mantecar de 30 a 40 minutos, (según nos indica el fabricante)
5. Una vez terminado el tiempo, colocamos el helado en un recipiente hermético con tapa y meteremos en el congelador un mínimo de 5 horas
6. Antes de servirlo, sacamos del congelador unos 10 minutos y servimos acompañado de unos barquillos, sirope, etc...
7. Si no tenemos heladera, colocamos la mezcla en un recipiente con tapa (apto para congelación) y pasados 45 minutos sacamos del congelador, batimos con unas varillas energicamente (si son electricas mejor) esto lo hacemos para romper los cristales de hielo que hayan podido formarse, volvemos a meter al congelador y pasados otros 45 minutos volvemos a repetir la misma operación, luego dejamos congelar un mínimo de 4 horas, sacamos del congelador unos 10 minutos antes de servir y acompañamos de unos barquillos, pistachos machacados, etc...

Preparación con Thermomix:

1. Comenzamos echando los pistachos en el vaso ya sin cáscara y sin piel, los trituramos programando 10 segundos, velocidad 10, entonces los ponemos en un bol y reservamos 
2. Ahora ponemos en el vaso la leche, la nata, el azúcar y el azúcar invertido (o miel) y por último la maicena, programamos 7 minutos, temperatura 70º, velocidad 3
3. A continuación incorporamos los pistachos molidos y mezclaremos 15 segundos, velocidad 4 dejamos templar la mezcla unos minutos
4. Después ponemos nuestra heladera en marcha y vamos incorporando la mezcla por el bocal, dejamos mantecar de 30 a 40 minutos, (según nos indica el fabricante)
5. Una vez terminado el tiempo, colocamos el helado en un recipiente hermético con tapa y meteremos en el congelador un mínimo de 5 horas
6. Antes de servirlo, sacamos del congelador unos 10 minutos y servimos acompañado de unos barquillos, sirope, etc...
7. Si no tenemos heladera, colocamos la mezcla en un recipiente con tapa (apto para congelación) y pasados 45 minutos sacamos del congelador, batimos con unas varillas energicamente (si son electricas mejor) esto lo hacemos para romper los cristales de hielo que hayan podido formarse, volvemos a meter al congelador y pasados otros 45 minutos volvemos a repetir la misma operación, luego dejamos congelar un mínimo de 4 horas, sacamos del congelador unos 10 minutos antes de servir y acompañamos de unos barquillos, pistachos machacados, etc...


Nos ha sorprendido mucho este sabor...


Y lo cremosito que queda...


Bueno, pues voy a ponerme otro poquito mas de este delicioso helado y así mientras tanto voy pensado en el siguiente sabor que voy a preparar... uhm!! que bueno estaba... 

martes, 3 de julio de 2018

Dorada a la espalda con verduritas asadas

Las recetas de pescado no tienen por que ser aburridas y esta es la prueba de ello, a mi por ejemplo me encanta el pescado y suelo comerlo dos o tres veces por semana, aunque se que no a todo el mundo le gusta. Yo intento prepararlo de maneras diferentes así además no te cansas de comerlo siempre con la misma receta... En este caso es una dorada a la espalda que aromatizamos con aceite de pimentón, guindilla y sus chips de ajo acompañada además con unas verduritas que asamos en el horno, receta fácil y desde luego muy sabrosa. Espero que os guste...


Ingredientes para 4 personas:

-2 Doradas de ración
-4/5 Ajos
-Hiervas provenzales o perejil muy picadito (opcional)
-Pimentón de la vera dulce y una pizca del pimentón picante (este opcional)
-1 Guindilla (opcional)
-Aceite de oliva virgen extra
-Pimienta negra
-Sal
-Limón

Para la guarnición:

-Pimientos tricolor, amarillo, rojo y verde
-Berenjena
-Calabacín
-Patata

Preparación:

1. Comenzamos precalentando el horno a 200º, calor arriba y abajo, luego cogemos una fuente que sea apta para horno ponemos las verduras en rodajas (no demasiado gruesas) o en tiras, como prefieras pero con su piel, que previamente habremos lavado y secado, añadimos sal y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra e introducimos en el horno a media altura durante 35 o 40 minutos y mientras se van haciendo vamos a preparar las doradas
2. Para preparar las doradas, le habremos dicho a nuestro pescadero de confianza que nos las prepare para hacer a "la espalda" consiste en limpiarlas de escamas, quitar la cabeza (esta opcional) y las tripas además de la espina central, luego dejarla en forma de libro
3. Ahora pondremos al fuego una sartén grande, añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra, pelamos los ajos y los cortamos en láminas finitas para que queden crujientes, cuando el aceite esté caliente añadimos los ajos, bajamos un poco el fuego y tendremos cuidado de que no se nos quemen porque se harán enseguida, cuando comiencen a dorarse añadimos media cucharadita de pimentón dulce y si quieres puedes añadir una pizca de pimentón picante (o una guindilla) al gusto, ponemos también media cucharadita de hiervas provenzales o perejil muy picadito (opcional) removemos un poco para que los sabores se integren y reservamos este sofrito en un bol
4. En la misma sartén vamos a ir preparando las doradas, para ello, añadimos un chorritín de aceite de oliva, lo justo para que no se peguen, las salpimentamos y las vamos cocinando, primero las ponemos por el lado de la piel, las tendremos unos 2/3 minutos por este lado, luego las damos la vuelta con mucho cuidado, y las cocinamos aproximadamente otros 3 minutos vigilando para que el pescado no se nos pase, retiramos del fuego
5. Para finalizar, cogemos un plato grande y emplatamos, primero ponemos la dorada, luego incorporamos el aceite con el pimentón y los ajos laminados que teníamos reservado, lo echamos sobre el pescado y colocamos alrededor las verduritas asadas, a mi me gusta exprimir un poco de limón por encima antes de llevar a la mesa
6. Servimos al instante

Sugerencias:

Verduras en Cecofry

Si tienes freidora sin aceite Cecofry o similar, las verduras quedan perfectas también, además en verano que cuesta un mundo encender el horno esta es la opción perfecta, yo las pongo en la cubeta, sin la pala con un puñadito de sal un chorrito de aceite de oliva virgen extra, programamos unos 25/30 minutos y solo tenemos que movererlas un par de veces durante la elaboración