martes, 23 de agosto de 2016

Coulant de chocolate

El Coulant (o volcán de chocolate) es el postre estrella en mi casa desde que lo probamos, es ideal para una tarde de invierno como postre o merienda pero, que un día nos apetece y hace 40º a la sombra, da igual, nosotros comemos coulant y punto pelota... Es uno de esos postres que no te cansas de comer, si invitas a alguien y lo sirves después de la comida, verás sus caras de sorpresa al meter la cuchara y ver todo ese chocolate fundido por dentro, son deliciosos y lo mejor de todo, es muy sencillo y rápido de preparar, así que las escusas son pocas para disfrutar al máximo de este delicado bocado dedicado a los que somos amantes del chocolate.


























Ingredientes:

-1 Tableta de chocolate fondant (yo utilicé Nestlé postres) 
-150 Gr de mantequilla sin sal
-3 Huevos y 3 yemas
-60 Gr de azúcar moreno (también sirve la normal)
-60 Gr de harina de repostería
-1 Pizca de sal
-1 Pizca de canela (opcional)
-Aceite para engrasar los moldes

Preparación con tradicional:

1. Precalentamos el horno a 240° dependiendo de vuestro horno y mientras tanto, en un cazo, vamos fundiendo el chocolate con la mantequilla a fuego medio-lento, o al baño María, si es en el microondas, poco a poco y de 30 en 30 segundos, mezclamos bien y reservamos
2. Con unas varillas, batimos los huevos, las yemas, el azúcar, la pizca de sal y la canela (opcional) hasta que consigamos que tengan una textura espumosa
3. Añadimos poco a poco el chocolate reservado y removemos
4. Por último incorporamos la harina y vamos removiendo para que se integre todo y tenga una textura homogénea
5. Engrasamos con aceite los moldes que hemos elegido, individuales (pueden ser de cerámica, flaneras, o los que venden desechables de aluminio) y pincelamos con una brocha de silicona 
6. Llenamos los moldes a un tercio de su capacidad y horneamos durante 7 minutos (exactos) o se harán demasiado
7. Servimos, si son de cerámica como los míos puedes servirlos tal cual, si no, puedes desmoldarlos y servirlos con frutos rojos, siropes, nata montada, azúcar glass, helado o lo que mas te guste...





Preparación con Thermomix:

1. Precalentamos el horno a 240º dependiendo de vuestro horno
2. Partimos la tableta de chocolate en trozos grandes, lo introducimos en el vaso de la thermomix y con vaso cerrado damos 4 golpes de turbo, abrimos el vaso y con la espátula bajamos los restos de las paredes hacia abajo
3. Añadimos la mantequilla y programamos 4 minutos, temperatura 80, velocidad 2
4. Incorporamos los huevos, las yemas, el azúcar, la pizca de sal y la canela (opcional)
5. Ahora incorporamos la harina y mezclamos 15 segundos velocidad 3, y terminamos de mezclar con la espátula
6. Engrasamos con aceite los moldes que hemos elegido, individuales (pueden ser de cerámica, flaneras, o los que venden desechables de aluminio) y pincelamos con una brocha de silicona 
7. Llenamos los moldes a un tercio de su capacidad y horneamos durante 7 minutos (exactos) o se harán demasiado
8. Servimos, si son de cerámica como los míos puedes servirlos tal cual, si no puedes desmoldarlos y servirlos con frutos rojos, siropes, nata montada, azúcar glass, helado o lo que mas te guste...


No dejéis de probarlos, os sorprenderá y repetiréis seguro...