martes, 10 de mayo de 2016

Tomates verdes fritos con salsa remolaude

Hoy tenemos una cena de película, estoy segura de que la has visto ¿a que sí? "Tomates verdes fritos" y vamos a acompañarlos con una Salsa Remolaude, que aunque es una salsa tradicional de la cocina francesa, llamada Remoulade se ha extendido a lo largo y ancho de muchos paises y en Estados Unidos, concretamente en el estado de Luisiana, ha sido llamada así con la variante de añadirle pimienta de cayena, tabasco o jalapeños y es usada principalmente como acompañamiento de patatas fritas, gambas, roast beef y como no, de sus perritos calientes, está increiblemente buena. Yo me quedé con esta versión porque se la vi preparar al cocinero Matthew Scott en su programa de Canal Cocina "Cocina americana" y estoy segura de que haré muchos mas platos suyos, porque tiene unas recetas que quitan el hipo...

























Ingredientes para 4 personas:

-3 ó 4 Tomates verdes medianos
-2 Huevos
-Harina
-Pan rallado
-Sal
-Aceite de oliva virgen extra (para freir los tomates)

Para la salsa remolaude:

-1 Taza de mayonesa
-El zumo de medio limón o lima
-1 Cebolleta picada  
-Medio apio (opcional) yo no le puse
-Medio diente de ajo (sin el tallo central)
-Perejíl
-1 Cucharada de mostaza de Dijon
-2 Cucharadas de Ketchup
-1 Cucharada de salsa Perrins
-Pimienta negra
-Unas gotas de tabasco o un pelín de cayena
-Sal

















Preparación:


Para la salsa remolaude:

1. Ponemos por orden, todos los ingredientes en el vaso de la batidora turmix, batidora americana, thermomix... 
2. Batimos unos segundos a velocidad alta, hasta que todos los ingredientes se hayan integrado completamente.
3. Ponemos en un bol tapado con film transparente y reservamos en la nevera hasta el momento de servir. 


Para los tomates:

1. Lavamos los tomates, secamos bien, quitamos el tallo, hacemos rodajas de aproximadamente 1 cm y les añadimos sal por ambos lados.
2. Batimos los huevos (reservamos)
3. Pasamos los tomates, primero por harina, luego por el huevo y finalmente por pan rallado.
4. Ponemos una sartén con abundante aceite y cuando el aceite esté caliente comenzamos a freir los tomates, los tendremos aproximadamente entre 3 y 4 minutos por cada lado a fuego medio-alto hasta que estén doraditos y los iremos poniedo en una fuente con papel absorbente.
5. Colocamos los tomates en una fuente, acompañados de lechuga, o patatas fritas y como no, con la salsa remolaude.


Es una cena espectacular que seguramente querrás repetir y la salsa esta realmente buena, puede usarse además para acompañar carnes, pescados o mariscos.