domingo, 18 de diciembre de 2016

Almejas a la marinera

Un entrante perfecto para cualquier comida o celebración, muy rápido, sencillito y digamos "asequible". Las almejas a la marinera, son un plato tradicional de la cocina gallega, que además hoy en día podemos encontrar en muchos bares de la península como tapa o ración. Son muchas las maneras que tenemos de cocinarlas, ya las iremos viendo poco a poco, ya que en casa solemos consumirlas de vez en cuando, pero hoy vamos a preparar estas...



 Ingredientes para 4/6 personas:

-1 Kl de almejas frescas
-1 Cebolla grande muy picadita
-2/3 Ajos muy picaditos y sin el tallo central
-Perejíl
-1 Cucharada sopera de harina
-Media cucharadita de pimentón de la vera dulce (pero si te gustan con un toque picantito, puedes añadirle pimentón picante)
-1 vaso de vino blanco
-350/400 Ml de agua
-1 pastilla de caldo de pescado (o sal al gusto) 
-Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

1. Colocamos en un bol grande las almejas, las cubrimos con abundante agua y añadimos sal gorda, dejamos en remojo un par de horas aproximadamente, pasado el tiempo, las lavamos bajo el grifo y colocamos en un escurridor (reservamos)
2. En una olla grande, ponemos un buen chorro de aceite que cubra el fondo y añadimos la cebolla, sofreímos y cuando empiece a tomar color echamos el ajo.
3. Echamos una pizca de sal al sofrito, removemos y añadimos la cucharada de harina y la media de pimentón, sin para de mover durante 10 o 12 segundos para que no se hagan grumos, y enseguida añadimos el vino sin dejar de remover.
4. Incorporamos la pastilla de caldo de pescado (o la sal al gusto), el agua y por último el perejíl, seguimos removiendo sin parar
5. Cuando ya veamos que se ha formado una salsa espesita y sin grumos, ponemos las almejas en la olla, tapamos con una tapadera y dejamos cocinar a fuego medio-bajo entre 6 y 8 minutos.
6. Probamos el punto de sal y servimos, añadimos otro poquito de perejíl por encima y a disfrutar...



Es un entrante muy sabroso, que sirve para cualquier ocasión, pero sin duda es ideal para las fiestas navideñas, ya suelen gustar a todo el mundo y como podéis ver no tienen ninguna complicación, además podéis tenerlas preparadas con antelación y calentarlas unos minutos antes de servir, están mas ricas de un día para otro incluso...

Truco:
Ya que las hemos comprado frescas, pueden congelarse ya preparadas si queremos hacerlas con antelación y sacarlas tres o cuatro horas antes de consumir, luego calentar y degustar!!