miércoles, 28 de septiembre de 2016

Salmorejo

El  salmorejo grandioso plato, típico Andaluz por excelencia y por supuesto arraigado en la ciudad de Córdoba, tiene hoy en día un gran hueco en la gastronomía mundial al igual que el gazpacho. Es una crema que se sirve fría y como entrante o acompañamiento de cualquier otro plato, preferiblemente en verano, aunque en casa lo comemos en cualquier época del año porque nos encanta... Como curiosidad, descubrí hace poco leyendo un artículo, que está demostrado científicamente que su valor nutricional (a pesar de lo que todos creíamos) es bajo en calorías y colesterol, además de ser una buena fuente de vitaminas, más motivo si cabe para consumirlo mas a menudo ¿verdad?
























Ingredientes para 6 personas:

-1 Kl de tomates rojos muy maduros (a poder ser, de pera)
-200 Gs de miga de pan del dia anterior (si es con masa madre mejor) 
-1 Diente de ajo (yo solo puse medio) 
-Sal (al gusto)
-150 Ml de aceite de oliva virgen extra 
-Vinagre de Jerez (opcional)

Para decorar:

-2/3 Huevos cocidos
-Jamón Serrano ibérico 


Preparación tradicional:

1. En primer lugar lavamos los tomates y si queremos pelarlos, los sumergimos durante unos 5 minutos en agua caliente, se pelarán mucho mejor, pero si lo prefieres puedes añadirlos con la piel, eso va en gustos, a mi particularmente me gusta quitarla porque queda mas fino, cortamos en trozos y reservamos
2. Una vez pelados los introducimos en una batidora americana o en un triturador de alimentos y mezclamos a velocidad alta durante mas o menos un minuto
3. A continuación partimos el pan en trozos pequeños y lo incorporamos junto con el tomate, mezclando y dejamos reposar unos 10 minutos para que le pan se vaya ablandando
4. Pelamos el ajo y quitamos el tallo central para que no repita, se lo añadimos, incorporamos el aceite y yo le añadí unas gotitas de vinagre de jerez (opcional)
5. Entonces ponemos de nuevo en marcha nuestro batidor a velocidad máxima y esperamos que adquiera una consistencia de crema firme y homogénea con este bonito color anaranjado
6. Volcamos el contenido en un bol bien tapado y dejamos enfriar en la nevera un mínimo de dos horas, después servir y disfrutar...























Preparación con Thermomix:

1. En primer lugar lavamos los tomates y si queremos pelarlos, los sumergimos durante unos 5 minutos en agua caliente, se pelarán mucho mejor, pero si lo prefieres puedes añadirlos con la piel, eso va en gustos, a mi particularmente me gusta quitarla porque queda mas fino, cortamos en trozos y reservamos
2. Colocamos una jarra encima de la tapa de nuestra thermomix y pulsamos el botón "balanza" pesamos los 150 ml de aceite y reservamos
3. Añadimos los tomates, el ajo y la sal, programamos 30 segundos velocidad 5
4. Incorporamos el pan y el vinagre (opcional) trituramos 30 segundos, velocidad 5 y a continuación programamos 2 minutos, velocidad 10
5. Ahora programamos velocidad 5 y sin quitar el cubilite, vertemos poco a poco y en forma de hilo hasta que termine de incorporarse por completo
6. Volcamos el contenido en un bol bien tapado y dejamos enfriar en la nevera un mínimo de dos horas, después servir y disfrutar...


Total, que con un buen jamón en trocitos y huevo cocido bien picadito es una delicia, o incluso con unos picatostes o costrinnis, no perdáis la oportunidad de probarlo, porque ya no dejaréis de hacerlo.