viernes, 30 de septiembre de 2016

Tarta de chocolate y cerveza negra en vasitos

Llegó final de mes y esta vez toca dulce en el "Reto cocinillas" del grupo donde realizamos recetas de la chef Lorraine Pascal. Este vez salió por mayoría esta tarta que es una de mis favoritas, aunque con algunas variantes, pero a mi me apetecía hace tiempo darle una vuelta de tuerca y hacerla en versión "vasitos" el modo de preparación es exactamente el mismo, solo que así la tienes ya lista individualmente y queda muy chulo además de cómodo a la hora de comer... espero que os guste.























Ingredientes para 6 vasitos:


Para el bizcocho:

-85 Gr de mantequilla sin sal
-Media cucharadita de café soluble instantáneo
-125 Gr de azucar moreno
-100 Ml de nata
-40 Gr de chocolate en polvo puro (yo puse marca Valor)
-3 Huevos talla M ó 2 talla L
-Media cucharadita de extracto de vainilla o media vaina
-80 Ml de cerveza negra (yo puse Guinness)
-150 Gr de harina de reposteria (la mía con levadura incorporada)
-75 Gr de harina integral
-1 Cucharadita rasa de bicarbonato sódico
-100 Gr de mermelada de frutos rojos (receta aquí)

Para el relleno (frosting):

-400 Ml de nata para montar
-3 Cucharadas de azúcar glass
-Media cucharadita de azúcar vainillado 
-200 Gr de queso mascarpone

Moras o frutos del bosque para decorar



Preparación tradicional:

1. Precalentamos el horno a 170º
2. Engrasamos una fuente rectangular antiadherente con mantequilla o spray desmoldable
3. En una olla echamos la mantequilla junto con la cerveza y el café a fuego medio y esperamos hasta que la mantequilla se haya disuelto por completo, retiramos del fuego y entonces añadiremos el azúcar, el cacao, la nata, los huevos, la vainilla, y volvemos a poner en el fuego mientras removemos hasta conseguir una mezcla ligera y con un intenso olor a chocolate
4. A continuación incorporamos las harinas y el bicarbonato, mezclamos bien con unas varillas para que quede todo bien integrado
5. Volcamos la mezcla en el molde que teníamos ya engrasado y horneamos durante 16-18 minutos, acabado el tiempo pinchamos con una brocheta de madera o un cuchillo y si sale limpio es que ya está listo, sacamos y dejamos enfriar
6. Mientras en un bol echamos la mermelada junto con un chorrito de agua y calentamos 30 segundos en el microondas, removemos bien y reservamos
7. Ahora en un bol grande vamos a montar el frosting, echamos la nata, el azúcar glass, el vainillado y el queso mascarpone, batimos con unas barillas eléctricas o si no tenemos con unas normales, con que esté semi-montada nos sirve, introducimos en una manga pastelera con una boquilla redonda y reservamos en la nevera
8. Es hora de montar los vasitos, cogemos un aro de cortar del tamaño del vaso y vamos cortando discos del tamaño del vaso, colocamos un disco de bizcocho en el fondo del vaso, después ponemos encima una cucharada de mermelada bien extendida y luego una capa del frosfing, repetimos la operación colocando una capa más en el mismo orden
9. Decoramos con unas moras por encima y listos para degustar un postre o merienda diferente que además están irresistiblemente buenos...



Preparación con Thermomix:

1. Precalentamos el horno a 170º
2. Engrasamos una fuente rectangular antiadherente con mantequilla o spray desmoldable
3. Echamos en el vaso la mantequilla junto con la cerveza y el café, programamos 4 minutos, temperatura 50, velocidad 2
4. Incorporamos el azúcar, el cacao, la nata, los huevos, la vainilla y mezclamos 30 segundos, velocidad 3
5. Finalmente añadimos las harinas y el bicarbonato y volvemos a mezclar 20 segundos a velocidad 3, terminamos de mezclar con la espátula con movimientos envolventes y volvamos el contenido en el molde que teníamos ya engrasado y horneamos durante 16-18 minutos, acabado el tiempo pinchamos con una brocheta de madera o un cuchillo y si sale limpio es que ya está listo, sacamos y dejamos enfriar
6. Mientras en un bol echamos la mermelada junto con un chorrito de agua y calentamos 30 segundos en el microondas, removemos bien y reservamos
7. Vamos a preparar el frosting, lavamos el vaso colocamos la mariposa en las cuchillas e introducimos la nata, el azúcar glass y el queso mascarpone, programamos sin tiempo velocidad 3 y medio, con que esté semi-montada nos sirve, introducimos en una manga pastelera con una boquilla redonda y reservamos en la nevera
8. Es hora de montar los vasitos, cogemos un aro de cortar del tamaño del vaso y vamos cortando discos del tamaño del vaso, colocamos un disco de bizcocho en el fondo del vaso, después ponemos encima una cucharada de mermelada bien extendida y luego una capa del frosfing, repetimos la operación colocando una capa más en el mismo orden
9. Decoramos con unas moras por encima y listos para degustar un postre o merienda diferente que además están irresistiblemente buenos...





Están deliciosos y es una manera diferente y divertida de presentar una tarta...






No olvidéis pasar por los blogs de las demás compañeras de reto: