viernes, 6 de enero de 2017

Roscón de Reyes

Cuando era niña, era tradición en casa de mis padres, venir de la cabalgata y de camino a casa comprar un Roscón de Reyes en la panadería del barrio, para a la mañana siguiente (Día de Reyes) abrir los regalos y desayunar roscón con una buena taza de chocolate caliente que preparaba mi madre. Luego, con el paso de los años, yo seguí esa tradición con mis hijos, pero llegó a mi casa la Thermomix y entonces todo cambió... Tras varios años pensándo y dándo vueltas a si lo hacía o no, por fin me animé y dije ¡¡Al Ataque!! Hoy en día podemos encontrarlos además de en las panaderías o pastelerías, en los supermercados o grandes superficies y los precios oscilan desde los mas bajísimos, (congelados) hasta los más elevados. Yo ya no me la juego y voy a lo seguro, lleva su trabajo (para que nos vamos a engañar) pero el resultado, sinceramente merece la pena. Si no has probado o te da pereza hacerlo (como era mi caso), haz un pequeño esfuerzo, porque el resultado es verdaderamente espectacular... 
¿Nos ponemos al lio? 




























Ingredientes:
Salen dos roscones medianos ó 1 mediano y 2 pequeños 

Para la masa madre o prefermento:

-70 Gr de leche
-10 Gr de levadura prensada
-130 Gr de harina de fuerza

Para la masa:

-60 Gr de leche
-70 Gr de mantequilla a temperatura ambiente
-3 Huevos M o 2 L
-15 Gr de levadura prensada
-25 Gr de agua de azahar
-1 Cucharadita de ron (yo puse esencia de vainilla)
-450 Gr de harina de fuerza
-1 Cucharada de azúcar invertido
-1 Pizca de sal
-1 Cucharada de miel o azúcar invertido

Para el azúcar aromatizado

-120 Gr de azúcar
-La ralladura de medio limón (sin la parte blanca)
-La ralladura de media naranja (sin la parte blanca)

Decoración:

-1 Huevo batido
-Fruta escarchada
-Almendra laminada
-Azúcar humedecido

Preparación tradicional:

1. Introducimos en un bol, todos los ingredientes de la masa madre, mezclamos y hacemos una bola con las manos y en otro bol grande incorporamos agua templada y añadimos la bola de masa, cuando esta flote, quiere decir que ya está lista (unos 20/25 minutos)
2. En un bol grande, añadimos todos los ingredientes de la masa: leche, mantequilla, huevos, agua de azahar, esencia de vainilla, harina, levadura, sal, miel (o azúcar invertido), azúcar y las ralladuras de naranja y limón, además de la masa madre y vamos mezclando hasta que nos quede una masa homogénea
3. Enharinamos una superficie lisa y amasamos con las manos unos 10 ó 15 minutos (si tenemos una amasadora seguimos el mismo procedimiento y nos será mucho mas fácil
4. Hacemos una bola con la masa y volvemos a colocar en el bol bien tapado con un trapo húmedo en un lugar cálido y sin corrientes (junto a un radiador, por ejemplo) o dentro del horno (apagado) esto nos ayudara a que leve antes, aproximadamente unas dos horas
5. Pasado el tiempo veremos que la masa ha doblado su volumen, procedemos a sacarla del bol y volvemos a amasar 1 ó 2 minutos para quitarla el aire
6. Es hora de dar forma a nuestro roscón, dividimos la masa según los roscones que vayamos a hacer, con esta cantidad nos da para dos roscones medianos o como es mi caso uno mediano y dos pequeños, entonces cogemos la bola de masa, le vamos dando forma y hacemos un agujero en el centro, tenemos que ampliarlo bastante, ya que al hornearlo se nos puede cerrar, en el mediano no hace falta ya que le damos forma alargada y ovalada, pero en los pequeños es conveniente colocar un aro de aluminio para que no se nos cierre durante el horneado y volvemos a dejar bien tapados y en un lugar cálido y sin corrientes, durante aproximadamente una hora, podemos encender el horno a 30/40º, al rato apagarlo y meterlos dentro para que vuelvan a levar


