lunes, 13 de febrero de 2017

Cake Pops Red Velvet

Siempre he querido hacer estos cake pops así que me he puesto manos a la obra ahora que se acerca san valentín. Son geniales para regalar además de ser un bocado dulce, delicioso y delicado a la vez. El bizcocho que elegí en esta ocasión es el red velvet, porque que es uno de mis favoritos y va genial para la ocasión con ese color rojo terciopelo y esa textura esponjosa y de intenso sabor, para la cobertura elegí chocolate blanco y unas grajeas de Candy Melts rojo, que tienen un increíble sabor a vainilla, además de que son muy fáciles de fundir, tan solo unos minutos en el microondas. Para el relleno utilicé queso mascarpone, que va genial con este bizcocho, pero igualmente puedes utilizar para esta mezcla queso crema (tipo Philadelphia), nutella, dulce de leche, leche condensada, o el relleno que mas os guste. De los Cake Pops, suele decirse también, que es  una receta de aprovechamiento, ya que podéis aprovechar cualquier resto de bizcocho, magdalenas, o incluso sobaos que tengáis por casa, pues igualmente os quedarán espectaculares.




Ingredientes para unos 30 cake pops aproximádamente:

-200 Gr de bizcocho, magdalenas, sobaos, etc...
-2 Cucharadas de queso mascarpone
-1 Tableta de chocolate blanco Nestlé postres
-1 Paquete de Candy Melts (del color que más os guste)
-1 Paquete de palitos para chupa chups

Preparación: 

1. Cogemos el bizcocho y lo ponemos en un bol grande, a continuación lo vamos desmigando y después, añadimos el queso mascarpone, mezclamos bien hasta que veamos una masa compacta y homogénea


2. Ahora vamos cogiendo trocitos pequeños de masa y comenzamos a hacer bolitas, poco mas grandes que una canica, no pueden ser mucho mas grandes, ya que si no, al bañarlas en la cobertura crecen bastante y el palo no podría sostener el peso
3. Seguidamente, procedemos a fundir el chocolate, colocamos en un bol, de poco en poco (según nos indica el fabricante en la bolsa) y comenzamos con 1 minuto en modo "descongelación" repetiremos la misma operación varias veces hasta que esté fundido del todo con cuidado que no se queme o se endurezca
4. Es hora de coger los palitos para chupa chups, los mojamos en el chocolate fundido y los introducimos en las bolitas con cuidado de no llegar hasta abajo, luego una vez las tengamos todas, las llevamos al congelador 5 minutos o a la nevera 10-15 minutos

                           

5. Una vez pasado el tiempo procedemos a ir bañando las bolitas en la cobertura alternando los colores y los vamos colocando en un soporte especial para cake pops y si no tenemos, improvisando con un corcho, como hice yo
6. Ahora, volvemos a llevar al congelador unos 5 minutos para que endurezcan y mientras tanto cogemos una manga pastelera o biberón para glasa y rellenamos con la cobertura que nos ha sobrado de bañar los cake pops, sacamos del congelador y decoramos girando el cake pops a la vez que alternamos los colores
7. Volvemos a enfriar por última vez otros 5 minutos y ya los tenemos listos


                                             

8. Podemos envolverlos en un trocito de papel celofán transparente y atamos con un hilo o cordón de color

                                         
                 


Quedan bonitos ¿a que si? me encantan!!!!
Llevan un poco de trabajo, la verdad, pero realmente merece la pena...
No solo para San Valentín, son ideales para bodas, bautizos, comuniones, cumpleaños o cualquier detalle que queramos tener con nuestros seres queridos, les encantarán y quedarás de "diez".