miércoles, 1 de junio de 2016

Cebolla que no pica (truco)

¿No os a pasado que os encanta la cebolla fresca en las ensaladas, y por miedo a que pica demasiado muchas veces no la echamos o echamos menos? pues este truco es infalible. Suavizar el sabor de la cebolla para nuestras ensaladas es pan comido... tan solo tenemos que pelarla y picarla a nuestro gusto, ponerla en un bol que la cubra con agua bien fría y añadirle un puñadito de sal y/o el zumo de medio limón o unas gotitas de vinagre, la dejamos de 15 a 20 minutos reposando, la aclaramos bien y ya podemos añadirla sin miedo a que nos deje ese picor en boca. Fácil y práctico ¿no?