7. Vamos a precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo, e introducimos un recipiente de barro o pirex con agua, colocamos la masa ya formada sobre un papel vegetal y en la bandeja del horno, luego con una brocha de silicona, vamos pincelando los roscones con huevo batido, y decorando a nuestro gusto, con 5 cucharadas de azucar en una taza y un chorrito de agua, colocamos los montoncitos y por último le ponemos la fruta escarchada y la almendra fileteada (si queremos meter una figurita, ahora es el momento de esconderla dentro de la masa, que no se vea)



8. Bajamos el horno a 180º introducimos nuestros roscones (primero el mediano y luego los dos pequeños y horneamos durante 20 minutos aproximadamente, acabado el tiempo, dejamos enfriar por completo y una vez frio podemos rellenarlo de nata, crema pastelera, trufa (podéis verlos aquí) o comerlo así tal cual



Preparación con Thermomix:

1. Con un pelador, pelamos con cuidado de no coger la parte blanca, media naranja y medio limón, con el vaso y las cuchillas muy muy secos, pulverizamos el azúcar, programando 30 segundos, velocidad progresiva 5-10, acabado el tiempo introducimos las pieles de naranja y limón por el bocal y programamos 15 segundos velocidad progresiva 5-10, retirar a un plato o bol y reservar




2. Introducimos en un bol, todos los ingredientes de la masa madre, mezclamos y hacemos una bola con las manos y en otro bol grande incorporamos agua templada y añadimos la bola de masa, cuando esta flote, quiere decir que ya está lista (unos 20/25 minutos)
3. Sin lavar el vaso, añadimos todos los ingredientes de la masa: leche, mantequilla, huevos, agua de azahar, esencia de vainilla, harina, levadura, sal, miel (o azúcar invertido), azúcar aromatizada y por último la masa madre, programamos 30 segundos, velocidad 6 y acabado el tiempo programamos 5 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga, sacamos de la base, cubrimos con una manta (opcional, yo siempre lo hago así) y colocamos en un lugar cálido y sin corrientes (junto a un radiador, por ejemplo) o dentro del horno (apagado) esto nos ayudara a que leve antes, aproximadamente unas dos horas y esperamos a que la masa salga por el bocal



4. Entonces con la espátula bajamos la masa de las paredes hacia abajo y volvemos a amasar programando 1 munuto, vaso cerrado, velocidad espiga, retiramos las masa del vaso y es hora de dar forma a nuestro roscon, dividimos la masa según los roscones que vayamos a hacer, con esta cantidad nos da para dos roscones medianos o como es mi caso uno mediano y dos pequeños, entonces cogemos la bola de masa, le vamos dando forma y hacemos un agujero en el centro, tenemos que ampliarlo bastante, ya que al hornearlo se nos puede cerrar, en el mediano no hace falta ya que le damos forma alargada y ovalada, pero en los pequeños es conveniente colocar un aro de aluminio para que no se nos cierre durante el horneado y volvemos a dejar bien tapados y en un lugar cálido y sin corrientes, durante aproximadamente una hora, podemos encender el horno a 30/40º, al rato apagarlo y meterlos dentro para que vuelvan a levar
5. Vamos a precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo, e introducimos un recipiente de barro o pirex con agua, colocamos la masa ya formada sobre un papel vegetal y en la bandeja del horno, luego con una brocha de silicona, vamos pincelando los roscones con huevo batido, y decorando a nuestro gusto, con 5 cucharadas de azucar en una taza y un chorrito de agua, colocamos los montoncitos y por último le ponemos la fruta escarchada y la almendra fileteada (si queremos meter una figurita, ahora es el momento de esconderla dentro de la masa, que no se vea)




6. Bajamos el horno a 180º introducimos nuestros roscones (primero el mediano y luego los dos pequeños y horneamos durante 20 minutos aproximadamente, acabado el tiempo, dejamos enfriar por completo y una vez frio podemos rellenarlo de nata, crema pastelera, trufa (podéis verlos aquí) o comerlo así tal cual, mojado en una buena taza de chocolate caliente



Os recomiendo 100% que los hagáis y me contéis el resultado, seguro que no os va a defraudar y no volveréis a comprarlos, queda tierno, esponjoso, delicioso e ideal para un día tan especial como es el día de Reyes