viernes, 3 de junio de 2016

Alitas de pollo rebozadas a mi manera (Tradicional y en Cecofry)

Me encanta como quedan las alitas de pollo en la Cecofry, bien hechas por dentro, y tan crujientes por fuera, con este rebozado que se me ocurrió un día así sin mas, probando, probando... tan bueno que verás cuando lo pruebes, seguro que lo utilizas en alguna que otra receta, yo lo hago también para rebozar el pollo que le pongo a la ensalada cesar y le da un toque increíble...  



Ingredientes para 2 personas:

-Medio kilo de alitas partidas en dos
-4 cucharadas soperas de harina
-1 Cucharadita de cebolla en polvo
-1 Cucharadita de pimentón de la vera (si te gusta, con un toque picante puedes ponerle mitad del dulce y mitad del picante)
-1 Cucharada de aceite de oliva virgen extra o dos flush de aceite en spray
-Sal

Preparación:

1. Lavamos y secamos las alitas con un papel absorbente, con un soplete quitamos las plumas que pudieran traer, añadimos sal al gusto por ambos lados (reservamos)
2. En un plato hondo o bol, echamos la harina, la cebolla en polvo y el pimentón (removemos bien para que se integren los ingredientes
3. Pasamos las alitas por el rebozado y a continuación, las pasamos por un colador grande para quitar el exceso de harina y quede un ligero rebozado 
4. Ponemos el aceite en la cubeta (sin la pala mezcladora) vamos colocando las alitas y programamos 20 minutos a la mitad del tiempo (10 minutos) les damos la vuelta
5. Servimos acompañadas de una ensalada, patatas fritas, crema o puré de verduras...



6. Si quieres hacerlas de manera tradicional, una vez rebozadas como se explica arriba, las ponemos a freir en una sartén con abundante aceite y una vez estén doradas por ambos lados, colocamos en una fuente con papel absorbente para quitar el exceso de grasa
7. Para hacerlas al horno, y si no las queremos freir seguimos la misma receta de arriba e introducimos al horno encima de un papel de hornear, a 200º, calor arriba y abajo durante unos 20 minutos, les damos la vuelta a mitad del horneado, servimos acompañadas de una ensalada, patatas fritas, cremas, puré de verduras...

Están para chuparse los dedos!!!! os lo aseguro...
Si las acompañáis con salsa barbacoa ¡ya ni os cuento!