domingo, 15 de mayo de 2016

Almejas en salsa roja

Los fines de semana, para las cenas me gusta de vez en cuando, hacer cosas que no comemos a menudo, mas bién de "picoteo"... primero, porque no solemos cenar mucho, vemos alguna peli o serie y hacemos una merienda-cena con varias cosas y segundo para no repetir mucho, alternando además la forma de prepararlas. En esta ocasión elegí la almeja blanca, que son de gran tradición en la cocina gallega, además de su buen precio y excelente calidad y no tienen nada de tierra. Pueden prepararse de infinitas maneras, o acompañando a pescado, sopas... pero en esta ocasión me apetecía darle otro "toque a la salsa" que no es otro que, la misma preparación de las "Almejas a la marinera" pero añadiéndole pimentón y tomate, así que las llamé así, sin más...





















Ingredientes:

-Una malla de almejas o un paquete envasado al vacío de almeja blanca 
-1 Cebolla pequeña en brunoise
-1 Ajo muy picadito
-Perejíl muy picadito
-1 Cucharada sopera de harina
-Media cucharadita de pimentón de la vera dulce (pero si te gustan con un toque picantito, puedes añadirle pimentón picante)
-Media Cucharada de salsa de tomate o tomate frito
-Medio vaso de vino blanco
-1 vaso de agua
-Media pastilla de caldo de pescado (o sal al gusto) 
-Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

1. Lavamos las almejas en un escurridor con abundante agua (reservamos)
2. En una olla, ponemos un chorro de aceite que cubra el fondo
3. Añadimos la cebolla, sofreímos y cuando empiece a tomar color echamos el ajo.
4. Echamos una pizca de sal al sofrito, removemos y añadimos la cucharada de harina y la media de pimentón, sin para de mover durante 10 o 12 segundos para que no se hagan grumos, y enseguida añadimos el vino sin dejar de remover.
5. Incorporamos la media pastilla de caldo de pescado o la sal, el tomate, el perejíl y el vaso de agua, seguimos moviendo sin parar
6. Cuando ya veamos que se ha formado una salsa espesita y sin grumos, ponemos las almejas en la olla, tapamos con una tapader y dejamos cocina a fuego medio de 6 a 8 minutos.
7. Probamos el punto de sal y servimos y añadimos otro poquito de perejíl por encima




















Acompañamos con una barra de pan, porque cuando se acaben, querrás mojar en la salsa, ya verás!!! jejeje