miércoles, 30 de noviembre de 2016

Azúcar glas

Esta es una receta que prepararás en un abrir y cerrar de ojos sobre todo si te gusta la repostería, como es mi caso, y además, ahora que se aceran las fechas navideñas y la mayoría de las recetas nos pide que utilicemos azúcar glas, no puedes dejar de hacerla, ya que, aunque hoy en día podemos encontrarla en cualquier supermercado, su precio es un poquito elevado... Es muy fácil de conservar, el resultado final es un polvo muy fino y dura meses y meses si la colocas en un tarro de cristal bien cerrado y alejado de la humedad. Seguro que la conocerás por muchos nombres, azúcar impalpable, azúcar nevada, azúcar en polvo, azúcar glasé, etc... El gran truco para que no se nos apelmace, es añadirle a la preparación "almidón de maíz" ya que absorbe la humedad y la proporción para la preparación es de un 3%, por lo que para preparar 100 gr pesaremos 97 gr de azúcar y 3 grs de almidón de maiz (Maizena). Es ideal para preparación de tartas, turrones, mazapán, espolvorear tartaletas, pastelitos, ensaimadas, etc... vamos, que podrás sacarle cualquier utilidad y lo mejor, hecha en casa.
























Ingredientes:

-97 Gr de azúcar blanco
-3 Gr de almidón de maíz (Maizena)

ó

-194 Gr de azúcar blanco
-6 Gr de almidón de maíz (Maizena)

Preparación:

1. Pesaremos las cantidades y las añadiremos a nuestro robot de cocina, Thermomix, Mycook o molinillo de café, eso sí, si veis que comienza a salir bastante humo/polvo, no os asustéis, es normal, trituraremos a velocidad máxima durante 1-2 minutos
2. Una vez esté triturada, la pasaremos por un colador o tamiz y la volcamos en un tarro de cristal bien cerrado y seco en un sitio de nuestra cocina donde no haya nada de humedad.





Ya no tienes escusa, pues te llevará tan solo 4 ó 5 minutos y además puedes aromatizarla con lo que más te guste (ya os explicaré en otra entrada) consiguiendo así darle aún mas sabor a tus elaboraciones.